• Los bonistas rechazan recibir los pagos correspondientes a sus cupones en una moneda distinta al dólar

La agencia calificadora de riesgo estadounidense Standard & Poor’s (S&P) informó que Rusia entró en un default selectivo luego de que no pudiera cancelar a sus bonistas el pago de dos cupones que vencieron el 4 de abril.

Según S&P, esto equivale a un «impago selectivo» (selective default), que se declara cuando un país, institución o empresa incurre en impago de alguna de sus obligaciones pero no de su deuda global.

La compañía explicó que el nuevo estatus de la deuda rusa se produce luego de que el gobierno de Vladímir Putin intentó pagar el dinero correspondiente a la deuda en una moneda distinta al dólar.

De acuerdo con S&P Rusia planteó la posibilidad de cancelar los intereses correspondientes a su deuda mediante un pago en su moneda local, el rublo. Sin embargo, esto no fue recibido con agrado por parte de los bonistas debido a que en las actuales condiciones resultaría sumamente complejo poder convertir esos fondos a una moneda como el dólar estadounidense.

Leer más  Canasta básica en Venezuela subió casi 50 % en un año

Si bien Rusia dispone de un periodo de gracia de 30 días, que inició el pasado 4 de abril, para poder pagar su deuda sin entrar en una cesación de pagos, desde la calificadora de riesgo consideran que es muy poco factible que esto llegue a concretarse.

“No esperamos en este momento que los inversores consigan convertir los pagos en rublos a dólares por un monto equivalente a las cantidades debidas, ni que el gobierno pueda convertir esos pagos en ese periodo de treinta días”, indicaron voceros de la calificadora de riesgo estadounidense.

De regreso a 1917

De concretarse un impago total de la deuda Rusia sería el primero que afronta la economía de ese país en más de 100 años. El último escenario similar se produjo en el año 1917 luego del derrocamiento del zar Nicolás II.

En esa oportunidad tras la llegada al poder de Vladímir Lenin, el gobierno ruso repudió los bonos emitidos por el anterior gobierno y se negó a pagar, entrando así en un default total de sus compromisos.

Activos bloqueados

El principal inconveniente que afronta Rusia en estos momentos de cara a cumplir con sus obligaciones financieras en los mercados internacionales radica en que no cuenta con los fondos para poder pagar.

Leer más  Bono “revolucionar permanentemente”: ¿cuántos productos se pueden comprar con el subsidio?

El motivo de ello es que como parte de las sanciones económicas impuestas por la comunidad internacional luego de la invasión a Ucrania, todos sus activos incluidos los del Banco Central de Rusia fueron congelados hasta nuevo aviso.

De acuerdo con Antón Siluanov, ministro de Finanzas de Rusia, el país cuenta con aproximadamente 640.000 millones de dólares en reservas internacionales. Estas se encuentran, en su mayoría, distribuidas entre activos líquidos y oro.

Sin embargo, producto de las sanciones casi el 50 % de esos fondos se encuentran fuera del alcance del gobierno ruso, por lo que no puede disponer de ellos para pagar su deuda externa.

“Tenemos una cantidad total de reservas de alrededor de 640.000 millones de dólares y de ellas cerca de 300.000 millones ahora están en una situación en la que no podemos usarlas”, afirmó Siluanov durante una entrevista a medios rusos publicada a mediados de marzo.

Afirmó que pese a esto su país está en disposición y en capacidad de pagar su deuda. No obstante indicó que dicho pago tendría que ser realizado en rublos. 

Leer más  Los secuestros más mediáticos que se han producido en Venezuela

El inconveniente ante este escenario es que los estatutos de la deuda rusa no contemplan que los pagos se realicen en una moneda diferente al dólar, por lo que los bonistas no están obligados a aceptar los nuevos términos que plantea el gobierno de Putin.

Una vía de escape que podría utilizar Rusia es recurrir a los fondos en divisas que aún continúan percibiendo por concepto de la venta de hidrocarburos a Europa, la cual representa decenas de millardos de dólares. Resta esperar para conocer cuál será la postura asumida por Rusia y si decide optar por un incumplimiento total de su deuda o si por el contrario prioriza estos pagos. 

Noticias relacionadas