• Aunque todavía es un prototipo, el robot puede llegar a los recovecos internos del cuerpo humano con una invasión mínima, una tarea que ha frustrado a los médicos durante mucho tiempo

Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota This snakelike robot slithers down your lungs and could spot cancer, original de The Washington Post.

Investigadores del Reino Unido han desarrollado un robot autónomo con forma de serpiente diseñado para deslizarse por los pulmones humanos a lugares que son difíciles de alcanzar para los profesionales médicos. La herramienta podría mejorar la detección y el tratamiento del cáncer de pulmón y otras enfermedades pulmonares.

En un artículo médico publicado en la revista Soft Robotics la semana pasada, científicos de la Universidad de Leeds dieron a conocer un nuevo “robot de tentáculo magnético”, que está compuesto de discos magnéticos y tiene aproximadamente 2 milímetros de grosor, aproximadamente el doble del tamaño de una punta de bolígrafo, y menos de una décima de pulgada de largo.

En el futuro, el uso del robot podría ampliarse para ayudar a los médicos a investigar mejor y más a fondo otros órganos, como el corazón, el riñón o el páncreas humanos, dijeron.

“Es espeluznante”, dijo en una entrevista Pietro Valdastri, investigador principal del proyecto y presidente de robótica y sistemas autónomos en la Universidad de Leeds. ”Pero mi objetivo… es encontrar una manera de llegar lo más profundo posible dentro del cuerpo humano de la manera menos invasiva posible”.

Todavía faltan entre 5 y 10 años para que el robot aparezca en un entorno clínico, dijeron los investigadores, pero el dispositivo llega inmediatamente después de una flota de otras innovaciones robóticas que permiten a los médicos la capacidad de escanear mejor los pulmones de un paciente en busca de tejido canceroso. Están diseñados para facilitar una tarea con la que los médicos han luchado durante mucho tiempo: llegar a los recovecos  internos  del cuerpo humano, con fines de diagnóstico y tratamiento, sin causar daños ni utilizar procedimientos invasivos.

Leer más  ¿Más del 70 % de enfermeros han desertado de los hospitales venezolanos?

Los médicos ahora usan un dispositivo médico llamado broncoscopio para examinar los pulmones y las vías respiratorias de una persona. Normalmente de 3,5 a 4 milímetros de diámetro, casi el doble de ancho que el tentáculo del robot de Valdastri, el dispositivo entra por la nariz o la boca del paciente y entra en las vías respiratorias de los pulmones, llamadas bronquiolos.

Pero el ancho y la rigidez del broncoscopio limitan la profundidad a la que los médicos pueden aventurarse en los pulmones de un paciente en busca de tejidos cancerosos u otros tejidos problemáticos. Partes de los pulmones se dejan sin examinar, dijo Valdastri, lo que podría causar daño.

“Si no puede obtener una muestra de tejido, entonces debe evaluar el riesgo de… no hacer nada”, dijo. “Esta es una razón por la que, muy a menudo, el cáncer se detecta en una etapa muy tardía”.

Un prototipo del robot de tentáculo magnético, diseñado para examinar los pulmones humanos, creado en la Universidad de Leeds. 
(Universidad de Leeds)

El robot del Reino Unido sería el primero en deslizarse por los pulmones de un paciente usando control magnético y no requeriría la guía manual de un médico, lo que permitiría una forma más precisa, ágil y menos dañina para que los médicos investiguen las enfermedades pulmonares, dijo el equipo de investigación del estudio.

Aunque el robot de Valdastri está a años de su aplicación clínica, su tamaño más pequeño y su composición magnética le permitirían cambiar de forma más fácilmente y navegar mejor por la intrincada forma de la red de vías respiratorias de un pulmón, que puede parecerse a un árbol.

Leer más  Bono "Gloriosa Independencia": ¿para qué alcanza?

Se usarían imanes montados en brazos robóticos fuera del paciente para ayudar a guiar el dispositivo hacia los pulmones. Una vez insertados en un paciente, los imanes ayudarían al robot a moverse por los pulmones de un paciente de forma autónoma, siguiendo un mapa de la red pulmonar del paciente, que se trazaría antes del procedimiento.

Una vez en la ubicación deseada, el robot finalmente podría tener la capacidad de tomar una muestra de tejido o administrar un tratamiento clínico. “Dependiendo de dónde esté el tumor”, dijo, “esta puede ser la única manera de alcanzarlo con éxito”.

Nitish V. Thakor, profesor de ingeniería biomédica en la Universidad Johns Hopkins, dijo que el robot autónomo es “una tecnología muy novedosa e interesante” que podría volverse potencialmente útil en áreas fuera de los pulmones, sobre todo en el corazón.

La capacidad autónoma del dispositivo es su factor único, dijo, y tiene la capacidad de cambiar las cirugías invasivas. “Puedo imaginar un futuro”, dijo, “en el que se haga una tomografía computarizada completa de los pulmones, y el cirujano se siente frente a una computadora y diseñe esta ruta de navegación de este tipo de robot serpiente y diga: ‘Ve a buscar eso’”.

A pesar de eso, Thakor dijo que cualquier robot autónomo se enfrentaría a una subida cuesta arriba para ser aceptado por los médicos. ”¿Qué cirujano va a querer perder el negocio?”, dijo. “Las personas que hacen la práctica clínica… la guardan con mucho cuidado hasta que se entrenan”.

Quedan muchos pasos antes de que los hospitales puedan poner en uso el robot. El equipo de Valdastri concluyó recientemente las pruebas del robot en cadáveres, que dijo que fueron exitosas. Después de eso, planean probarlo en pequeños animales.

Leer más  Venezolanos en Chile con pasaporte vencido deben tramitar salvoconducto para viajar a Venezuela: ¿cuáles son los requisitos?

En última instancia, la tecnología podría obtener la licencia de un gran fabricante de dispositivos médicos, dijo, lo que podría guiar el producto a través de más ensayos clínicos y la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Alternativamente, el equipo de estudio podría formar su propia empresa, encontrar inversores y controlar el proceso mismo.

El futuro no está exento de desafíos, dijo Valdastri. Desde una perspectiva técnica, el robot deberá adaptarse a los ritmos de respiración de un ser humano. Actualmente, los campos magnéticos ayudan al robot a navegar por los pulmones de un paciente, excluyendo a las personas que tienen marcapasos o que no pueden obtener resonancias magnéticas para usar la tecnología.

Mientras tanto, Janani S. Reisenauer, cirujana de la Clínica Mayo que se especializa en cáncer de pulmón, dijo que aún no se sabe qué tan innovador podría ser el robot del Reino Unido.

Señaló que los robots de broncoscopia recientes fabricados por Johnson and Johnson e Intuitive Surgical han logrado avances significativos al permitir que los médicos lleguen a partes de los pulmones de difícil acceso y recolecten muestras de tejido para el cáncer de pulmón.

Sin embargo, dijo, si el robot autónomo desarrolla la capacidad de profundizar en los pulmones y luego desplegar un medicamento, detectar proteínas que indiquen que se están desarrollando tumores u otro tratamiento, eso sería de gran valor para el campo.

“Si es un sistema autónomo pequeño y maniobrable que puede salir y luego hacer algo cuando está ahí”, dijo, “eso sería revolucionario”.

Noticias relacionadas