• Giovanni Piermattei, presidente de la ONG Venezuela Igualitaria, explicó que el Tribunal Supremo de Justicia tiene siete años de retardo procesal para decidir sobre la materia. Aseguró que los crímenes de odio contra personas LGBT en el país se deben al mensaje del Estado al no legislar sobre este derecho

Defensores de derechos humanos y activistas del movimiento LGBT en Venezuela protestaron el lunes 31 de enero frente a la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para exigir que se apruebe el matrimonio civil igualitario en el país.

Los manifestantes denunciaron que el TSJ tiene siete años de retardo procesal para decidir sobre el matrimonio igualitario. En 2016, activistas del movimiento LGBT introdujeron ante la Sala Constitucional del TSJ una demanda por omisión legislativa, debido a que en 2014 presentaron en la Asamblea Nacional el Proyecto de Ley del Matrimonio Civil Igualitario y este no fue agendado ni discutido en el Parlamento, tal como establece la Constitución Nacional.

Leer más  Richelle Briceño, una activista que le da voz a la comunidad trans en Venezuela

Por otra parte, el segundo recurso ante el TSJ es la Demanda por la inconstitucionalidad del Artículo 44 del Código Civil (29/01/2015). Este, según los manifestantes, es el único instrumento jurídico que obstaculiza el matrimonio entre personas del mismo sexo/género.

Mensaje a la ciudadanía

Giovanni Piermattei, presidente de la ONG Venezuela Igualitaria, explicó en entrevista a VPItv que en 2021 hubo más de 20 crímenes de odio por motivos de orientación sexual o de identidad de género; mientras que en lo que va de 2022 ya son cuatro los casos que han podido registrar desde la organización sin fines de lucros. Esto, según el defensor de DD HH, tiene que ver con el mensaje que el Estado envía a la ciudadanía, al no legislar y reivindicar la identidad de las personas LGBT a través del acceso a las instituciones.

Los movimientos evangélicos fundamentalistas cristianos que hacen vida dentro de los partidos aliados al partido de gobierno hacen un enorme peso (…) no es desconocido que en Latinoamérica este movimiento ha crecido enormemente y ocupando espacios de decisión importante”, dijo Piermattei a VPItv.

Además de Venezuela Igualitaria, las otras ONG que convocaron a la protesta fueron: Fundación Reflejos de Venezuela, Alianza Lambda Venezuela, Venezuela Diversa; País Plural, Caleidoscopio Humano, Ejército Emancipador, Divas de Venezuela, Género Conciencia, Somos Movimiento, Intersex Venezuela, entre otras.

Leer más  ¿Cuáles son las prohibiciones que afectan a la comunidad LGBTIQ+ en Venezuela?

Antecedentes de la lucha

En 2008 el Tribunal Supremo de Justicia dictaminó que la Constitución no prohibía ni condenaba las uniones entre personas del mismo sexo.

Si bien las parejas homosexuales tenían contemplados todos los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales, la Constitución no les reconocía protección especial equiparable al matrimonio o concubinato entre un hombre y una mujer.

El 22 de octubre de 2020 Nicolás Maduro pidió a la Asamblea Nacional del chavismo discutir sobre el matrimonio igualitario. No obstante, hasta el momento esos debates siguen sin producirse en el Parlamento.

Venezuela tiene un claro rezago con respecto a este derecho. En la región, Argentina, Uruguay, Brasil, Colombia, Ecuador, México (en algunos estados) y recientemente Chile, son países donde es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo y sus derechos están contemplados ante la ley.

Leer más  Yendri Velásquez: Es importante visibilizar los problemas del colectivo LGBTIQ+ y celebrar que “somos quienes somos”

En el año 2018, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, mediante una opinión consultiva, determinó que los matrimonios entre parejas del mismo sexo deben ser reconocidos y está dirigida a los países firmantes de esa convención. Venezuela está entre esas naciones.

Noticias relacionadas