• El bitcoin superó este sábado la barrera de los 60.000 dólares en valor de cambio, exactamente un año después de haber experimentado una caída que causó pánico en los mercados digitales. El abogado especialista en criptomonedas no cree que el BTC vuelva a bajar hasta los cuatro dígitos

La criptomoneda Bitcoin hizo historia al alcanzar su valor más alto de todos los tiempos. De acuerdo con el portal CoinMarketCap, para la tarde de este sábado 13 de marzo alcanzó una cotización de 61.247,33 dólares por bitcoin (BTC), aunque la cifra se mantiene en constante fluctuación.

Desde finales de noviembre de 2020, el criptoactivo ha presentado un crecimiento sostenido de su precio, pasando de $17.824 por BTC el 28 de septiembre, a $57.509,19 para el 20 de febrero de 2021. En ese momento los analistas vieron la posibilidad de que se superara la barrera de los 60.000, aunque ocurrió lo contrario. Se contrajo un 17,5% al cierre del mes, para luego subir rápidamente en marzo.

Este hito ocurre exactamente un año después de una las fechas más terribles para el mercado digital, conocido como el “jueves negro”. El 12 de marzo de 2020, el Bitcoin se desplomó y pasó de $9.200 a $4.644 en una semana, una de las caídas más grandes proporcionalmente de su historia al perder más del 50% de su valor.

El abogado y periodista especializado en criptomonedas José Antonio Lanz señala en un artículo para el portal Decrypt que la caída del Bitcoin tuvo su origen en la declaración del covid-19 como pandemia. Fueron semanas críticas para los mercados financieros, pues en el plano de la economía tradicional, la bolsa de valores alcanzó mínimos históricos. El jueves negro también se sintió Wall Street, que debió paralizar sus operaciones por 15 minutos luego de registrar caídas del 7% en sus tres principales índices comerciales: Dow Jones, S&P 500 y Nasdaq.

El Bitcoin siguió la misma línea que los mercados de valores, al igual que otros criptoactivos que también presentaron pérdidas. No obstante, destaca que en mes y medio el BTC logró recuperar el valor que tenía en febrero y de allí en adelante, salvo leves bajas en algunos puntos, mantuvo en general una tendencia alcista. 

Líder en el mercado

Con su valor actual, Bitcoin marca una distancia bastante considerable respecto a otras criptomonedas que también están en circulación. De acuerdo a diferentes portales especializados en medición en tiempo real, el precio promedio de las criptodivisas más importantes para el 13 de marzo de 2021 era:

· Ethereum: $1.920,63
· Binance Coin: $277,05
· Litecoin: $224,95
· Polkadot: $37,43
· Uniswap: $32,17
· Chainlink: $29,89
· Cardano: $1,09
· Tether: $0,99
· Ripple: $0,46

El secreto del éxito

Lanz explica para El Diario que la razón detrás de este incremento sostenido del Bitcoin fue el impulso que recibió de parte de varias instituciones. Estas decidieron invertir altas sumas de dinero en comprar BTC y presionaron su alza. Entre las empresas que creyeron en el potencial de la moneda están MicroStrategy, Square, PayPal, Skybridge y la empresa del magnate tecnológico Elon Musk, Tesla.

Señala que el mercado de Bitcoin actualmente es muy diferente al que existía en 2017, cuando tuvo su primer gran repunte. Explica que en ese entonces sus principales inversionistas eran minoristas. Que fácilmente entraban en pánico ante cualquier fluctuación del mercado, por lo que se producían “efectos bola de nieve” que bajaban nuevamente su valor. Ahora, dice, quienes invierten son organizaciones para las que estos cambios continuos no representan problema, pues son inversiones a largo plazo.

Estas empresas tienen una visión a largo plazo. Necesitan proteger su patrimonio ante una crisis casi inminente, y Bitcoin está allí capitalizándose. Es un mercado nuevo, riesgoso y volátil a corto plazo, pero a largo plazo es comprobadamente alcista”, asegura.

Justamente fue Elon Musk, quien convencido por el presidente de MicroStrategy, Michael Saylor, anunció a principios de febrero de 2021 que Tesla invertiría 1.500 millones de dólares en BTC; la compra más grande jamás antes registrada. Esto hizo que se recuperara la credibilidad en el criptoactivo, a la vez que representó ganancias para la compañía del surafricano. “Hizo más dinero en meses con su compra de Bitcoin que con los teslas (autos eléctricos) que vendió en un año”, comenta.

bitcoin
Foto cortesía

Otro factor es la presencia cada vez mayor de las criptomonedas en la economía tradicional. Lanz señala que hay más bancos dispuestos a prestar servicios en estos medios digitales. Incluso destacadas empresas como la J. P. Morgan han recomendado a sus clientes invertir en Bitcoin como una buena estrategia de diversificación de portafolios de inversión. 

Ya Bitcoin se está alejando de la imagen de una cosa de frikis de la tecnología y criminales; está viéndose como un activo volátil, pero aceptado. Ya es una inversión legítima y cada vez más traders (compradores de activos) quieren exponerse a él”, destaca.
Neuralink
El empresario Elon Musk invirtió 1.500 millones de dólares en Bitcoin a principios de febrero. Foto: Cortesía

¿Cómo se mide el valor del Bitcoin?

El Bitcoin, al igual que otras criptomonedas, basa su valor de cambio en dos criterios: la confianza y la ley de la oferta y la demanda. En este sentido, Lanz señala que funcionan de una manera muy similar al mercado de valores o los commodities.

El abogado, actualmente radicado en Brasil, explica que este valor de cambio se determina por el comportamiento del mercado, que es abierto, y donde sus usuarios intercambian BTC con base en sus expectativas y necesidades.

“Si tu observas que el Bitcoin vale $60.000 no puedes ofrecerle $20.000 a un trader y esperar que te venda sus Bitcoin fácilmente. Lo mismo sucede si esperas obtener un precio de $70.000 de un comprador. Nadie te va a comprar porque saben que hay miles o millones de personas dispuestas a venderlo en ese momento por menos precio”, ilustra.

Igualmente, se toma en cuenta el valor que tiene para su uso. En esto pone un ejemplo personal. Cuenta que debido al bloqueo que actualmente el Departamento del Tesoro aplica sobre Venezuela en plataformas como Transferwise y Payoneer, no podía enviar dinero a su madre para su tratamiento médico. Allí fue donde entró juego la criptomoneda como el medio de pago que le permitió costear los medicamentos, al no estar sujeto a controles ni regulaciones de ningún Estado.

“Bitcoin es un refugio de valor ya que no está sujeto a la manipulación gubernamental. Por ejemplo, Venezuela imprime dinero para regalar en bonos sin una producción real que sustente esas emisiones. Estados Unidos está haciendo exactamente lo mismo. Imprimiendo dinero y regalando cheques de estímulo de más de $1.000 a cada estadounidense. Bitcoin, con toda su volatilidad, te permite protegerte de eso y a largo plazo la tendencia dice que quien mantiene su inversión por más de 4 años obtiene rendimientos superiores a cualquier otra clase de activo”, indica.

Sobre el futuro inmediato del Bitcoin, Lanz apunta a que en los próximos días puede seguir creciendo; hasta que el mercado demande correcciones y vuelva a bajar. Afirma que los mercados “son cíclicos”, por lo que es normal que algún punto la moneda experimente un crash y baje drásticamente, solo para subir nuevamente. Sin embargo, resalta que a partir de ahora las instituciones que han invertido en el criptoactivo jugarán un papel importante en su comportamiento. Por ello no cree que el BTC vuelva a bajar hasta los cuatro dígitos.

Aún así, hace un llamado a las personas que decidan entrar al volátil mercado del Bitcoin a que tome en cuenta el tiempo de su inversión. Debido a su misma naturaleza llena de fluctuaciones, con alzas y caídas, recomienda para las inversiones a corto plazo tener un stop-loss; es decir, una orden para vender el activo al alcanzar un determinado valor, con el fin de tener la menor pérdida posible.

“De aquí en adelante, hay que ajustar la estrategia de inversión al tiempo que tengamos en mente. Si es a corto plazo, hay que esperar las mínimas señales de caída para activar los stop-loss. Pero si es una inversión a largo plazo, hay que estar relajado y mantener un comportamiento más disciplinado; esperando ver qué sucede en los próximos cinco años”, aconseja.

Noticias relacionadas