• El auxiliar de enfermería de 24 años fue asesinado luego de recibir una golpiza por un grupo de desconocidos mientras le gritaban “maricón” en Galicia, España. Inicialmente, hay tres personas detenidas por el caso, mientras familiares y amigos claman justicia | Foto: Efe

Tres personas: dos hombres y una mujer fueron detenidas por la Policía Nacional española, en Galicia, por estar presuntamente implicadas en el caso del homicidio de Samuel Luiz. Además, otras 15 declararon frente a la comisaría de esa jurisdicción. La investigación continúa sobre el hecho que consternó a España y el mundo, y no se descarta ninguna hipótesis, reportan las autoridades locales.

Los detenidos, de entre 20 y 25 años de edad, no son del mismo grupo de amigos de la víctima. Se presume que atacaron a Samuel por ser homosexual, pero los detenidos insisten que no lo conocían ni lo habían visto antes. Investigaciones posteriores podrían determinar si existe un agravante de odio por homofobia. Se cree que dos de ellos son los autores principales del crimen, pero a los tres se les imputa el delito de homicidio.

“La investigación continúa hasta el total esclarecimiento de los hechos. No se descartan más detenciones en próximas horas”, reportó la Policía Nacional en su cuenta en Twitter el martes 6 de julio.

Foto: EFE.

El hecho

Samuel Luiz, de 24 años de edad, fue asesinado el sábado 3 de julio a las 3:00 am por un grupo de personas que le propició golpes en todo su cuerpo, mientras lo insultaba con comentarios despectivos como “maricón de mierda”. Ocurrió cuando salía de un local nocturno de Galicia.

Los servicios de emergencia intentaron reanimarlo, pero murió mientras era trasladado al hospital. Según la autopsia del Instituto de Medicina Legal de Galicia, la causa de muerte fue un traumatismo craneoencefálico severo, con presencia de politraumatismos en el cuerpo.

El joven, originario de Brasil, era cuidador de personas de la tercera edad desde hace cuatro años en la residencia para mayores de la Fundación Padre Rubinos, estudiante universitario y auxiliar de enfermería. Llegó a España cuando tenía un año de edad. Allegados y familiares afirmaron que era una persona muy amable, cariñosa y querida en su círculo cercano.

Los detalles del caso y las pruebas

Hasta la fecha, la investigación continúa abierta y las autoridades buscan aclarar las causas que desataron la golpiza que acabó con la vida de Samuel Luiz. Una de las pruebas que se toma en cuenta para la investigación son las grabaciones de las cámaras de seguridad de la zona. Todo el hecho fue grabado y puede ser utilizado como prueba de cargo contra los presuntos autores del crimen.

Lo que se conoce públicamente sobre el suceso es que la golpiza y posterior asesinato ocurrió en horas de la madrugada del 3 de julio en la localidad de A Coruña, en el segundo fin de semana sin restricciones locales, luego del cierre por la pandemia por covid-19. Samuel Luiz y una amiga se encontraban en las afueras de la discoteca El Andén, ubicada en el paseo marítimo, en la avenida Buenos Aires de A Coruña, en Galicia.

Una videollamada causó la agresión por parte de un grupo de personas, al creer que él estaba grabándolos. Ante esto, uno lo increpó, lo abordó y le dio un puñetazo. Al menos otras siete personas también se unieron a la pelea, entre golpes y patadas, que se extendieron por más de 200 metros. El estudiante universitario no pudo defenderse.

“Estábamos nosotros dos hablando por videollamada, pasó una chica y un chico, él se puso a gritar que paráramos de grabarlos, le explicamos perfectamente que no le estábamos grabando y que estábamos en una llamada. Volvió y le dijo deja de grabarme si no quieres que te mate, maricón. Samuel contestó, maricón de qué…”, comenta Lina, una de las amigas que se encontraba junto a Luiz, a Telecinco.

Foto: EFE.

Minutos después siguió la pelea y posterior golpiza. Pidieron auxilio, pero la amiga no pudo separarlos sola. Una persona lo ayudó y lograron escapar en un primer momento. Luego Samuel pidió ayuda para conseguir su teléfono. Mientras Lina lo buscaba, otro grupo de personas llegó y lo siguió golpeando.

La amiga, que es una de las testigos del hecho pidió auxilio: “Había un montón de gente corriendo, empecé a pedir auxilio porque estaban matando a mi amigo, pedí que por favor no le pegaran, él estaba inconsciente en el sueño, había mucha gente”, expresó.

Lina agregó a Telecinco que, al ver que hubo tantas personas golpeando a su amigo, ninguna otra pudo defenderlo por miedo a que les pasara lo mismo. También comentó que luego llegaron las autoridades y la ambulancia, pero no pudieron hacer mucho; horas más tarde se confirmó su muerte.

Las impresiones

Ante el suceso, los días 4 y 5 de julio distintas personas y activistas se reunieron en donde lo asesinaron, así como en otras ciudades como Madrid y Barcelona, exigiendo justicia para el caso. También, bajo el lema “Justicia para Samuel”, usuarios de redes sociales en el mundo se unieron al reclamo sobre el hecho que se supone es un crimen de odio; penado por la legislatura española.

“Nos quitaron la única luz que iluminaba nuestra vida; sabemos que vamos a tener un camino muy largo por recorrer; estaremos apoyados en nuestra familia, amigos y compañeros que nos ayudarán a salir de este camino oscuro”, expresó en una carta difundida la madre de Samuel Luiz, Maxsoud Luiz, en el lugar donde murió.

María Jesús Montero, portavoz del gobierno español y ministra de Hacienda, se sumó al rechazo del acontecimiento y apoyó las manifestaciones en España el lunes 5 de julio, luego del Consejo de Ministros. A su juicio, este hecho causó una “ola de indignación” en España y el mundo, y relató que hay que hacerle frente a la homofobia y cualquier tipo de actitudes que fomenten el odio y la violencia.

“Es importante que se visibilice el rechazo social, ojalá sea unánime, a todas esas actitudes, porque de esa manera podremos combatirla y que dejen de sentirse impunes personas que protagonizan tan desgraciado incidente”, afirmó Montero.

Sin embargo, el jefe de la Junta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, invitó a no caer en especulaciones mientras la investigación esté abierta. “Los delitos de odio u homofobia los iremos sabiendo, pero lo que procede es que la policía nos diga la causa o móvil que detenga a los implicados, tomar nota y sacar conclusiones”, comentó la autoridad local a la Cadena SER, reseña El País.

No obstante, “produce consternación que, en una ciudad y una comunidad tranquila como A Coruña, y con un índice de delincuencia bajísimo, se pueda producir un asesinato tan brutal”, agrega Feijóo.

Foto: EFE.

En España, horas más tarde del asesinado de Samuel Luiz, una mujer trans en Santiago fue atacada. También, la pareja de homosexuales, Marcos Fernández y Alex Docherty, recibieron golpes en esa localidad por un hombre que empezó a seguirlos y gritarles “maricones”.

Activistas denuncian que no es la primera vez que ocurren este tipo de ataques violentos hacia la comunidad LGBTIQ+ en España y claman porque ningún caso quede impune. En 2019, el Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia reportó 321 ataques contra personas LGBTIQ+ en Madrid y desde enero de 2021, Cataluya sumó 113 incidencias de ataques homofóbicos, según el Observatorio contra la Homofobia.

Próximas acciones

Luego de los arrestos particulares de los tres jóvenes en la localidad de Galicia, una autoridad del Juzgado de Instrucción Número 8 de A Coruña será la encargada de determinar las imputaciones iniciales del caso. Entre las acciones para hacer justicia están el seguir tomando testimonios y proceder a practicar más arrestos, para definir responsabilidades.

No solo las cámaras de El Andén grabaron lo sucedido, sino también otras de comercios aledaños. Fotos y videos de personas que estuvieron cerca del lugar de los hechos, también podrían colaborar a esclarecer el caso.

Ante la gravedad del delito y la posibilidad de riesgo de fuga, destrucción de pruebas o reiteración delictiva, los detenidos podrían ir a prisión preventiva. Por los momentos, los agentes policiales continúan indagando de manera individual a los implicados y a los testigos. Mientras no haya responsable directo, la indignación continúa para sus familiares y amigos, pues claman justicia para Samuel Luiz.

Noticias relacionadas