• Esta cepa comparte marcadores genéticos similares a mutaciones anteriores que son más resistentes a los anticuerpos neutralizantes, enfermedad grave y rápida propagación

Científicos del Complejo de Investigación en Salud Global de la Universidad de Texas A&M, en Estados Unidos, anunciaron que detectaron una nueva variante, denominada BV-1, del virus SARS-CoV-2, este miércoles 21 de abril.

Ben Neuman, virólogo de la organización, aseguró que hasta el momento desconocen los detalles de esta variante. Sin embargo, advierten que posee una combinación de mutaciones similar a otras cepas internacionales. “Esta variante combina marcadores genéticos asociados por separado con la rápida propagación, la enfermedad grave y la alta resistencia a los anticuerpos neutralizantes”, dijo Neuman. 

Estudios de cultivos celulares publicados por otros laboratorios han demostrado que varios anticuerpos neutralizantes son ineficaces en el control de variantes con los mismos marcadores genéticos de la BV-1. 

Neuman aclaró que solo han detectado un caso positivo de esta cepa, un estudiante universitario cuya muestra  dio positiva el 5 de marzo. El resultado fue sometido a un segundo análisis y confirmado en un laboratorio regulado en el Hospital Regional CHI St.

Foto referencial: Getty Images

El 25 de marzo el estudiante se sometió a una segunda prueba que también dio positiva. Los expertos señalan que la variante puede causar una infección más duradera que el tiempo estándar de pacientes con covid-19 con edades comprendidas entre 18 y 24 años. El 9 de abril el joven se realizó a una tercera prueba y el resultado dio negativo. 

El universitario contagiado presentó síntomas leves parecidos a los de un resfriado durante los primeros 15 días de marzo, que no progresaron gravemente. Para el 2 de abril ya no presentaba síntomas. Los científicos presentaron un documento sobre el el descubrimiento de la variante BV-1 a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos. También enviaron la información de la secuencia de BV-1 en Gisaid, la iniciativa científica que recopila las variantes de SARS-CoV-2 de todo el mundo.

Muchas variantes 

Meses después desde el inicio de la pandemia por covid-19, científicos del mundo detectaron nuevas cepas del coronavirus. Algunas de estas variantes son más contagiosas, más resistentes e incluso con mayor capacidad de transmisibilidad. 

Las variantes que la Organización Mundial de la Salud  (OMS) califica como preocupantes son las procedentes de Brasil, Suráfrica e Inglaterra. Los servicios de salud británicos informaron que se han detectado más de 4.000 nuevas cepas del SARS-CoV-2. Sin embargo, la OMS precisa que ninguna de las variantes representa un impacto de salud pública. 

El problema radica en las mutaciones que comparten estas variaciones. Las principales variantes detectadas en el mundo, la inglesa, suráfricana y brasileña, comparten una mutación que las convierten en cepas más contagiosas que el resto. Asimismo, las variantes suráfricana y brasileña tienen en común la característica que reduce la inmunidad adquirida por un contagio previo de covid-19 o por la vacuna.

Estudios de la OMS señala que la variante británica es entre 36% y 75% más contagiosa. Además, según un estudio publicado el 10 de marzo en la revista médica BMJ, esta variante es 64% más mortal.  En cambio, estudios recientes precisan que la variante brasileña, originaria de la ciudad de Manaos, es hasta dos veces más trasmisible que el virus previo del covid-19. 

En el caso de la BV-1, los expertos afirman que vigilarán de cerca más casos de esta variante dada su preocupante composición.

Noticias relacionadas