• El OVF registró una leve reducción en el costo semanal de la canasta básica, por la disminución de los precios de la carne y los huevos. Aun así, el cambio no es lo suficientemente significativo para ser asequible entre los sectores más pobres de la población

Desde el comienzo de la emergencia humanitaria compleja en Venezuela, comer proteínas de manera habitual se volvió un hábito que no todos los ciudadanos pueden costear. Si bien en la actualidad la oferta de productos animales parece haber mejorado, todavía para algunos sectores de bajos ingresos persisten las dietas a base de legumbres y vegetales, debido al alto precio de la carne.

Como cada semana, el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) publicó el 22 de febrero de 2022 el costo de la Cesta Petare. Es decir, una tabla con el valor promedio de los productos básicos conseguidos en la popular parroquia del municipio Sucre, en Miranda. Con este medidor se puede calcular un aproximado de cuánto necesita una familia caraqueña para cubrir sus necesidades alimenticias durante siete días.

En esta oportunidad, la canasta básica semanal arrojó un costo estimado de 155,4 bolívares, equivalentes a 35,23 dólares de acuerdo con la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV) del día de su publicación. No obstante, el OVF también usó como referente la tasa paralela empleada informalmente en la mayoría de los comercios, lo que haría necesario para un ciudadano $33,64 semanales para subsistir.

Leer más  Transferencias inmediatas en bancos venezolanos: ¿qué entidades ofrecen este servicio?

Actualmente el salario mínimo mensual de Venezuela es de Bs. 10 (Bs. 7 de sueldo base y Bs. 3 de bono alimenticio). Es decir, se requiere ganar 15,54 salarios a la semana para comprar comida. De la canasta, el sueldo base de Bs. 7 solo alcanzaría para comprar un kilo de azúcar. Los bonos otorgados periódicamente por el régimen de Nicolás Maduro tampoco resuelven la situación, ya que en su mayoría equivalen a $2. 

Baja la carne

La Cesta Petare reportó una disminución de 0,64 % de su costo respecto a la semana anterior. En su semana 6, valía Bs. 156,4. Esta reducción se debió al precio de la carne de res, que bajó de Bs. 38 a 37 por kilo. A pesar de su tendencia a seguir bajando, el cambio es de apenas Bs. 1, por lo que en la cotidianidad resulta imperceptible para los compradores. Con un valor promedio de $8 por kilo (también depende del tipo de corte), resulta inaccesible para aquellos sectores de la población que no cuentan con sueldos dolarizados.

Leer más  Llegó una nube de polvo del Sahara a Venezuela: ¿qué estados afectará?

Los huevos, otra fuente primaria de proteínas, mantuvieron su precio de Bs. 22, luego de también haber bajado en la semana 5. De hecho, la carne fue el único producto de toda la cesta que presentó variaciones de precio en las últimas dos semanas. El resto de insumos consultados por el OVF tuvo los siguientes costos:

– Harina de maíz: Bs. 5,5

– Queso blanco: Bs. 22

– Aceite de maíz: Bs. 21,7

– Azúcar: Bs. 7

– Arroz entero: Bs. 5

– Café molido: Bs. 35,2

No es suficiente

Combos de comida comerciantes clientes Caracas Comercios precios huevos proteina víveres El Diario by José Daniel Ramos
Foto: José Daniel Ramos @danielj2511

En los últimos meses, con la estabilización de los precios, un porcentaje de venezolanos pudo volver a comprar productos cárnicos. La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), reportó que el consumo de carne per cápita de Venezuela subió de seis a ocho kilos durante el año 2021. El presidente del gremio, Armando Chacín, indicó que de los cuatro principales grupos de carnes (res, pollo, cerdo y pescado), un solo venezolano ingiere menos de 24 kilos al año, cuando el promedio mundial es de más de 60 kilos anuales por persona.

Leer más  La historia detrás de la espada de Bolívar que generó discordia en la transición de poder en Colombia

A esto se suma la declaración del vicepresidente de Fedenaga, Luis Prado, quien a principios de febrero de 2022 señaló que este consumo sigue por debajo de los estándares de la la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). “En Venezuela se produce el 100% de la carne y leche que se consume en el país, pero estamos por debajo de las recomendaciones de la FAO de lo que debería ser el consumo per cápita”, dijo. Agregó que si bien el gremio ganadero produce actualmente el 100 % de la carne del país, solo el 40 % de la población tiene acceso a ella.

Sobre ese 60 % que todavía no tiene acceso frecuente al consumo de proteínas, la nutricionista y asesora de Cáritas Venezuela, Susana Rafalli, advierte que persiste la malnutrición. En una entrevista a VPItv, aseguró que desde hace años la carne y leche desaparecieron de la dieta de muchos venezolanos, quienes las sustituyen por granos como caraotas y lentejas. Agrega que también bajó mucho el consumo de vegetales, por lo que las comidas se  basan en almidones como la yuca, plátano y la harina precocida.

“Los ciudadanos están consumiendo algo de sardina, algo de queso, pero no en la frecuencia que se necesita para tener una dieta balanceada”, dijo.

Noticias relacionadas