Es verdadero. Un estudio reciente realizado por virólogos de la Escuela Imperial de Londres halló que el agua con cloro de las piscinas puede inactivar el virus que causa el covid-19 en 30 segundos.

Los especialistas estudiaron el impacto de diferentes concentraciones de cloro en el agua sobre el virus SARS-CoV-2. Informaron que sus hallazgos sugieren que el riesgo de transmisión del virus a través del agua de la piscina es bajo.

A cargo de la investigación estuvieron el Swim England y la escuela de natación Water Babies, con el apoyo de la Royal Life Saving Society, según reseñó el sitio web del diario británico Daily Mail.

Sin embargo, es importante aclarar que el agua de las piscina no puede curar a una persona que esté contagiada con covid-19 y tampoco previene el contagio al estar en contacto directo con las gotículas respiratorias.

La investigación precisa que si las gotículas respiratorias de una persona con covid-19 entran en contacto con el agua, el virus no sobrevive.

Posibilidad de contraer el virus en el agua de piscina es baja

“Realizamos estos experimentos en nuestros laboratorios de alta contención en Londres. En estas condiciones seguras, podemos medir la capacidad del virus para infectar células, que es el primer paso en su transmisión”, explicó la autora del estudio Wendy Barclay, de la Escuela Imperial.

Detalló que al mezclar el virus con el agua de la piscina pudieron demostrar que este no sobrevive.

“Eso, junto con el enorme factor de dilución del virus que podría llegar a una piscina de una persona infectada, sugiere que la posibilidad de contraer covid-19 del agua de la piscina es insignificante”, agregó.

agua clorada

Concentraciones de cloro

En el estudio también encontraron que una concentración de cloro libre de 1,5 miligramos por litro y un pH de entre 7 y 7,2 reducían la infectividad del SARS-CoV-2 más de 1.000 veces.

Otras pruebas que utilizaron diferentes concentraciones de cloro y niveles de pH concluyeron que el cloro de los desechos de la piscina es más eficaz con un nivel de pH bajo.

Esto, dijo el equipo, está en línea con la guía actual para el funcionamiento de las piscinas, que recomienda una concentración de cloro libre de 1,5 miligramos por litro y un nivel de pH de 7,0.

Otras organizaciones que coinciden con el estudio

En mayo de 2020, el Ministerio de Sanidad de España y los informes técnicos elaborados en coordinación con expertos y la Asociación Española de Profesionales del Sector Piscinas (Asofap) coincidieron en que dadas las características lipídicas del coronavirus, la cloración y la correcta gestión del PH en el agua lo pueden eliminar completamente.

“Una contaminación dentro del agua es improbable, pero es mucho más improbable en agua salada o en agua de piscina”, explicó a BBC Mundo Joan Grimalt, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua de España.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) coinciden en que el funcionamiento y mantenimiento adecuados (incluida la desinfección con cloro o bromo) de piscinas, jacuzzis, spas o áreas de juego con agua, deberían inactivar el virus.

En las recomendaciones para el uso de las piscinas se encuentran el distanciamiento social de al menos dos metros entre personas y el uso de tapabocas al estar fuera del agua. Esto debido a que el virus puede transmitirse de igual forma de persona a persona o a través de objetos que tengan gotículas esparcidas por algún infectado.

Entorno seguro

El estudio indicó que las piscinas pueden ser entornos seguros si se toman las medidas adecuadas.

“Los hallazgos confirman que la guía que hemos emitido a los operadores es correcta y les dará la tranquilidad de que lo están haciendo de manera segura”, comentó la directora ejecutiva de Swim England, Jane Nickerson, respecto a la activación de las piscinas en Inglaterra.

El fundador de Water Babies, Paul Thompson, agregó que la natación tiene múltiples beneficios para la salud física y mental tanto para niños como para adultos de todas las edades. 

El diario Daily Mail indicó que los hallazgos completos del estudio aún no se han publicado en una revista revisada por pares.