• La concursante, de 22 años de edad, temía que pudiera ser detenida en el aeropuerto de su país. Tuvo que ocultar su identidad y ahora no podrá retornar a su nación

Thuzar Wint Lwin, Miss Birmania o Myanmar (último nombre con el que se conoce al país asiático en inglés), expuso la crisis política de su nación y pidió orar en su nombre. Esto durante la pasarela del Miss Universo 2021 el pasado 14 de mayo.

La joven, de 22 años de edad, superó muchas dificultades para poder participar en el evento. Ahora podría enfrentar la cárcel en caso de volver a su país.

Desde el pasado 1° de febrero, las fuerzas armadas de Birmania tomaron el poder del país tras efectuar un golpe de Estado. Para ello, detuvieron a los líderes electos por la población y utilizan la represión, a través de las armas, para mantener el control.

Recientemente han muerto casi 1.000 personas por exigir que se restituya la democracia en su territorio. 

«Están matando a nuestra gente como animales». “¿Dónde está la humanidad? Por favor, ayúdennos. Estamos indefensos aquí», dijo Wint en una entrevista antes de llegar al Miss Universo que se realizará este domingo 16 de mayo a las 8:00 pm.

La toma de poder por parte de una junta militar en Birmania provocó que miles de personas se unieran a un movimiento de desobediencia civil y una huelga general que paralizó la economía. 

El Tatmadaw, como se conoce al Ejército, ha respondido con una brutal represión, deteniendo a más de 3.900 personas, de acuerdo con cifras de organizaciones de derechos humanos en ese país. 

Thuzar Wint Lwin se ha pronunciado acerca de las manifestaciones en distintas oportunidades. En sus redes sociales publicó una fotografía con el lema: «no queremos un gobierno militar» y pidió la liberación del líder civil del país, Daw. Aung San Suu Kyi, que se encuentra bajo arresto domiciliario desde el golpe.

De acuerdo con un reportaje del New York Times, la reina de belleza, antes de ir al Miss Universo, participó en las protestas donde repartió botellas de agua a los manifestantes en Rangún, la ciudad más grande de Birmania, y donó sus ahorros a las familias cuyos seres queridos fueron asesinados. 

“Los soldados patrullan la ciudad todos los días y, a veces, colocan barricadas para acosar a las personas que pasan”, dijo Wint.

Miss Birmania, la joven que podría ir a la cárcel en su país por denunciar el golpe de Estado
Foto: @Thuzar_wintlwin

“En algunos casos, disparan sin dudarlo. Tenemos miedo de nuestros propios soldados. Siempre que vemos uno, todo lo que sentimos es ira y miedo», agregó la joven, quien también se conoce con el nombre de Candy. 

Tuvo que ocultar su identidad para poder salir del país 

El Ejército anuncia diariamente, en cadenas de televisión nacionales, órdenes de arresto para celebridades, líderes sociales y a cualquier persona que públicamente critique al régimen. 

Antes de partir hacia la competencia en Estados Unidos, Miss Birmania temía que su nombre apareciera en una de estas listas y relató que muchas personas son detenidas en el aeropuerto cuando intentan huir de la persecución por parte de los militares.

Foto: @Thuzar_wintlwin

Por esa razón, decidió pasar desapercibida y utilizó un suéter y lentes para evitar ser reconocida en el aeropuerto de Rangún. 

Actualmente teme que, cuando se acabe el Miss Universo y tenga que regresar a su país, pueda ser detenida en el aeropuerto. 

Un caso similar es el de Han Lay, Miss Grand Myammar. El pasado 27 de marzo la modelo también denunció públicamente la masacre ocurrida en su país.

Por esa razón, la junta militar emitió una orden de arresto en su contra. 

“Estoy muy preocupado por mi familia y mi seguridad porque he hablado mucho sobre el Ejército y la situación en Birmania. Todo el mundo sabe que hay límites para hablar sobre lo que está pasando”, comentó. 

La modelo y estudiante de psicología comentó que para resguardar su seguridad, decidió que permanecería en Tailandia por al menos tres meses.

La historia de Miss Birmania

Thuzar Wint Lwin tenía 19 años de edad cuando se sometió a una cirugía para extirpar tumores precancerosos de cada seno, dejando cicatrices permanentes.

Foto: @Thuzar_wintlwin

Ella afirma que no quiso someterse al tratamiento con láser para mejorar su apariencia como recordatorio de su éxito en la prevención del cáncer.

«Es solo una cicatriz y sigo siendo yo. Encontré la autoaceptación al darme cuenta de que nada cambió quién soy y los valores que me propongo. Ahora, cuando veo esas cicatrices, me siento empoderada», escribió en sus redes sociales.

Asimismo, en noviembre, fue la primera vez que la joven tuvo la edad suficiente para votar, y votó por la Liga Nacional para la Democracia, el partido de Aung San Suu Kyi, que ganó de manera aplastante solo para que los militares anularan los resultados con la toma del poder. 

Solo 12 concursantes de Birmania han podido asistir al certamen de Miss Universo. Durante los años 1962 y 2011, el Ejército gobernaba el país y no envió participantes.

La joven modelo ha tenido que experimentar momentos complicados desde su llegada a EE UU. Esto debido a que tuvo problemas con su maleta y su vestimenta nunca llegó. 

Miss Myanmar ha participado en las actividades del certamen con vestidos improvisados gracias al apoyo de otras concursantes. 

Noticias relacionadas