• La Ley Latido prohíbe el aborto luego de las seis semanas de gestación, incluso en casos de violación e incesto. Esta permite a un tercero demandar a los implicados en el procedimiento. El presidente Joe Biden prometió actuar para defender los derechos de las mujeres | Foto: EFE.

Las mujeres en Texas (Estados Unidos) ya no podrán practicarse una interrupción del embarazo legalmente. El miércoles 1° de septiembre, entró en vigor en el estado la nueva ley antiaborto que evita que las embarazadas puedan interrumpir su gestación de manera segura después de las seis semanas.

En otros estados del país existen leyes similares, pero en el caso de la texana, es la más estricta. La legislatura permite a una persona, sea conocida por la mujer o no, demandar a los implicados en el aborto, estén dentro o fuera del estado. Incluso, está prohibido el aborto en condiciones de abuso sexual o incesto.

La Corte Suprema, de mayoría conservadora, decidió el mismo día no bloquear la ley antiaborto. El jueves 2 de septiembre, el presidente norteamericano, Joe Biden se refirió al respecto. “Es un asalto sin precedentes a los derechos constitucionales de las mujeres”, expresó el mandatario.

La Ley Contra la Interrupción del Embarazo, también conocida como Ley Latido, entró en vigencia en el segundo estado más poblado del país, casi 50 años después de que las mujeres lograran el derecho a abortar de manera legal y segura.

Caso Roe Vs. Wade y la despenalización del aborto en Estados Unidos

En Texas, estado donde la ley antiaborto entró en vigencia en 2021, se introdujo el primer caso que lograría la despenalización del aborto en lo sucesivo en el país. En 1971, la abogada Norma McCorvey, conocida como Jane Roe, se enfrentó en la Corte a Henry Wade, quien ejecutó una ley que prohibía el aborto; a excepción de casos de emergencia, donde se debía salvar la vida de la mujer.

Tras varias apelaciones y rechazos estatales, para el año 1973, basados en la decimocuarta enmienda de la Constitución relacionada al derecho a la privacidad, la Corte Suprema de Estados Unidos decidió, con 7 votos a favor y 2 en contra, que las mujeres tenían derecho a tener un aborto legal y seguro durante la totalidad del embarazo.

La decisión provocó cambios en otras leyes en 46 estados y colaboró a que comenzara a regularse el aborto en el segundo y tercer trimestre del embarazo. Desde entonces distintos grupos sociales se han pronunciado a favor y en contra, abogando en unos casos a la vida, y en otros, al derecho de la mujer a elegir sobre su cuerpo.

Protestas para rechazar la ley antiaborto
Foto: EFE.

¿De qué trata la ley?

La nueva ley impide que las mujeres interrumpan su embarazo de manera segura después de las seis semanas de gestación, bajo ninguna circunstancia, incluidos el abuso sexual, la violación y el incesto. Posterior a ese lapso de tiempo, los grupos provida que apoyaron la norma aseguran que el corazón del feto empieza a latir, de allí el origen del nombre Ley Latido.

La única excepción para aplicar el aborto es cuando se presente una emergencia médica, siempre y cuando exista una prueba escrita de un médico. Estados como Kentucky, Ohio, Mississippi, Georgia y Missouri han aprobado leyes similares. No obstante, estas solo tienen sanciones penales leves y castigos menores reglamentarios.

Es la legislatura más estricta hasta ahora en Estados Unidos relacionada al aborto. Además de prohibirlo, les da derecho a personas ajenas a la mujer embarazada, a denunciar la interrupción de un embarazo y a los implicados en el proceso, amparados en el derecho de acción civil privado que estos pueden aplicar para hacer cumplir la ley. La denuncia se puede hacer hacia alguna texana en cualquier del país y puede incluir a médicos, enfermeros y familiares, con la posibilidad de reclamar hasta 10.000 dólares por daños a través de una demanda.

BBC Mundo reseña que, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos comenta que el término latido de corazón puede ser engañoso, pues lo que se detecta durante la etapa posterior a la sexta semana de embarazo es el proceso previo a la formación del corazón. Además, durante las primeras semanas, muchas mujeres no suelen saber que están embarazadas.

Greg Abbott, gobernador de Texas, fue el promotor de la ley conservadora en el estado y la promulgó en mayo de 2021, para que entrara en vigencia el 1° de septiembre. Previo a la decisión, las mujeres en estadounidenses podían acudir a centros de salud a practicarse un aborto seguro y legal, en promedio, hasta las 24 semanas de gestación.

La ley antiaborto fue aprobada por la Corte Suprema
Foto: EFE.

La Corte Suprema no bloqueó la ley y Biden promete acciones

Tras una votación mayormente conservadora de 5 a favor y 4 en contra durante el miércoles 1° de septiembre, la Corte Suprema de Estados Unidos no bloqueó la Ley Latido. Esto produjo que entrara en vigor y no se respondiera a una apelación de emergencia presentada por grupos civiles y proveedores de servicios de aborto que esperaban fuera bloqueada o reformulada.

Al día siguiente, el 2° de septiembre, el presidente Joe Biden criticó la ley y se comprometió a defender los derechos constitucionales de las mujeres. “La ley viola abiertamente derechos y afectará significativamente el acceso de las mujeres a la atención sanitaria”, afirmó Biden desde Washington.

Para esta tarea, el mandatario aseguró que movilizará todos los recursos posibles para que las mujeres en Texas puedan abortar. El Consejo de Género y la Oficina del Abogado de la Casa Blanca trabajarán de manera integral para revertir la decisión de la Corte. Los cambios sobre la nueva norma pudieran aplicarse para 2022.

El presidente Joe Biden criticó la ley antiaborto
Foto: EFE.

Florida, próximo estado que pudiera aprobar una ley similar

Un grupo de republicanos discute la implementación de una ley similar a la de Texas para que se implemente en el estado de Florida. Wilton Simpson, presidente del Senado del estado costero, aseguró luego de la entrada en vigencia de la norma antiaborto que se encuentran trabajando para elaborar un proyecto de ley similar.

“Es hora de comenzar a salvar vidas de niños no nacidos inocentes en Florida”, anunció a ABC Anthony Sabatini, representante de la Cámara Baja del estado. Además, los representantes republicanos de ese estado aplaudieron la medida del Supremo de no bloquear la Ley Latido en Texas.

Una encuesta del Pew Research Center indica que 6 de cada 10 estadounidenses creen que el aborto debería ser legal en todos los casos o en la mayoría de ellos. El tema ha sido discutido entre demócratas y republicanos a lo largo de los años, sin llegar a acuerdos consistentes sobre el tema, pues las opiniones están divididas.

Protestas ante la ley antiaborto
Foto: EFE.

Ley antiaborto: entre rechazos y celebraciones

El viernes 3 de septiembre un grupo de mujeres en la Universidad de Texas protestó en contra de la ley, mientras los grupos provida la aplaudieron alegando que esperaron años para que la medida se hiciera efectiva. Según la casa de estudios, la ley perjudica a personas en condición de pobreza y a las mujeres afroamericanas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que en los sitios donde el aborto es limitado, las interrupciones al embarazo clandestinas e inseguras aumentan. Todos los años, entre el 4,7% y el 13,2% de las muertes de mujeres son atribuidas a abortos poco seguros. El ente internacional aboga a la educación sexual y el uso de preservativos para prevenir los abortos.

Ahora, las mujeres que deseen practicarse uno después de las seis semanas deberán asistir a otros centros de salud de estados aledaños. En promedio, según el Instituto Guttmacher, el viaje es de al menos 400 kilómetros. Aunque las embarazadas logren realizar el procedimiento, siguen corriendo el riesgo de ser denunciadas por terceros en Texas, gracias a la entrada en vigencia de la nueva norma.

Noticias relacionadas