• La audiencia de Javier Tarazona, Rafael Tarazona y Omar García, a quienes el régimen de Nicólas Maduro acusa de incitación al odio y traición a la patria, ha sido suspendida cuatro veces

El director de la ONG Fundaredes, Javier Tarazona, y los activistas Rafael Tarazona y Omar García, llevan 100 días detenidos luego de que se les acusara de terrorismo, incitación al odio y traición a la patria.

La ONG venezolana enfatizó que la defensa de los derechos humanos no constituye un delito y exigió la liberación de los tres miembros de Fundaredes.

“Hoy 9 de octubre se cumplen 100 días desde la detención arbitraria de Javier Tarazona, Rafael Tarazona y Omar García por parte de efectivos del (Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional) Sebin”, indicó Fundaredes en su cuenta de Twitter.

El presidente de la ONG Foro Penal, Alfredo Romero, denunció el 1º de octubre que por cuarta vez se difirió la audiencia preliminar de los miembros de Fundaredes.

“Es una evidente violación a los derechos humanos de Javier y Rafael Tarazona y Omar García, los mantienen incomunicados, sin acceso a sus abogados y privados de libertad”, aseveró el Centro para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos en Venezuela.

Detención de los defensores de DD HH

El 2 de julio de 2021, a Tarazona lo detuvieron cuando acudió a la Fiscalía en Coro, estado Falcón, para denunciar que era víctima de acoso y persecución por funcionarios de la entidad. 

En el lugar también detuvieron a los activistas Rafael Tarazona y Omar García, además del director de Mayday Confavifd, Yhonny Romero, a quien liberaron el mismo día. 

Los defensores habían presentado varias denuncias ante la Fiscalía para que se investigara la supuesta relación del Estado con miembros de grupos guerrilleros como las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), lo que el Ministerio Público calificó como “difamaciones”.

“Tarazona fue la voz que informó, a falta de datos oficiales, acerca del conflicto que comenzó en marzo pasado entre las Fuerzas Armadas y un grupo de disidentes de las FARC en el estado Apure (fronterizo con Colombia)”, reseñó la agencia de noticias EFE.

Ante el silencio del Ejecutivo, el activista se convirtió en una de las escasas fuentes para conocer lo que sucedía en la zona.

ONG Fundaredes, Javier Tarazona

Actividades previas a la detención

Los detenidos realizaban actividades de formación en las comunidades de Falcón. Durante la mañana del 1º de julio, Tarazona estuvo en el encuentro multisectorial con defensores y activistas de derechos humanos y otras representaciones de la sociedad civil del estado Falcón.

Horas más tarde, el activista alertó a través de su cuenta en Twitter que funcionarios del Servicio de Investigación Penal de la Policía del estado Falcón (SIPEF) y del Sebin realizaron hostigamiento en el recinto donde se realizó la actividad.

A las 12:30 am del 2 de julio, Tarazona denunció que al intentar ingresar al hotel en el que tenía previsto hospedarse en Coro, un grupo de hombres armados sin identificación esperaban en la entrada.

Debido a estos hostigamientos, Tarazona asistió al Ministerio Público del estado Falcón para denunciar los hechos.

Imputación de delitos

El 6 de julio, el fiscal del régimen, Tarek William Saab, informó que los tres activistas se encontraban detenidos en la sede de Hombre Nuevo Simón Bolívar en Caracas. 

Detalló que los tres están imputados por los supuestos delitos de promoción al odio, traición a la patria y terrorismo.

Funda Redes instó al Estado a acatar la medida cautelar de protección emanada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en favor de todos los integrantes de la organización, debido a las reiteradas denuncias de acoso y hostigamiento. 

El 6 de julio, la delegación de la Unión Europea (UE) en Venezuela expresó su preocupación por la detención de los activistas. 

El organismo hizo un llamado a que se respete el derecho de los detenidos al debido proceso, particularmente la asistencia jurídica.

Mackler García,  director encargado de la ONG en el estado Táchira, explicó a principios de septiembre que presentaron una solicitud de medida humanitaria en favor de los activistas debido a que presentan una delicada situación de salud.

“100 días de ensañamiento cruel contra defensores de DD HH por esta tiranía de Maduro”, expresó el exgobernador del estado Bolívar, Andrés Velásquez. 

El proceso judicial en contra de los tres activistas ha generado indignación entre las organizaciones nacionales e internacionales que defienden los DD HH, quienes diariamente exigen su inmediata liberación.

Noticias relacionadas