• El doctor José Gregorio Hernández se convertirá en el primer hombre en ser declarado beato en la historia del país

El acto de beatificación del Dr. José Gregorio Hernández, previsto para este viernes 30 de abril, supone un hecho histórico para la fe católica en Venezuela. Por primera vez elevan a una persona laica a los altares de la Iglesia.

Esta ceremonia constituye un paso más en el proceso iniciado en 1949 para que pueda ser canonizado y, de esta manera se convierta, en el primer santo venezolano. José Gregorio Hernández, que hasta el momento es considerado como un venerable, no es la primera figura venezolana en cumplir los requisitos exigidos por el Vaticano para ser declarado beato.

Santos. Ninguno de los beatos venezolanos ha sido canonizado por el Vaticano.

Previamente la Santa Sede consideró a otras tres religiosas venezolanas como siervas de Dios y posteriormente como venerables. Ambos prerrequisitos en el camino a la canonización.

En El Diario elaboramos una lista para conocer la historia del resto de figuras que también han sido declaradas por el Vaticano como beatos.

Madre María de San José

¿Cuáles son los beatos venezolanos reconocidos por la Iglesia católica?

La primera venezolana en la historia en ser catalogada como beata por parte de la Iglesia católica fue la madre María de San José (1875-1967). Oriunda de Choroní (estado Aragua), fue la cabeza de la congregación religiosa de las Agustinas Recoletas en Venezuela.

Durante gran parte de su vida se dedicó a atender a personas enfermas, lo que la llevó en el año 1901 a fundar el Instituto Agustiniano Casa Hogar Doctor Gualdrón, sitio en el que años más tarde fundó también la U.E. Instituto Madre María.

Luego de su muerte, como consecuencia de una bronconeumonía, en el año 1978 se iniciaron los trámites para su canonización. Su beatificación fue aprobada tras comprobarse un milagro que se le atribuía ocurrido en el año 1982.

Este suceso, inexplicable para la ciencia, fue la curación de la hermana Teresa Silva, una mujer inválida a la que la Madre María de San José había profetizado que sanaría. Dicho milagro fue aprobado por el entonces Sumo Pontífice Juan Pablo II en el año 1993. 

27 años después, el 19 de enero de 1994, su cuerpo fue exhumado y se descubrió que sus restos se encontraban incorruptos, es decir, no habían sido afectados por el paso del tiempo. Su beatificación tuvo lugar en la Plaza San Pedro del Vaticano el 7 de mayo de 1995.

Candelaria de San José

¿Cuáles son los beatos venezolanos reconocidos por la Iglesia católica?

La segunda mujer en ser beatificada fue Susana Paz-Castillo Ramírez (1863-1940), fundadora de las Hermanas Carmelitas Venezolanas. Luego de tomar los hábitos cambió su nombre y pasó a llamarse Candelaria de San José.

“Su vida transcurrió entre los pobres; se distinguió por una profunda humildad, una inagotable caridad con ellos, y una profunda vida de fe, oración y amor a la Iglesia. Además de su esmerada atención por los enfermos, se preocupó por la educación de los niños, tarea que dejó como legado a sus hijas carmelitas”, refiere la página del Vaticano.

Durante 35 años ocupó el cargo de congregación de las carmelitas, puesto que se vio obligada a ceder a la madre Luisa Teresa Morao debido a problemas de salud. Pese a esto no abandonó completamente sus funciones, pues en sus últimos años de vida se desempeñó como maestra de novicias.

El proceso para su beatificación inició el 22 de marzo de 1969. El milagro que hizo posible avanzar con el trámite ocurrió en 1995 cuando Rafaela Meza de Bermúdez, una mujer de Altagracia de Orituco (Guárico), población en la que nació la beata, que se encontraba en la semana 29 de gestación perdió a su bebé.

La muerte del nonato fue comprobada a través de un ecosonograma que reveló que este no tenía pulsaciones. Esto llevó a Bermúdez a rezarle a la madre Candelaria de forma fervorosa pidiendo ayuda.

Posteriormente, cuando los médicos se disponían a limpiar su útero, descubrieron asombrados que la bebé se encontraba con vida, por lo que fue considerada como un milagro viviente.

El acto de beatificación de la madre Candelaria de San José tuvo lugar en el Estadio Universitario de Caracas. Representó el primer evento de este tipo llevado a cabo en Venezuela. Se estima que al mismo asistieron unas 50.000 personas. 

Carmen Rendiles Martínez

¿Cuáles son los beatos venezolanos reconocidos por la Iglesia católica?

La tercera y más reciente beatificación de una figura venezolana ocurrió el 16 de junio de 2018. Esto luego de que la madre Carmen Rendiles Martínez (1903-1977) fue honrada con dicha distinción por parte de la Iglesia católica.

Desde una temprana edad Rendiles mostró su interés por dedicarse a la actividad religiosa, no obstante, el haber nacido sin su brazo izquierdo fue una traba que impidió que lograra llevar a cabo su sueño.

Pese a esto, en el año 1927, a sus 24 años de edad, logró ingresar a la Congregación Siervas de Jesús en el Santísimo Sacramento de la que tiempo después fue encargada de dirigir. El primer paso para su beatificación ocurrió en el año 2013 cuando el papa Francisco reconoció sus virtudes al otorgarle el título de venerable.

Cinco años después, en 2017, luego de una investigación para determinar la veracidad de un milagro que se le atribuía, el sumo pontífice aprobó su beatificación. De acuerdo con lo informado por la Iglesia católica, el hecho que permitió su beatificación fue la sanación milagrosa de la médica cirujana Trinette Durán de Branger.

La médica había sufrido una descarga eléctrica en su brazo derecho, lo que le supuso secuelas que le impedían moverse con normalidad. Ante esta situació, Branger rezó pidiendo un milagro a la, entonces venerable, madre Carmen Rendiles que esta le concedió el 18 de julio de 2003. A partir de esta fecha la mujer pudo volver a utilizar su brazo con normalidad.

El acto de beatificación, al igual que en el caso de la madre Candelaria de San José, se realizó en el Estadio Universitario.

Gracias a su vida dedicada a ayudar a las personas más necesitadas, a partir de este 30 de abril el Dr. José Gregorio Hernández se convertirá en el primer beato en la historia de Venezuela. Este hecho significa que además de ser elevado a los altares, estará un paso más cerca de lograr su canonización.

Noticias relacionadas