• Luego de impactar contra otro vehículo y un autobús de pasajeros, el menor llamado Oliver quedó con vida y fue traslado al hospital con una fractura de fémur. Sin embargo, sus padres y su abuela murieron en el accidente. Foto: Cortesía

Este martes 9 de marzo, a la altura del kilómetro 105 de la ruta nacional 9, en la ciudad de Zárate, Argentina, se produjo un accidente de tránsito en el que perdieron la vida tres venezolanos. El vehículo en el que viajaban chocó contra otro auto y luego impactó de frente con un autobús de pasajeros.

Oliver Toro Chacón, de 11 meses de edad, fue el único sobreviviente del accidente. Los padres y la abuela del menor fueron identificados como Raúl Eduardo Toro, de 38 años de edad; Mileidys Mariana Chacón Sánchez, de 36 años, y Cecilia Sánchez de Chacón, de 62 años.

De acuerdo con EFE, los agentes policiales confirmaron que el menor fue trasladado al hospital Virgen del Carmen de Zárate con una fractura de fémur. No obstante, el bebé no tiene familia en el país argentino, por lo que se encuentra a disposición del Servicio Local de Promoción y Protección de Derechos del Niño, que dictó una medida de abrigo temporal para que una familia amiga del matrimonio fallecido se haga cargo por ahora del menor.

¿Quién se hará cargo de Oliver?

Debido a que las fronteras argentinas permanecen cerradas por el covid-19 para quienes no son residentes, uno de los familiares, quien vive en Chile, pidió al gobierno de Argentina que autorice la entrada al país a cualquiera de los parientes de Oliver procedentes de Venezuela.

El tío de Oliver está en Estados Unidos, por temas legales y de residencia ahora no puede salir. Los hermanos de Mariana, que serían los tíos de Oliver, sí se encuentran en Venezuela. Es aquí donde nosotros de verdad necesitamos solicitar al gobierno argentino que ayude a nuestros familiares allá en Venezuela, permitiéndoles la entrada al país», afirmó en declaraciones al medio argentino TodoNoticias Yuruari Toro, familiar de los fallecidos.

Claudia Gazzia, líder del equipo integrado de trabajadores sociales y psicólogos del servicio local del municipio de Zárate, indicó que este miércoles tras ser dado de alta, el bebé Oliver quedará bajo el resguardo de Sofia Centurión, una compañera de trabajo del padre del pequeño. Será una medida de abrigo que se extenderá por 180 días.

“Fue muy emocionante. Pudieron ver que el bebé está bien, más allá de su fractura de fémur. Piensan viajar, pero la situación es complicada. El niño es argentino”, indicó Gazzia. Y concluyó: “Son gente trabajadora, de clase media. La embajada venezolana está interviniendo en el caso”.

El médico venezolano que lo atendió

El médico venezolano Reinaldo Rodríguez atendió al menor. Era él quien estaba de guardia en el área de Pediatría en el Hospital Virgen del Rosario, en Zárate, cuando ingresaron al bebé.

“Al momento de recibirlo no sabía que era hijo de padres venezolanos. Era un paciente que había que atender y ver su estado de salud para el momento, dado el contexto de lo ocurrido. Luego al enterarme del gentilicio de los padres y por ende del bebé, a sabiendas que probablemente no contaban con ningún otro familiar, fue que conversé con el servicio social del hospital para que me permitiera redactar un mensaje que fue enviado por WhatsApp a los grupos de médicos venezolanos en Argentina para hacer difusión del mismo, y así poder encontrar a familiares”, relató para el portal EsReViral.com el joven de 32 años de edad.

Pese a las circunstancias, los familiares de Oliver que siguen en Venezuela exigen al gobierno argentino autorizar su entrada al país para reunirse con el pequeño. Mientras tanto, un conocido cuida del bebé, el sobreviviente de un catastrófico accidente.

Noticias relacionadas