• De acuerdo con el organismo, es una medida preventiva debido a la cepa brasileña que ya está presente en el país

El Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería (Saime) anunció que durante la semana radical del 8 al 14 de marzo se suspendió la jornada de cedulación para niños y niñas. El ente aseguró que es una medida preventiva y de protección debido a la variante brasileña del covid-19 presente en Venezuela.

142.338

casos en total

1.384

fallecidos

La jornada había iniciado el 25 de enero en todo el país y estaba prevista hasta el 26 de marzo, incluso en los días de cuarentena radical. Gustavo Vizcaíno, director del Saime, informó entonces que estaban habilitadas 100 oficinas para el proceso de cedulación y estarían operativas de lunes a viernes entre las 8:00 am y la 1:00 pm. 

Foto cortesía

Jornada especial en 2020

En octubre de 2020 el Saime activó una “jornada especial de cedulación” en sus oficinas principales. La medida se dio supuestamente para “garantizar el derecho al voto”, de acuerdo con lo publicado por el organismo en la red social Twitter

Saime sin operaciones Las oficinas del organismo estuvieron cerradas desde el 16 de marzo de 2020, cuando inició la cuarentena en Venezuela.

Las oficinas funcionaron hasta el 4 de diciembre, dos días antes de celebrarse las elecciones parlamentarias convocadas por el régimen. Tal como en ese momento y en el presente, el Saime no ofreció detalles sobre la emisión o prórroga del pasaporte. 

En octubre de 2020, el organismo habilitó un correo electrónico para poder atender las inquietudes de los ciudadanos. Sin embargo, los usuarios denunciaron que no obtuvieron respuestas sobre sus solicitudes.

Foto cortesía

Cepa brasileña en Venezuela 

El 3 de marzo el régimen venezolano anunció la existencia de casos de la variante brasileña en Distrito Capital, Miranda y Bolívar. Cuatro días después ya suman 10 los infectados con la cepa (P.1). Dos de las personas contagiadas, de 40 y 50 años de edad, fallecieron a causa de la variante. 

La P.1 podría tener una carga viral hasta 10 veces más elevada que el virus original. Además, es capaz de evadir el sistema inmune de aquellas personas que ya tenían anticuerpos contra el coronavirus, revelan dos estudios preliminares realizado por investigadores brasileños e ingleses.

“Probablemente hace las tres cosas al mismo tiempo: es más transmisible, invade más el sistema inmune y probablemente debe ser más patogénica”, dijo en declaraciones a EFE Ester Sabino, profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad de Sao Paulo (USP) y coordinadora del grupo de la USP que participó en la investigación desarrollada por el Centro Brasil-Reino Unido para el Descubrimiento y Diagnóstico de Abrovirus (Cadde).

El estudio preliminar, publicado el pasado viernes 26 de febrero, sugiere que la nueva variante originaria del estado de Amazonas (Brasil) es entre 1,4 y 2,2 veces más transmisible que los linajes que la preceden. Agrega que “probablemente” es uno de los factores que están detrás de la segunda ola del coronavirus en Brasil.

Noticias relacionadas