• El presidente Sebastián Piñera promulgó una normativa que permite agilizar las deportaciones de extranjeros

Sebastián Piñera, presidente de Chile, promulgó el domingo 11 de abril una ley migratoria que pretende agilizar las deportaciones de migrantes, bajo el lema “ordenar la casa”. Sin embargo, la medida también busca regular la entrada ilegal de extranjeros. 

Esta norma tardó ocho años en aprobarse y ha recibido una ola de críticas por parte de la oposición chilena y de organizaciones promigrantes. La ley específica que los ciudadanos de otros países que deseen radicarse en Chile deben solicitar una visa en los consulados chilenos. 

La ley también permite crear una nueva institucionalidad que es el Servicio Nacional de Migraciones, así como las Direcciones Regionales en todo Chile. Rodrigo Delgado, ministro de Interior y Seguridad Pública, explicó en su cuenta de Twitter que anteriormente el país solo contaba con un Departamento de Migraciones y Extranjería. 

La nueva normativa, de acuerdo con el ministro Delgado, exige a los extranjeros que tengan sus documentos en regla antes de ingresar al país para que puedan contar con la cédula chilena desde el primer día en el que llegue. También facilita la expulsión de aquellos migrantes que hayan llegado a Chile de forma irregular. 

Foto: EFE

La ley migratoria

La medida fue aprobada en diciembre de 2020 en el Parlamento tras una larga discusión. Sin embargo, en enero de este año, los diputados opositores al gobierno de Piñera presentaron ante el Tribunal Constitucional un requerimiento, ya que consideraban inconstitucionales varios artículos de la ley. 

El máximo tribunal objetó seis disposiciones, entre ellas la que prohíbe privar de libertad durante 72 horas a una persona con resolución de expulsión. Inicialmente la norma en general establecía que los menores “no acompañados” podían ser sujetos a un procedimiento de retorno asistido al país del cual son nacionales”, pero esto fue desestimado por el tribunal.

La nueva regulación sustituye a una de las leyes migratorias más antiguas de Latinoamérica, diseñada en 1975 durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), cuando el régimen militar buscaba restringir la entrada de migrantes.

Medidas migratorias de protección

Recientemente los gobiernos de Colombia y Estados Unidos implementaron normativas que permiten a los migrantes venezolanos regularizarse en esos países y tener una mejor calidad de vida.

A inicios de marzo de 2021, el presidente colombiano, Iván Duque, firmó el decreto en el que se crea el Estatuto de Protección Temporal a Migrantes Venezolanos y que además, garantiza la atención humanitaria de estos ciudadanos que huyen de su país debido a la crisis económica, política y social. El Estatuto tendrá una vigencia de 10 años.

De igual forma, el pasado 9 marzo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ofreció el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) a más de 320.000 venezolanos siempre y cuando puedan demostrar que han estado residiendo en ese país desde antes del 8 de marzo de 2021.

La medida del gobierno estadounidense tendrá una duración de 18 meses y entró en vigencia el mismo 9 de marzo. Una vez que sea publicada en el Registro Federal, los venezolanos tendrán 180 días para acogerse a ella.

Venezolanos expulsados

La promulgación de la ley se produce en un momento de auge migratorio, especialmente en la frontera norte, entre Chile y Bolivia, donde durante febrero y marzo del año en curso, se registró la entrada de más de un millar de inmigrantes de manera irregular que provocó el colapso de varias pequeñas localidades fronterizas.

En enero más de 3.800 venezolano intentaron ingresar, caminando, a Chile desde Bolivia, por el paso fronterizo de Colchane. Cuatro migrantes murieron en el intento, ya que se encontraban a más de 3.500 metros de altitud, y otros 87 fueron expulsados y devueltos a Venezuela . 

De los 1.492.522 de extranjeros que viven en Chile actualmente, más de 500.000 son venezolanos, de acuerdo con cifras del Departamento de Extranjería y Migración.

Foto: EFE

La migración venezolana en Chile

Muchos de los venezolanos que han llegado a Chile son profesionales, quienes con esperanzas, sueños y su título universitario bajo el brazo se insertan en la nación austral para poder ejercer. 

Debido a la cantidad de venezolanos en el país austral, se ha convertido la comunidad con mayor participación en el mercado laboral chileno. Así lo ratificó la doctora venezolana Neida Colmenares, académica y directora de Ciencia Política de la Universidad de Chile, en entrevista para El Diario. 

“La comunidad venezolana en Chile abarca el 30,5% del total de los migrantes; por lo tanto, es lógico que tengan una mayor participación en el mercado laboral”, comentó previamente Colmenares

Foto: EFE

Destacó que, de acuerdo con estudios, la población venezolana posee 15 años de escolaridad, la cual está por encima del promedio nacional y además tiene altos índices de cualificación profesional. 

“Hay muchos ingenieros, médicos, profesionales del área de telecomunicaciones, informática; carreras que les permiten acceder a salarios un poco más elevados al del mercado, por tener promedio de escolaridad mayores al conglomerado migrante en general; incluso mayores años de escolaridad que la comunidad nacional”, aseveró. 

La directora de Ciencia Política de la Universidad de Chile desmintió que los migrantes venezolanos le hayan quitado empleos a los chilenos. Detalló que los migrantes en general han ocupado rubros que la comunidad chilena ha abandonado; además de participar en todo el mercado laboral. 

Noticias relacionadas