• En 1990, Violeta Barrios de Chamorro se convirtió en presidenta de Nicaragua tras vencer al partido político de Daniel Ortega. Ahora es su hija quien intenta culminar el mandato de Ortega para 2022, aunque actualmente afronta múltiples complicaciones. Foto: Carlos Herrera / Divergentes

Cristiana Chamorro es una periodista y política representante de la oposición nicaragüense, y quien además ha estado construyendo una propuesta política que podría representar un cambio de gobierno para 2022. Su avance ha sido tal, que el régimen de Nicaragua (con más de 13 años consecutivos en el poder) ha arremetido contra su campaña y contra ella misma. 

Chamorro es una mujer de 67 años de edad, hija de Violeta Barrios de Chamorro, quien fue presidenta de Nicaragua desde 1990 hasta 1997. Su mandato interrumpió el del partido político Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), liderado por Daniel Ortega, el hombre que había fungido como presidente desde 1985 y quien retomó en 2007 hasta la actualidad. Esto podría explicar por qué el régimen desea anular por completo cualquier posibilidad –además, en aparente recimiento– de que la campaña de Chamorro lo destituya. 

1. Investigación de la ONG familiar 

La periodista había sido la directora de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro –organización civil que promueve y defiende la libertad de expresión, y que fue fundada por su madre– hasta enero de 2021. 

Actualmente la Fiscalía de Nicaragua investiga a la organización familiar por presuntas irregularidades financieras y lavado de dinero. Lo cual ha sido considerado por Cristiana como una “monstruosidad” de parte de Ortega para evitar su postulación presidencial. 

2. Inhabilitación para la postulación presidencial

El 2 de junio, un juzgado penal anunció que había aceptado la solicitud de la Fiscalía de Nicaragua para inhabilitar a Cristiana Chamorro. Esto anuló la posibilidad de ejercer cargos institucionales y públicos, dado que fue considerada en proceso penal investigativo. 

La política estaba dispuesta a brindar una conferencia de prensa virtual al mediodía (hora local). No obstante, 15 minutos antes varios agentes policiales ingresaron a su residencia, en donde la mantienen retenida hasta ahora (3 de junio de 2021). 

Cristiana Chamorro
Cristiana Chamorro, política y periodista nicaragüense | Foto: Efe.

3. Orden de captura y arresto domiciliario 

La doctora Karen Chavarría Morales, jueza novena del Distrito Penal de Audiencia de Managua, ordenó este 2 de junio la orden de allanamiento y detención contra Cristiana María Chamorro Barrios, acusada por los delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica en concurso real con el delito de lavado de dinero, bienes y activos, en perjuicio del Estado de Nicaragua y la sociedad nicaragüense”, indicó la dirección de prensa del Poder Judicial del país por medio de un comunicado.

En el texto también se dio a conocer que la detención de la periodista fue solicitada por el Ministerio Público el 1° de junio en los juzgados capitalinos. Igualmente en este documento se solicitó la medida cautelar de prisión preventiva. 

4. Momento del arresto 

Vilma Núñez, presidenta de la ONG Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, declaró ante los medios de comunicación que los funcionarios policiales entraron “violentamente” en la casa de Cristiana Chamorro –que se sitúa a unos 11 kilómetros sur de Managua, la capital nacional–. 

Tras el allanamiento de la casa de Chamorro, el despliegue de decenas de policías antimotines tanto dentro del hogar como en las adyacencias se mantuvo por aproximadamente cinco horas. Luego, cerca de las 5:15 pm la policía le informó a la precandidata presidencial que se encontraba bajo arresto domiciliar, en donde estaría vigilada por múltiples funcionarios. Esta información fue reafirmada por el hermano de la acusada, Carlos Fernando Chamorro, y aseguró que se trata de un “proceso criminal persecutorio”. 

5. Límites de información 

Periodistas, camarógrafos y otras personas ajenas al proceso de detención fueron desplazados de las inmediaciones. De acuerdo con los medios locales, algunos miembros de la dirección de operaciones especiales de la policía nacional empujaron a las personas para que se retiraran cuanto antes y destruyeron equipos celulares. 

El medio de comunicación Confidencial –cuyo director es Carlos F. Chamorro– también acotó que los “parapolicías” estuvieron identificando y acosando a los reporteros de medios nacionales e internacionales durante el proceso de desalojo. 

6. Mandato cuestionado: Daniel Ortega

Años después de abandonar la presidencia en 1990 –y tras cuatro candidaturas sin éxito–, el 10 de enero en 2007 Ortega volvió a ser elegido como primer mandatario. En 2011 fue reelecto como presidente, lo cual se tornó un tema controversial debido a que las leyes nicaragüenses establecían que no podía postularse a la vicepresidencia ni a la presidencia en pleno ejercicio de esta última; sin embargo, la Corte Suprema lo aprobó. Su extensión oficial sucedió el 10 de enero de 2012. 

¿Reelección fraudulenta?

En 2011, Daniel Ortega participó en las elecciones presidenciales, lo cual estaba prohibido y señalado en el artículo 147 de la Carta Magna de Nicaragua. Tras ganar y comenzar su nuevo periodo en 2012, en 2013 la Corte Suprema realizó una reforma en el referido artículo e incluyó en los estándares legales la posibilidad de reelección presidencial indefinida.

A finales de 2016, Ortega ganó las elecciones otra vez y con ellas, su tercer mandato consecutivo. En esta ocasión obtuvo más del 70% de los votos. La toma de posesión oficial, como en años anteriores, sucedió el 10 de enero del siguiente año inmediato. 

En los últimos meses, Cristiana Chamorro comenzó a dar señales de peligro para el mandato de Ortega, cuya estadía está por definirse en noviembre del año en curso. Según las encuestas, la periodista es una de las que mejor recibimiento ha tenido por parte de la población, además de ser la principal figura relevante de la oposición. 

Noticias relacionadas