• El mandatario estadounidense suspendió su agenda del jueves 26 de agosto para tratar la situación generada tras el ataque en los alrededores del aeropuerto de Kabul, en Afganistán. Biden aseguró que los responsables pagarán las consecuencias en el momento que consideren adecuado las autoridades. Foto: EFE

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden habló desde Washington sobre los atentados en Kabul de este jueves 26 de agosto de 2021. El mandatario aseguró que su país actuará para que los autores del hecho asuman sus responsabilidades. En este sentido, además de asumir parte de las responsabilidades por lo ocurrido, afirmó que los terroristas serán perseguidos y los hará pagar por sus actos.

Las declaraciones ocurren tras el ataque con artefactos explosivos en el aeropuerto de la capital de Afganistán que dejó como resultado a 12 soldados estadounidenses muertos y otros 15 heridos. A ellos se les suman los 60 ciudadanos locales muertos y otros 140 heridos. Llamó héroes a los soldados fallecidos debido a que colaboraban con la evacuación desde el terminal aéreo.

“Los terroristas han atacado el aeropuerto de Kabul y los servicios secretos han concluido que fue obra del Estado Islámico”, aseveró Biden este jueves desde la Casa Blanca. Minutos después del atentado, el grupo Estado Islámico se había retribuido el acto.

Foto: Victor J. Blue / The New York Times.

“Los perseguiremos y haremos que paguen”

El presidente expuso que trabaja junto a su gobierno para elaborar un plan para responder al Estado Islámico (EI) tras el atentado terrorista. Las represalias para los actos terroristas serán elaboradas principalmente por el cuerpo de las Fuerzas Armadas, a quienes pidió que creen un plan de ataque.

“Podemos, debemos y completaremos esta misión. No nos intimidarán los terroristas. Continuaremos la misión de rescate”, expresó el mandatario. En su discurso comentó que bajo su mando defenderá siempre los intereses de la nación norteamericana.

“Con fuerza y precisión en el momento adecuado, en el lugar que elijamos, en el momento que elijamos”, agregó sobre cuándo y dónde llevaría a cabo el plan de ataque hacia ISIS-K.

“No hay pruebas de que haya colaboración entre talibanes y Estado Islámico”

Sobre la relación entre los talibanes, el grupo insurgente armado que tomó Afganistán, y el grupo terrorista Estado Islámico, aseguró que no existen pruebas que indiquen que haya habido colaboración común.

La declaración concuerda con los portavoces talibanes, quienes rechazaron el acto tras conocer sobre el atentado. “No es una cuestión de confianza, sino de interés común. No hay pruebas de que haya una colaboración entre los talibanes y el Estado Islámico”, explicó Biden.

Biden habló del atentado en Kabul
Foto: The New York Times.

De lo que sí tenían conocimiento él y las demás autoridades de Estados Unidos es que durante la operación que llevan a cabo para evacuar a su personal de Afganistán, podían ocurrir ataques.

El demócrata canceló su agenda prevista para este jueves 26 de agosto para tratar la situación del atentado en Kabul con sus asesores. Tenía previsto reunirse con el primer ministro Israelí, Neftali Benet precisamente para tratar el conflicto con Afganistán.

“No ha sido un error cooperar con los talibanes”

La colaboración de Estados Unidos con los talibanes es principalmente para terminar de evacuar el personal de esa nación en la fecha indicada por el grupo insurgente. En este sentido, el presidente comentó que: “No ha sido un error cooperar con los talibanes. Estamos en una situación en la que los militares afganos colapsaron en 11 días. La prioridad es que ISIS-K no se haga más grande. Es interés nuestro salir del país en la fecha indicada”.

En un intento de brindar respuestas al parte del conflicto y el ataque de este jueves, Joe Biden también relató que tiene la intención de brindar apoyo a los militares en la aplicación de su plan de ataque. “Si necesitan más tropas se las voy a conceder”, afirmó.

Hizo alusión al acuerdo que hizo la anterior Administración de su país, en la que Trump pactó con los talibanes una retirada en 2021 de suelo afgano: el Acuerdo de Doha, firmado en Qatar entre estadounidenses y el grupo insurgente. Sobre este comentó que pudiera haber problemas en el cumplimiento de los compromisos por ambas partes, sin ahondar sobre el tema.

Foto: EFE.

Una retirada apresurada

El atentado es el primer ataque hacia tropas norteamericanas en Afganistán desde febrero de 2020. Los hechos ocurren en medio de la salida estadounidense del país surasiático, que se espera que termine el 31 de agosto; presionados por los talibanes que prometieron consecuencias si no se retiraban a tiempo.

Hasta el 25 de agosto fueron evacuados un total de 6.000 estadounidenses. Restan 1.500 personas, según declaró el miércoles el secretario de Estado, Antony Blinken. Al igual que otros países, Estados Unidos también ayuda a escapar a hombres, mujeres y niños que ven amenazados sus derechos fundamentales ante la llegada del régimen talibán.

Joe Biden subrayó que el Pentágono y las autoridades norteamericanas en el país surasiático mantienen la comunicación para atender los vestigios del atentado y posibles próximos ataques.

Noticias relacionadas