• La vacuna por sí sola no surge efecto si no viene acompañada de buenas prácticas. Con el 21% en el mundo y menos del 1% de vacunados en Venezuela, los inmunizados deben seguir respetando las medidas de bioseguridad. Informarse, consultar a especialistas y seguir las normas sanitarias son algunas de las recomendaciones que ofrece la OMS

Con más de 170 millones de casos activos en el mundo y 3,86 millones de fallecidos por coronavirus, vacunarse se convirtió en una necesidad de salud pública para frenar la pandemia. Sin embargo, aunque se piense que el solo hecho de aplicarse alguna de las vacunas disponibles, hace que el sistema se inmunice ante el covid-19 y esto sea suficiente para dejar a un lado las medidas de bioseguridad, no lo es.

Hasta el 20 de junio, Venezuela presentó más de 260.000 casos activos y más de 2.900 fallecidos por covid-19. El Ministerio de Salud intenta impulsar un proceso de vacunación por cita a través de su portal web. Este ha sido insuficiente y distintas ONG, como Médicos Unidos de Venezuela, han denunciado las irregularidades en los puntos dispuestos para esta tarea, destacando la desorganización y la falta de cumplimiento del distanciamiento y las medidas de bioseguridad.

En el país solo están disponibles las vacunas Sputnik V y Sinopharm, debido a que las vacunas del mecanismo Covax no han logrado ingresar por el incumplimiento y bloqueo de pagos ante la Organización Mundial de la Salud (OMS). Poco más de un millón de vacunas han sido administradas en territorio nacional.

Las personas que se han vacunado o se vacunarán próximamente, deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones, así como los mitos y verdades que ofrecen la OMS, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) y el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Previo a la vacunación contra el covid-19

-Investigar acerca de las vacunas y el proceso de vacunación; para ello se puede consultar a algún médico privado o público. Se desaconseja vacunar a personas que hayan tenido alguna reacción alérgica adversa a los ingredientes de la vacuna, o si se presenta algún síntoma de covid-19; en este último caso, se podrá inmunizar la persona solo si se recupera.

-Una persona con coronavirus no puede vacunarse sino después de que pasen los 14 días de aislamiento y los síntomas.

-Verificar con el médico de confianza reacciones alérgicas previas a otras vacunas.

-Si una persona tuvo coronavirus y fue tratada con anticuerpos monoclonales o plasma de convalecencia, debe esperar 90 días para recibir la vacuna.

-No es recomendable realizarse tatuajes o piercings antes de la vacunación debido a que cualquier modificación física en el cuerpo puede generar una respuesta inmunitaria adversa.

-Respetar el turno de vacunación recomendado por los organismos internacionales de salud: personal sanitario, personas de tercera edad y con enfermedades preexistentes.

 -Comer saludablemente, mantenerse hidratado y dormir bien.

-Ninguna autoridad puede obligar a nadie a recibir una dosis, pero la persona sí debería elegir cuál tipo de vacuna colocarse.

Durante el proceso de vacunación

-Llevar ropa cómoda que permita dejar libre la parte superior del brazo y respetar las medidas de bioseguridad, el uso de mascarilla y distanciamiento social.

-Informar al personal sanitario sobre cualquier enfermedad o condición preexistente o existente, como embarazos y sistema inmunológico debilitado, pues puede requerir precauciones adicionales.

-Solicitar registro y conservar la tarjeta de registro de vacunación. Esto último permite a los organismos internacionales mejorar las estrategias relacionadas a los procesos de vacunación contra el covid-19. Además, será necesario para recibir la segunda dosis.

Después de la vacunación

-Una vez recibida alguna de las dosis, la persona debe esperar de 15 a 30 minutos para que el personal sanitario observe si hay o no reacciones adversas inmediatas.

-Debido a que no todos los sistemas inmunológicos son iguales, la persona debe prepararse ante posibles efectos secundarios como fiebre, dolor en la zona de la punción, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular o en las articulaciones, escalofríos y diarrea. Estos pueden desaparecer en pocos días, pero si persiste alguno, se debe asistir al médico.

-La vacunación inmediata no exime a las personas de abandonar el uso de tapabocas, medidas de bioseguridad y distanciamiento social. Dependiendo del tipo de vacuna, el efecto de inmunidad tarda de una a dos semanas. Una persona se considera completamente inmunizada luego de dos semanas de recibir la segunda dosis.

-Esperar al menos 15 días para recibir otra vacuna, ya sea para una segunda dosis o para otras como la gripe o el herpes zóster. En el caso de las vacunas aplicadas en Venezuela, Sputnik V y Sinopharm, para la segunda dosis habrá que esperar un mínimo de 20 días y un máximo de tres meses.

Mitos y verdades sobre la vacuna contra el covid-19

-Si una persona ya tuvo coronavirus, sí debe vacunarse. El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos afirma que sí es posible reinfectarse.

-Una persona que haya tenido coronavirus y continúe presentando síntomas a largo plazo puede vacunarse. Las reacciones del organismo se deben a las respuestas inflamatorias prolongadas del virus.

-Si una persona se vacunó y tiene contacto con otra que resulta positiva para coronavirus, solo debe aislarse si vive en contacto con otras personas. Se recomienda en este caso alejarse 14 días y luego practicarse la prueba, así como usar tapabocas en lugares públicos y cerrados.

-No existe una vacuna totalmente efectiva ni se sabe con exactitud cuánto es el tiempo de protección de las mismas.

-Las vacunas no modifican el ADN. Estas pueden tener dos componentes, el ARN mensajero o vectores virales. Las vacunas que tengan estos materiales generan protección contra el virus que causa el covid-19 y nunca entran a la célula donde se encuentra el ADN.

-El consumo de alcohol en cantidades moderadas no disminuye el efecto inmunizador de la vacuna.

La OMS estimó, hasta febrero de 2021, que existen al menos siete tipos de vacunas distintas en el mundo, hay otras 200 vacunas que están en fase de desarrollo y 60 en fase clínica. Hasta junio de 2021, 21% de la población mundial (1.700 millones de personas) ha recibido al menos una dosis de las vacunas, según reporta Our World in Data. América y África son los continentes más retrasados en los planes de vacunación.

Para que Venezuela pueda tener la inmunidad de grupo o rebaño, se necesita vacunar al 70% de la población, aplicando dos dosis por persona; al menos 30 millones de dosis. Actualmente no llega al 1% el proceso de vacunación en el país. Ante la falta de un plan organizado en Venezuela, los expertos de la salud continúan apostando por la prevención social para frenar el virus.

Noticias relacionadas