• Oriundo de Maracaibo, Zulia, el adolescente se ha desempeñado como reportero desde temprana edad sin necesidad de estudiar la carrera de periodismo. Con apenas 16 años de edad, ya ha entrevistado a líderes políticos como María Corina Machado, Antonio Ledezma y al periodista cubano-estadounidense José Díaz-Balart. Foto: cortesía

En mayo del año 2019, el sector La Lucha de la ciudad Maracaibo, estado Zulia, hubo prolongadas interrupciones de agua y electricidad. Esta situación inquietó particularmente a un adolescente de 14 años de edad apasionado por el periodismo. El joven elaboró un micrófono casero, tomó su teléfono celular y salió a la calle a reportar los hechos, alzando la voz de las personas afectadas. Desde entonces, sus labores reporteriles no han cesado.

Wilferson Alejandro Rodríguez Ríos es ese venezolano, quien nació el 23 de junio de 2004 en el Hospital Adolfo Pons, de Maracaibo, estado Zulia. Desde los 10 años de edad comenzó a sentirse atraído por el periodismo, aunque fue a los 14 cuando grabó su primer video y lo publicó en su cuenta de Instagram (IG) @wilfersonrodríguez, haciéndose viral al día siguiente.

Ahora con 16 años de edad, Rodríguez ha entrevistado a los dirigentes políticos María Corina Machado, Antonio Ledezma y Richard Blanco. Asimismo hizo con el director venezolano de cine, Nuno Gómez –que ha trabajado, entre varios artistas, con Ozuna– y al periodista José Díaz-Balart.  

Por otra parte, Rodríguez ha sido reconocido y entrevistado por medios de comunicación y periodistas con trayectoria internacional, entre los cuales destacan Sergio Novelli, Gaby Patiño, Vladimir Kislinger, Heylin Willmuth, Edwin Prieto e Ismael Cala.

Los primeros pasos

“Empecé junto con una prima a quien también le apasiona el periodismo. Ella me ayudó con mi primer video, el cual grabamos un día martes. Al siguiente día se fue a Colombia por la crisis nacional. En el video hice de reportero y entrevistaba a una señora para denunciar la falta de recursos básicos en La Lucha. El video lo hicimos exactamente el 13 de mayo de 2019, pero se hizo viral el 14. Desde ahí comenzó todo, hace casi dos años. Desde que mi prima se tuvo que ir, yo quedé completamente solo, pero decidí seguir adelante”, expresó en entrevista para El Diario.

Rodríguez contó que a pesar de sentirse interesado por el periodismo desde los 10 años, había continuado con su niñez, por lo que no se había adentrado en el mundo reporteril. Señaló que no tenía ni idea de que se convertiría en una figura pública y mucho menos de que podría llegar a ser tan popular.

El reportero zuliano de 16 años de edad que sueña con estudiar en Harvard
Wilferson Rodríguez (2019) | Foto: Cortesía.

En el año 2019 inició el proyecto Noticias en Vivo. “En un micrófono de cartón puse ese nombre, no se me ocurrió otro y así quedó. Más que un proyecto, sería ya mi trabajo porque yo no lo tomo como un juego, sino como un trabajo que asumo con mucha responsabilidad y profesionalismo”, agregó. Para él, Dios lo iluminó animándolo a hacer su primer video.

—¿Qué te llevó a hacer esos videos?

—La crisis que estamos atravesando y que es súper fuerte. A todos nos afecta social e individualmente como venezolanos. Entonces me di cuenta de que puedo denunciar, hacer eco y hacer bulla de lo que está sucediendo en el país.

—¿Cuál es el proceso de hacerlos?

—Yo coordino la entrevista, hablo con la persona y acordamos todo. Voy a grabar y al terminar, llego a casa y el mismo día lo subo.

—Tienes una presentación del programa, ¿la hiciste tú?

—Ah, te refieres a la presentación que dice “¡Noticias en Vivo, con Wilferson Rodríguez!”. Esa me la hizo mi amiga Heylin Willmuth, quien también me ha apoyado muchísimo.

—¿Quién se encarga de la producción y edición?  

—Yo lo hago, aunque en realidad no los edito. Les pongo mi logo y la presentación, pero no edito; muy poco lo hago. Desde que comencé lo habré hecho máximo cinco veces. Del resto, tal cual como salen los videos, los subo a mi IG y a mis redes.

—¿En cuáles redes colocas tu material?

—Mi cuenta principal es la de Instagram. También tengo canal de YouTube. Sin embargo, estoy a punto de explorar y en otras redes sociales.

Wilferson Rodríguez y su micrófono de cartón

Uno de los elementos característicos, el principal símbolo de Wilferson Rodríguez en sus inicios, fue un micrófono de cartón que él mismo elaboró con materiales de reciclaje que iban a ser desechados.

“Utilicé una cajita de luces de navidad que iban a desechar. Pega, luego se arruinó y tuve que usar cinta plástica. Hojas y marcador para colorear, no hay nada de témpera. En la base del tubo, le coloqué cartón, hojas de cuadernos de matemática y bolsas para que fuera más duro y se mantuviera firme”, explicó.

La idea del micrófono fue espontánea, comentó, pero consideró que era genial para dotar de mayor seriedad y profesionalismo a sus videos, lo cual era justo lo que quería proyectar. Además, aportaría significativamente a su estética de reportero.

“Poco a poco fui imaginando cómo hacerlo. Yo no soy de tener mucha creatividad, pero Dios me guió”, aseguró Rodríguez mientras sonreía.

Del micrófono de cartón al micrófono profesional

El joven venezolano –que está finalizando su etapa de bachillerato– ha llamado la atención de un gran número de personas, tanto nacional como internacionalmente. Su compromiso y constancia evidenciados en sus más de 40 videos periodísticos, han llevado a otros a aportar su grano de arena para que continúe y mejore su trayectoria.

https://www.instagram.com/tv/CBTJgvUgV95/?igshid=ydia3gsq09xs

Wilferson Rodríguez comenzó a grabar sus reportes con un equipo celular modelo ZTE Blade A310 de 4 gigabytes (GB) de memoria, “lo cual fue horrible” porque era poco práctico para sus labores, recordó acompañando su afirmación con una risa.

Hernando González, un amigo de reportero promesa, tuvo la iniciativa de recolectar dinero entre varias personas para obsequiarle un mejor teléfono celular que derivara en videos con mayor calidad y facilidad de uso. Este gesto se concretó entre marzo y mayo de 2020. “Fue una recolecta de personas en el extranjero. Mi marca de teléfono celular actual es iPhone 6”, detalló Rodríguez.

Al poco tiempo, un comunicador social venezolano de renombre se sumó al apoyo de Wilferson y decidió contribuir para que mejorara su desempeño.

Actualmente tengo un micrófono de verdad que me obsequió Vladimir Kislinger, un periodista que está en Estados Unidos. Lo conocí mediante un programa de “Gaby Patiño Presenta”, por Instagram. Él fue mi invitado el día en que yo estaba celebrando el primer aniversario de mi programa y me dijo en plena transmisión que me iba a donar unos equipos si le prometía que iba a guardar y conservar el micrófono de cartón hasta que yo muriera y mis hijos lo heredaran. Así lo hice y gracias a Dios pude obtener el micrófono profesional”. Wilferson Rodríguez.

El mismo año, Nina Guimerá –humorista venezolana– también contactó al adolescente para enviarle un equipo de iluminación mediano junto con un trípode.

¿Cómo es Wilferson Rodríguez?

Se define a sí mismo como una persona “muy amigable y sociable” que le gusta ayudar a los demás siempre que pueda. Asegura tener muchas amistades y disfruta hacer otras nuevas. “¡Casi nada me entristece ni me despierto de mal humor! Me caracterizo por ser una persona alegre y feliz”, añadió.

Además del periodismo, la actuación es otra de sus pasiones, así como también siente afinidad por la política. Estas tres profesiones se ven impulsadas por su ausencia de miedo escénico.

Asimismo, tampoco siente temor por las acciones represivas que pudiera emplear el régimen hacia él. En sus palabras, está “muy claro” en una cosa, y es en no titubear ante las amenazas y amedrentamiento que pudieran ejercer en su contra, recordando que “en Venezuela existe mucha censura”. Por esta misma razón, admira a los medios de comunicación que aún están a favor de la noticia, del verdadero periodismo y se plantan en contra de la represión.

El reportero zuliano de 16 años de edad que sueña con estudiar en Harvard
Wilferson Rodríguez (2020) | Foto: Cortesía.
Nunca he tenido miedo por que llegue una autoridad del Estado a decirme que no puedo seguir haciendo esto –reportando y denunciando el acontecer diario–. ‘Estamos en un país entre comillas democrático y si en un país hay democracia, se debe respetar la libertad de expresión’, eso es lo primero que le diría. Segundo, ‘Estoy en todo mi derecho de denunciar como ciudadano y afectado de las problemáticas que afectan a mi comunidad’. Entonces no tengo miedo de ninguna autoridad nacional, municipal ni de ningún tipo”.

Pasado y presente junto a su familia

Aparte de sus labores periodísticas, Wilferson Rodríguez está cursando el 5° año de bachillerato en el liceo Alejandro Fuenmayor de Maracaibo. Durante la entrevista confesó que sus compañeros de clase lo respetan y algunos hasta lo admiran por lo que ha logrado. Incluso en la institución ha realizado reportajes, contando con el permiso de las autoridades educativas por su aplicación y disciplina, además de los favores que les ha realizado en su rutina escolar.

https://www.instagram.com/p/CLINE7MAOlp/

En casa es un chico colaborador que ayuda con los quehaceres y tareas del hogar. Allí vive con su madre –Roxana Ríos–, su padrastro –Jesús Hernández– y su hermano pequeño –Alexey Hernández–. Aparte, tiene una hermana mayor –Valeria Rodríguez–, pero no vive con ellos.

“Somos una familia que vive en armonía. Me la llevo súper bien con mi padrastro, con mis hermanos –la mayor, de 18 años de edad y el menor, de 4– y con mi mamá ¡ni se diga!”, exclamó Wilferson Rodríguez con su gran sonrisa característica.

La infancia de este apasionado por el periodismo estuvo enmarcada por un par de videojuegos, pocos días de fútbol y muchos de kikimbol. Asimismo, jugó mucho a las escondidas y “el famoso ‘perrito’ tradicional de Maracaibo”. Añadió que su niñez fue una época poco tecnológica.

Su madre, de 38 años de edad, actualmente trabaja como ama de casa de familia para mantener el hogar. No obstante, estuvo bregando como cocinera del restaurante “Té con Té Café” hasta 2018, cuando el recientemente nombrado gobernador de Zulia, Omar Prieto, ordenó su cierre.

Asimismo, su padrastro también ha sido sustento del hogar –desde la unión con su madre a mediados de 2015– por medio de sus labores de herrería de manera independiente.  

El único momento en que el carismático joven desdibujó su sonrisa y se mostró nostálgico, fue cuando se le preguntó por su padre. “Cuando tenía dos años y medio, aproximadamente, mi padre fue asesinado”, lamentó y prefirió no dar más detalles al respecto.

Futuro y aspiraciones

Política, entretenimiento y farándula. Esas son las temáticas periodísticas predilectas por Rodríguez, quien ha estado sumamente decidido y enfocado hacia lo que quiere, sin dejar a un lado la posibilidad de vivir experiencias distintas a las que tiene planeadas.

—¿En cuáles ramas del periodismo tienes en mente desempeñarte?

—De las ramas periodísticas, solo me gusta la audiovisual. Las otras, impresa y organizacional, no me llaman la atención ni un poquito, pero está en cuestión de experimentar también. Sin embargo, insisto en que lo mío es el área audiovisual.

—¿En dónde te gustaría formarte como periodista?

—Me vas a llamar ambicioso, pero una prestigiosa universidad en la que quiero estudiar es Harvard, en Estados Unidos. Nunca he tenido la oportunidad de viajar, pero he escuchado mucho de esa universidad y me gusta mucho ese país.

—Y si tuvieras que elegir una universidad de Venezuela, ¿cuál sería?  

—Hay muchas, pero creo que decidiría la Universidad Central de Venezuela (UCV).

—Los tres medios informativos en donde aspiras desempeñarte.

—Sin duda alguna, mi canal de ensueño para trabajar como periodista, sería CNN, de segundo Univisión, y de tercero Telemundo. ¡Me encantaría! Y me encantaría irme del país y trabajar, sobre todo, en Estados Unidos. Pero si el destino de Dios es que me quede en Venezuela, aquí me voy a quedar.

Actualmente sigue haciendo periodismo
Wilferson Rodríguez (2021) | Foto: Cortesía.

Para Rodríguez, el periodismo venezolano nada adicional de lo que ya tiene. Por el contrario, considera que hay factores de los que debe despojarse, como la presión del régimen, la censura y la represión. Por tal motivo, su vista está fijada en un blanco muy claro: convertirse en una fuente de información verídica y confiable que muestre al mundo la realidad que muchos medios no exponen. 

Noticias relacionadas