• Fausto Romeo, presidente de la Andiep, detalló que la medida tiene como objetivo evaluar el comportamiento de cada plantel para así definir cuáles podrán retornar a las aulas cuando el Ministerio de Educación lo autorice

Distrito Capital, Bolívar, Nueva Esparta y Zulia son algunos de los estados donde la Asociación Nacional de Institutos Educativos Privados (Andiep) comenzó a aplicar pruebas pilotos en sus escuelas de cara al regreso a clases presenciales a efectuarse en el mes de marzo

Fausto Romeo, presidente de la Andiep, detalló que la medida tiene como objetivo evaluar el comportamiento de cada uno de sus 345 planteles para así definir cuáles podrán retomar clases presenciales -una vez lo autorice el Estado- y cuáles deben seguir en el formato de educación a distancia. 

Foto: Contrapunto

En las pruebas que ya han podido hacer hasta la fecha, la Andiep notó grandes dificultades  para cumplir con este retorno en las instituciones del estado Táchira, debido a varios factores, como el corredor vial por la gran cantidad de personas que circulan por la entidad para llegar a la frontera con Colombia, aunado a los constantes cortes eléctricos (dos al día) y la falta de transporte público. 

Nosotros hoy mismo podríamos empezar en muchas escuelas de la Andiep, pero a Táchira dejenla con clases a distancia porque de verdad no tiene las condiciones (…) Por eso es necesario la descentralización, que cada colegio presente su protocolo para el regreso a clases”, dijo en entrevista para El Diario.

Otros aspectos que permite evaluar este plan piloto

Este plan también le permite a la asociación evaluar cuáles niveles educativos requieren mayor atención en este retorno a los colegios. En ese sentido, Romeo aseguró que, hasta ahora, preescolar ha sido el nivel con mejor comportamiento, a diferencia de estudiantes de los últimos años de bachillerato que son más renuentes a usar la mascarilla y respetar el distanciamiento físico. 

Foto: Infobae

Durante las jornadas de práctica, el presidente de la Andiep destacó los cambios notables que habrá en la dinámica escolar a la que estaban acostumbrados los jóvenes antes de marzo de 2020. Entre ellos, la prohibición de Educación Física dentro de la institución (que se mantenga la evaluación de los ejercicios desde casa). Así como de los recreos y el uso de cafetines o cantinas. 

“Lo que necesitamos es que el alumno vaya y haga la compresión de las actividades y materias básicas como Matemáticas, Física, Castellano, Geografía. También que vuelva a los laboratorios y haga las prácticas que se han dejado de hacer. Esa es la necesidad de volver y retornar”, apuntó. 

Asesoramiento bajo esquema 7+7

Aunque el regreso a las aulas no tiene fecha exacta, desde octubre de 2020 el Ejecutivo venezolano autorizó que los docentes recibieran a los alumnos en los planteles para brindar asesoramiento.

Este método se ha venido implementado desde entonces, pero solo está permitido en las semanas de la flexibilización de la cuarentena, parte del esquema 7+7, por lo que no hay un acompañamiento continuo para el estudiantado.

Recordemos que este esquema establece que durante siete días se reactivan los sectores económicos y luego hay siete días de cuarentena radical donde solo operan los sectores esenciales de la economía.

¿Por qué un regreso descentralizado a clases presenciales?

Fausto Romeo aseguró, que salvo excepciones como en Táchira, las escuelas que integran esta asociación ya están listas para el retorno a clases presenciales. Solo esperan la autorización del Ministerio de Educación (ME). 

Sobre este ente, Romero explicó que aún no han ofrecido mayores detalles sobre los lineamientos a seguir, pero es fundamental que no se haga en líneas generales y que el regreso a clases sea descentralizado y escalonado. Es decir, que cada colegio arme una planificación según la realidad que presenta en infraestructura, recursos y personal. Además, que este retorno sea de forma progresiva y con distintos horarios. 

Foto: El Informador

La propuesta del presidente de la Andiep se debe a que no todas las instituciones educativas y el personal que allí labora cuentan con las mismas condiciones. Especialmente por el tema de los servicios públicos que tanto afecta a varios estados del país. A eso se añade la falta de salarios dignos para los docentes que impide, en muchos casos, que tengan recursos para trasladarse hacia las escuelas. 

Por todo esto pidió que este regreso a las clases presenciales no sea obligatorio, que se sumen los alumnos y los docentes que así lo quieran. En lo que sí fue tajante Romero es que las escuelas hay que mantenerlas abiertas.

“En Venezuela cada día hay más delincuencia ¿de dónde salen? ¿quiénes son esos chamos? Por eso es que hay que abrir las aulas, una escuela abierta es un futuro que se puede recuperar para el país”, sentenció. 

Noticias relacionadas