• El cáncer cervicouterino es la segunda causa de muerte por cáncer femenino en Venezuela después del cáncer de mama. El equipo de El Diario de conversó con Rafael Delgado, médico cirujano, oncólogo y miembro de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela sobre la importancia de la prevención y la difusión de información sobre la enfermedad

El cáncer de cuello uterino es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en el mundo. Esta enfermedad es la segunda causa de muerte por cáncer femenino en Venezuela, de acuerdo con la Sociedad Anticancerosa de Venezuela. Por eso, es necesario concientizar a la población sobre las elevadas posibilidades de contraer esta enfermedad y  cómo prevenirla.

El 26 de marzo de cada año se celebra el Día Mundial de Prevención del Cáncer de Cuello Uterino. En esa fecha se hace especial énfasis en la importancia de priorizar el diagnóstico temprano, pero sobre todo en concientizar sobre su prevención.

En Venezuela la primera causa de muerte por cáncer femenino es el cáncer  de mama. El cáncer de cuello uterino ocupa el segundo lugar a pesar de que existen procedimientos y fármacos para evitar su aparición. 

Este tipo de cáncer se produce principalmente como consecuencia del contagio de Virus de Papiloma Humano (VPH) en mujeres. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) dos tipos de VPH provocan cerca del 50% de las lesiones precancerosas del cuello uterino con alto nivel de malignidad. 

Por esta razón, el cáncer de cuello uterino es el cuarto tipo de cáncer más frecuente en las mujeres de todo el mundo. La OMS estimó una incidencia de 604 000 nuevos casos y 342 000 muertes en el año 2020. 

Leer más  “Error 404: Democracia no encontrada”: durante 2021 se registraron 93 casos de agresiones contra trabajadores de la prensa en Venezuela
Foto referencia;

Prevención del cáncer de cuello uterino

Es un tipo de cáncer que puede prevenirse. Para eso, organizaciones como la Sociedad Anticancerosa de Venezuela incentivan campañas de prevención y diagnóstico temprano, pero también insisten en la importancia de la vacunación masiva contra el VPH. 

Este tipo de cáncer tiene una importancia desde el punto de vista epidemiológico y de morbimortalidad especialmente en Venezuela y países subdesarrollados”, explicó para El Diario Rafael Delgado, médico cirujano, oncólogo y miembro de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela.

De acuerdo con el especialista, al controlarse la frecuencia de infección por VPH en la población se modera por consecuencia la aparición de cáncer de cuello uterino. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó la vacuna contra el VPH en el año 2006 y ratificó su seguridad en el año 2014. El Instituto Nacional de Higiene (INH) aprobó su uso en todo el sistema de salud público en el año 2015. Sin embargo, se convirtió en una promesa sin cumplir en Venezuela debido a que la vacuna contra el VPH no se aplica de forma pública en el país.

Delgado explica que lo ideal es vacunar a niños y niñas en edades comprendidas entre 9 y 11 años contra el VPH para evitar el contagio del virus y de esta forma prevenir el cáncer de cuello uterino en mujeres. 

Al no formar parte del programa nacional de vacunación es muy bajo el porcentaje de personas que se aplican la vacuna contra el VPH. Quienes lo hacen, acceden al medicamento de manera privada y cuyos costos son elevados.

De acuerdo con cifras de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, se estima que durante el año 2019 se produjeron 1.885 muertes y 4.775 nuevos casos que tiene una  incidencia anual de 23,82 y de mortalidad de 10,45.

Leer más  Abracadabra 2: ¿cuándo se estrenará y en cuál plataforma se podrá ver?

El oncólogo hace énfasis en la importancia de promover las medidas de prevención del cáncer de cuello uterino para evitar llegar al diagnóstico en un estado avanzado de la enfermedad. Sin embargo, en Venezuela no existe una difusión adecuada de programas de prevención sobre este tema por lo que gran parte de los pacientes reciben tratamiento en una etapa avanzada de la enfermedad.

Foto referencial

“En Venezuela los hospitales no funcionan del todo bien, funcionan tratando de curar a los pacientes ya enfermos. Los programas de prevención no tienen la difusión adecuada y por ende llegan muchos pacientes con enfermedad avanzada”, explica el médico.

Formas de prevención

La prevención del VPH y por consecuencia, prevención del cáncer de cuello uterino, pasa por tres niveles. 

De acuerdo con la explicación de Delgado, que coincide con el esquema avalado por la OMS, la prevención del cáncer de cuello uterino tiene  tres niveles. 

El especialista señala que el cáncer de cuello uterino, a diferencia de otros tipos de cáncer, tiene una característica especial que permite evitar que se desarrolle. Para eso se debe cumplir un esquema de prevención de tres niveles. 

La primera fase es la prevención primaria que consiste en la vacunación contra el VPH a temprana edad. Dentro de esta etapa también se deben realizar citologías periódicas una vez al año para detectar cambios celulares en el cuello uterino antes de que se desarrolle el cáncer. 

De esta forma podemos tomar medidas de prevención a través de procedimientos u observación. De esta manera, se pueden tratar condiciones que si no se tratan pudieran desarrollar el cáncer”, explicó.

También en esta fase se encuentra el exámen ginecológico que debe realizarse una vez al año. En esta consulta el especialista puede detectar cambios premalignos.

Leer más  Movistar dejará de prestar servicio de televisión satelital en Venezuela: ¿cuándo entrará en vigencia la medida?

La OMS agrega la importancia de la educación sexual en niños y adolescentes, así como la promoción del uso de preservativos para evitar el contagio de VPH. 

El especialista afirma que al tener un buen control primario es más sencillo realizar la prevención secundaria que consiste en la detección precoz de la enfermedad. 

Examen ginecológico de rutina

En esta fase la OMS indica que debe aplicarse a mujeres en general a partir de los 30 años de edad y de los 25 años para mujeres con VIH. 

La tercera fase consiste en el tratamiento del cáncer de cuello uterino una vez diagnosticado. Se aplica cirugía, radioterapia, quimioterapia o cuidados paliativos, según requiera la paciente. 

Delgado explica que más del 90% de los casos de cáncer de cuello uterino no requiere cirugía, sino que predomina el tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

El especialista explica que la mayoría de los casos llegan en etapa avanzada de la enfermedad debido a la falta de atención primaria y secundaria. El oncólogo enfatiza en la importancia de la difusión de los programas de prevención. 

La inclusión de la vacuna contra el VPH en el programa nacional de vacunación en Venezuela, promover la educación sexual en jóvenes, así como  los beneficios del control médico periódico como medida de prevención, podrían incidir en la disminución de las cifras de esta enfermedad en Venezuela

Noticias relacionadas