• Dependiendo de la severidad del caso, un diagnóstico de esta magnitud puede requerir estudios y medicamentos poco asequibles en el país

La hipertensión arterial tiene la mayor carga global de mortalidad y morbilidad. Organizaciones internacionales estiman que al menos un millardo de adultos en el mundo tienen este diagnóstico y en Venezuela, según el Estudio Venezolano de Salud Cardiometabólica (Evescam), siete millones de personas la padecen. 

Las cifras del Evescam corresponden al año 2019, por lo que la pandemia por covid-19 y el confinamiento podrían haber alterado estas estimaciones. Sin embargo, esta condición sigue siendo un riesgo latente para la población venezolana. 

José Gómez Mancebo, cardiólogo del Hospital Universitario de Caracas, explicó para El Diario que la mayoría de los casos de hipertensión arterial, incluida la severa, son asintomáticos hasta el momento en que se complica con el daño de los “órganos diana o blanco” de la enfermedad: corazón, riñón, arterias, sistema nervioso central u ojos.

De acuerdo con el especialista, cuando la hipertensión se vuelve aguda implica un riesgo mayor. Esto también lleva a la indicación de estudios más rigurosos y cambios en tratamientos. 

¿Cómo se llega a un diagnóstico?

Gómez Mancebo detalló que el diagnóstico inicial de hipertensión arterial se puede determinar fácilmente con los niveles de presión en la sangre. En primera instancia se indica un tratamiento con antihipertensivos, pero este protocolo puede cambiar con el tiempo. 

La decisión del tratamiento depende más de la naturaleza y severidad de las comorbilidades que de los valores de la presión arterial. Los hipertensos severos pueden dividirse en tres grandes categorías: presión arterial mayor de 180/110 mmHg sin síntomas ni daño agudo a los órganos, urgencias hipertensivas con esos valores y síntomas de daño leve a los órganos y emergencia hipertensiva, que frecuentemente tienen valores de presión mayores de 220/140 mmHg asociados a daño de órganos que pueden amenazar la vida”, explicó el especialista.

Cuando ya se establece la severidad del caso, el médico tratante puede indicar estudios más rigurosos. Ante la hiperinflación en el país y la crisis que atraviesan los hospitales públicos, existen pocas opciones para acceder a estos exámenes, muchos de ellos sobrepasan el poder adquisitivo del venezolano. 

El cardiólogo estimó que un electrocardiograma puede costar 80 dólares junto con la consulta cardiológica. Por otra parte, un ecocardiograma tiene un costo de aproximadamente 100 dólares.

Estudios especializados

$ 40

Puede costar una radiografía de tórax

$ 80

Pueden costar una serie de exámenes de laboratorio (hematología, creatinina, electrolitos en suero, orina)

Los tratamientos para cada caso de hipertensión severa dependen de lo que haya encontrado el especialista en los estudios. Si se trata de un caso asintomático sin daño en órganos, se debe regular la toma de dos medicamentos antihipertensivos. 

“Debe insistirse en la importancia de tomar los fármacos regularmente, cumplir la dieta y hacer ejercicio físico. El control en casa tomando la presión arterial es indispensable para saber si en los siguientes tres días la presión comienza a disminuir”, añadió Gómez Mancebo. 

En este caso el cardiólogo señaló que la ansiedad severa y el uso de otros medicamentos pueden ser los causantes de los aumentos en la tensión arterial. 

– Antinflamatorios no esteroides como el diclofenaco, indometacina, piroxicam e ibuprofeno.

– Las aspirinas, porque pueden bloquear los efectos de algunos antihipertensivos

– Píldoras anticonceptivas combinadas con altas dosis de estrógeno y  progestina

– Antidepresivos como los inhibidores de la recaptación selectiva de serotonina y norepinefrina: duloxetina, desvenlafaxina, levomilnacipran y venlafaxina.

– Acetaminofen (utilizado diariamente de manera crónica).

– Esteroides: prednisona o dexametasona.

– Simpaticomiméticos: pseudoefedrina (gotas nasales), cocaína, anfetaminas.

– Hierbas y otras substancias: alcohol en altas dosis, ginseng o yohimbina.

Hipertensión

Casos más graves de hipertensión severa 

Las urgencias hipertensivas presentan una serie de síntomas como dolor de cabeza intenso, disnea (falta de aire) y edema (hinchazón por retención de líquido).  El especialista indicó que estos casos se tratan con medicamentos orales de acción rápida, intramusculares o intravenosos hasta bajar la presión arterial. Luego de que se estabilice la tensión se debe ajustar el tratamiento ambulatorio y mantenerse en vigilancia hasta 72 horas. 

El último caso es mucho más grave y su atención debe ser una prioridad porque de lo contrario podría costarle la vida al paciente. 

Puede haber dolor en el pecho, del tipo angina; disnea; déficit neurológico motor, sensitivo o deficiencia mental y hemorragias incontrolables. Algunas de las consecuencias son edema agudo de pulmón, insuficiencia cardiaca, infarto miocárdico agudo, accidente cerebrovascular, insuficiencia renal o preeclampsia en mujeres embarazadas”, detalló el también profesor de la escuela de Medicina Luis Razetti.

Gómez Mancebo indicó que si ya existe  alguna manifestación de la hipertensión severa como un ACV, infarto miocárdico o insuficiencia renal debe ser atendido en hospitalización para evitar complicaciones adicionales y solucionar el cuadro clínico del momento.

Hipertensión
Antihipertensivos

$ 7,2

30 tabletas de Losartan 100mg

$ 9,7

30 tabletas de Candesartan de 16 mg

$ 1,8

30 tabletas de Enalapril 20 mg

En los casos sin síntomas agudos se trata la enfermedad con fármacos, se manda una dieta y se instruye sobre la cantidad y frecuencia de ejercicio que se debe hacer. También le indicarán un monitoreo de la tensión. 

“Para tomar la tensión en casa el paciente tiene que estar sentado con la espalda apoyada en el respaldo de la silla, los pies sobre el piso (no cruzar las piernas), relajado y con el tensiómetro colocado en cualquier brazo sobre una mesa. Tiene que haber estado al menos cinco minutos en reposo y si toma medicamentos antihipertensivos, la medición se hace antes de la toma siguiente del medicamento (momento de menor efecto del fármaco), tanto en la mañana como en la noche”, explicó. 

El cardiólogo recomienda hacer tres veces seguidas cada monitoreo de tensión, anotarlos, descartar el primero y promediar los otros dos.  Este registro será una guía para que el médico mida  el efecto de sus indicaciones farmacológicas, dietéticas y de cambios de estilo de vida. 

Cambios que pueden influir en la mejora de la presión arterial 

El especialista enfatizó en que el control del peso es uno de los aliados en el tratamiento de la presión arterial. Aclaró que cada tres unidades de incremento en el índice de masa corporal también aumenta  2 mmHg de la presión sistólica. 

La disminución de peso permite bajar la presión arterial. La actividad física también, las personas que tienen poca actividad tienen un riesgo mayor de desarrollar hipertensión en los próximos 12 años. La dieta se tiene que enfocar en disminuir dos puntos: la ingesta de alcohol y el consumo de sodio, por su asociación demostrada con el aumento de la presión arterial”, añadió Gómez Mancebo.

Para quienes ya tienen un cuadro de hipertensión severa, señaló el especialista, se debe disminuir casi por completo la sal en los alimentos. Destacó que tres gramos de cloruro de sodio al día son el valor adecuado. 

Con los síntomas de una hipertensión aguda el paciente no debe enfocarse inicialmente en el ejercicio, sino en seguir al pie de la letra el tratamiento médico y alimenticio. Luego de que los niveles de tensión estén controlados, puede iniciar la actividad física aeróbica. 

“Se recomienda la caminata enérgica a paso rápido, durante no menos de 30 minutos al día, y con una frecuencia mínima de tres veces a la semana, para disminuir y controlar mejor la presión arterial. Debe evitar el ejercicio anaeróbico como levantar pesas”, agregó. 

La hipertensión severa puede implicar un alto costo para quien la padece, tanto económico como para su calidad de vida. Ante esto el especialista insistió en que el control adecuado y hábitos saludables alejan la posibilidad de atravesar esta situación.

Noticias relacionadas