• Las Fuerzas Especiales de EE UU liquidaron a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi. El Pentágono calificó la misión como exitosa y aseguró que ningún estadounidense murió. Foto principal: EFE

En una misión antiterrorista en el noroeste de Siria, las Fuerzas Especiales de Estados Unidos ultimaron la noche del 2 de febrero al líder del grupo terrorista ISIS, Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi. Así lo informó en la mañana del jueves 3 de febrero el presidente estadounidense, Joe Biden.

“Anoche, bajo mi dirección, las fuerzas militares estadounidenses en el noroeste de Siria llevaron a cabo con éxito una operación antiterrorista para proteger al pueblo estadounidense y a nuestros aliados, y hacer del mundo un lugar más seguro. Gracias a la habilidad y valentía de nuestras Fuerzas Armadas, logramos retirar del campo de batalla a Abu Ibrahim al-Hashimi al-Qurayshi”, anunció Biden en un comunicado.

El presidente dará más detalles en una rueda de prensa en la tarde del jueves 3 de febrero.

Lo que se sabe de la misión

El secretario de Prensa del Pentágono, John Kirby, dijo en un comunicado el miércoles por la noche que la misión fue realizada por el Comando Central de Estados Unidos, que controla las operaciones y actividades militares en el Medio Oriente.

Fuentes en el terreno informaron a CNN múltiples muertes. Hasta ahora EE UU no ha dado detalles sobre las víctimas, aunque aseguran que ningún estadounidense murió. Sin embargo, el grupo de defensa civil sirio Cascos Blancos, aseguró que al menos 13 personas murieron en los enfrentamientos que tuvieron lugar durante y después de la redada, incluidos seis niños y cuatro mujeres.

La organización, que se está encargando de tratar a los heridos y recuperar los cuerpos, explicó en Twitter que las víctimas se produjeron por unos “ataques y enfrentamientos” que tuvieron lugar justo después de la operación especial contra una vivienda en la zona de Atme. Los efectivos estadounidenses descendieron al área fronteriza con la localidad turca de Iskanderun, en una “incursión aérea”, según los Cascos Bancos.

Según la Agencia AP, residentes y activistas dicen haber sido testigos de una gran operación terrestre, en el que las fuerzas estadounidenses utilizaron megáfonos para instar a mujeres y niños a abandonar el área. Habitantes de la zona comentaron a la agencia que varios helicópteros estadounidenses enfrentaron a hombres armados en un edificio, el cual quedó prácticamente destruido.

Esta fue la redada estadounidense más grande en el país desde la operación de 2019, que mató al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi. La misión se produce, además, días después de que ISIS participara en un motín en una cárcel en Siria. Dejó casi medio millar de muertos.

Noticias relacionadas