• El director de Fundaredes, Javier Tarazona, confirmó que los soldados fueron capturados durante una emboscada en el sector La Capilla el 23 de abril de 2021. Indicó que los guerrilleros pretenden utilizarlos como fichas para una negociación

Grupos disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) mantienen secuestrados a ocho militares venezolanos en la frontera colombo-venezolana. La información fue confirmada por el Estado Mayor del Frente Décimo Martín Villa, del Comando del Oriente, en un comunicado difundido el domingo 9 de mayo.

En el texto, dirigido a la Cruz Roja Internacional, la fracción guerrillera divulgó los nombres de los funcionarios capturados, a los que calificó como “prisioneros de guerra”. También solicitó a la organización humanitaria establecer los protocolos necesarios para coordinar la entrega de los secuestrados ante una instancia designada, como las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) o representantes del régimen de Nicolás Maduro.

Desde el 22 de marzo de 2021 diferentes localidades fronterizas del estado Apure han sido escenario de fuertes enfrentamientos entre los cuerpos de seguridad de Venezuela y guerrilleros del Frente Décimo. El conflicto forma parte de la operación Escudo Bolivariano, anunciada por el ministro de Defensa del régimen de Maduro, Vladimir Padrino López.

Los secuestrados

En la lista de militares venezolanos que permanecen cautivos por las FARC figuran cinco sargentos de diferentes rangos, así como un primer teniente, un teniente de fragata y un teniente coronel. Los nombres fueron cotejados por la ONG Fundaredes con base en información suministrada por sus familiares:

1. Teniente coronel Jhan Carlo Bemon
2. Primer teniente Jonny Jaguay
3. Teniente de fragata Álvaro Junior Flórez Berroterán
4. Sargento mayor de tercera José Antonio Ramos Dávila
5. Sargento mayor de tercera Paul Hernández
6. Sargento primero Luis José Cova Barrios
7. Sargento primero José Emilio Torres Pérez
8. Sargento segundo Estiben José Aular

Soldados desaparecidos

Los nombres coinciden con una lista publicada un día antes, el 8 de mayo de 2021, por la ONG Fundaredes. En ella se denunciaba la desaparición de 11 oficiales durante un despliegue de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) cerca del sector La Capilla, estado Apure. 

“La intención de los terroristas del Frente Décimo de las FARC es usarlos como piezas de negociación”, declaró el director de Fundaredes, Javier Tarazona, a través de su cuenta de Twitter.

La organización no gubernamental indicó que ante la falta de información oficial por parte de la FANB, la lista de desaparecidos fue armada a partir de reportes de familiares que manifestaron su preocupación al no tener más noticias de los militares. 

Aunque ya se sabe que ocho están bajo custodia de las FARC, agregan que hay tres soldados de los que todavía no se conoce su paradero: el sargento primero Abraham de Jesús Belisario Bastidas, el sargento mayor de tercera Danny Vásquez y otro oficial del Ejército que aún no ha sido identificado.

Operación fallida

En su comunicado, el Frente Décimo Martín Villa informó que los militares venezolanos fueron capturados el 23 de abril de 2021 durante “un despliegue de fuerzas especiales de la FANB”, refiriéndose al operativo fallido ocurrido en el sector La Capilla.

Tanto Fundaredes como diferentes organizaciones y periodistas refieren el despliegue de La Capilla como uno de los mayores reveses que las autoridades venezolanas han tenido en los enfrentamientos contra la guerrilla colombiana en la frontera.

Militares en Apure
Foto: Cortesía Fundaredes

Fundaredes informó en su momento que dos helicópteros de la FANB se trasladaron el 23 de abril hasta la zona de conflicto, donde aterrizaron alrededor de 36 soldados. Al tocar tierra, las tropas fueron emboscadas por los grupos armados, provocando varias bajas en el momento. De acuerdo con cifras extraoficiales manejadas por la ONG, en la operación fallida perdieron la vida 12 militares, mientras que ocho resultaron heridos. 

Al respecto, Tarazona comentó en sus redes sociales que los militares fueron abandonados a su suerte, pues los helicópteros que los movilizaron se retiraron dejándolos en el lugar. Tampoco hubo un posterior rescate, pues los heridos llegaron tres días después, caminando, al punto de control ubicado en la población de La Charca. Igualmente, los cuerpos de los caídos en combate fueron recogidos por productores agrícolas y entregados a una iglesia local.

“Todos estos funcionarios fueron enviados al combate desprovistos de suficiente armamento, sin alimentos y sin los elementos necesarios para primeros auxilios”, escribió Tarazona.

Silencio en el Alto Mando

El conflicto armado en Apure se ha caracterizado desde su inicio por la opacidad del Ministerio de Defensa al momento de dar balances sobre los resultados del operativo. Más allá de mensajes optimistas y de aliento, pocos han sido los partes informativos brindados por el ministro Padrino López.

En la cuenta de Twitter del jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional (Ceofan), Remigio Ceballos, no figura ninguna información sobre lo que ocurre en la frontera. Igualmente, en las cuentas oficiales de Prensa FAN, el Ejército y el Ceofan parece ignorarse por completo el despliegue militar.

La más reciente aparición de Padrino López fue el 6 de mayo de 2021, en el Hospital Militar Guillermo Hernández Jacobsen, en el estado Táchira. Allí visitó a los funcionarios heridos en combate y posteriormente pasó revista de los puestos de comando fronterizos. En esa oportunidad no dio cifras de cuántos heridos estaban ingresados en el centro de salud.

Fundaredes ha denunciado que la falta de información por parte de las autoridades hace imposible conocer el número real de  muertes y heridos en Apure. Oficialmente el Ministerio de Defensa registra 16 bajas, siendo la última actualización del 28 de abril de 2021. De este modo, en los comunicados se ha evitado ofrecer detalles de las circunstancias de los decesos.

Con respecto a los ocho funcionarios secuestrados por las disidencias de las FARC, hasta la tarde del lunes 10 de mayo no hay un pronunciamiento formal por parte de Padrino López ni la FANB. De acuerdo con Tarazona, ya todo el Alto Mando Militar y el régimen de Nicolás Maduro estaban al tanto sobre la captura de los soldados antes de difundirse el comunicado.

“Tenemos conocimiento de la existencia de un video en el cual los guerrilleros muestran a seis de los efectivos desaparecidos que se encuentran en calidad de rehenes. Este material audiovisual está en manos de los jefes de la FAN”, escribió Tarazona. 

El activista exigió al Estado venezolano romper el silencio y fijar una posición sobre el hecho. También pidió a las autoridades sincerarse con las familias de los soldados heridos o desaparecidos sobre sus estatus y condiciones de salud.

Noticias relacionadas