• Después de años de ventas lentas, hay señales tempranas de que la tecnología de pantalla flexible iniciada por Samsung está ganando una mayor aceptación entre los consumidores. Foto: Tristan Werkmeister

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota Are Foldable Smartphones Finally Cool? original de The Wall Street Journal.

¿Será 2022 el año en que los teléfonos inteligentes plegables se generalicen?

A pesar de años de esfuerzos de marketing por parte de Samsung Electronics de Corea del Sur, los teléfonos inteligentes plegables aún pueden parecer juguetes para un nicho en específico. Pero hay señales de que está empezando a cambiar. Samsung dijo que la cantidad de teléfonos Galaxy Z Fold 3 y Z Flip 3 que vendió en el mes posterior a su lanzamiento en agosto superó la cantidad total de dispositivos plegables que vendió en todo 2020. En 2021 en su conjunto envió cuatro veces más plegables que en el año anterior. Samsung tenía alrededor del 84 % del mercado plegable, según Counterpoint Research.

Leer más  TikTok es el nuevo motor de búsqueda para la generación Z

Es probable que un punto de precio más bajo haya atraído a los consumidores: el Galaxy Z Flip 3 de Samsung cuesta alrededor de $ 1.000, en línea con otros teléfonos inteligentes de gama alta como el iPhone 13 Pro. El Galaxy Z Fold 3 cuesta alrededor de $1.800, pero es más barato que sus predecesores. El Galaxy Fold original se vendió por alrededor de $ 2.000 en 2019. Samsung también solucionó algunos de los problemas anteriores, fabricando pantallas más resistentes y mejores bisagras.

Los teléfonos inteligentes plegables representaron solo 8,6 millones de los envíos totales de teléfonos inteligentes del año pasado de alrededor de 1.400 millones, estima Counterpoint. Pero la otra cara de la moneda de ser pequeño es que el mercado podría crecer rápidamente: los envíos plegables del año pasado fueron casi tres veces mayores que el año anterior, y Counterpoint espera que se tripliquen nuevamente a 25,7 millones en 2023.

Sus precios más altos significan que los plegables también contribuyen más a las ganancias. Credit Suisse estima que el año pasado su participación en las ganancias operativas de los teléfonos inteligentes de Samsung fue del 8 %, que podría aumentar al 16 % en 2023. A medida que se vuelve más difícil persuadir a los consumidores para que paguen por un nuevo teléfono, una versión plegable, con su pantalla más grande que de otro modo cabría en un bolsillo, podría ser una forma de hacerlo.

Leer más  Júpiter se verá más grande y brillante: por qué ocurre este fenómeno y cómo observarlo 

En un futuro cercano, las restricciones de suministro podrían frenar el crecimiento de los plegables. Más allá, el desafío vendrá de otros fabricantes de teléfonos inteligentes: marcas chinas como Oppo y Honor están ingresando al mercado. Eso afectará la participación de mercado de Samsung (Credit Suisse espera que caiga al 65 % para 2025), pero también impulsará una adopción más amplia, lo que probablemente reducirá los costos. Samsung también se beneficia al suministrar a otros fabricantes de teléfonos las pantallas flexibles, llamadas diodos orgánicos emisores de luz u OLED, un mercado que probablemente seguirá dominando.

Samsung seguramente esperará que finalmente sea el año para dar la vuelta al fracaso en los plegables.

Gracias a las pantallas flexibles, los teléfonos plegables están de vuelta, al igual que sus sonidos satisfactorios al abrirlos y cerrarlos. Joanna Stern de WSJ intenta hacer una canción con clics y clacks que provienen del nuevo Razr y Galaxy Z Flip, y los prueba en el camino.

Traducido por Oswaldo González 

Leer más  TikTok es el nuevo motor de búsqueda para la generación Z
Noticias relacionadas