• Provea alertó que durante el año 2021 continuó el empobrecimiento de la población y el incumplimiento del Estado en sus responsabilidades con los ciudadanos

La situación social y de derechos humanos en Venezuela presentó un fuerte deterioro en el año 2021. Indicadores como la pobreza, la deserción escolar y la desnutrición en niños demostraron cómo el Estado venezolano no cumplió con sus obligaciones fundamentales en ese periodo. 

El Programa Venezolano de Educación y Acción en Derechos Humanos (Provea) presentó el miércoles 11 de mayo su informe anual sobre la situación del país, en el que expusieron diferentes escenarios en los que se presentaron violaciones de derechos. 

Lisette González, coordinadora de investigación de Provea, detalló que los datos recogidos por esta y otras organizaciones de la sociedad civil no son proporcionados por el Estado y sus instituciones, debido que durante varios años no se publican cifras nacionales. 

Pobreza 

González alertó que el empobrecimiento generalizado sigue en alza ante la situación de la pandemia por covid-19; esto ocurrió también en el año 2020. Los periodos de cuarentena radical afectaron a la economía nacional e impactaron en la situación financiera de las familias. 

Para 2021, Provea registró que 58 % de los trabajadores del sector privado estaban en condición de pobreza extrema. Para los trabajadores del sector público esta estadística asciende a 75 %. 

Leer más  Alertan que en solo cinco meses de 2022 se han registrado 9 suicidios en el estado Trujillo 
Derechos humanos Venezuela Provea

Los pensionados y jubilados también viven este empobrecimiento, debido a que sus ingresos son insuficientes para cubrir sus necesidades básicas. La organización documentó que los 28 bonos adicionales que recibieron los pensionados equivalen a un total de 82 dólares en todo un año o 0,22 dólares diarios.

En el informe también se mencionó que las mujeres viven de forma diferenciada esa pobreza y son las más afectadas por la emergencia humanitaria compleja.

Alimentación, salud y educación

Aunque el abastecimiento de alimentos en los mercados mejoró durante los últimos años, la falta de poder adquisitivo le impide a las familias costear lo necesario para una buena alimentación. “El consumo de alimentos registra caída en todos los estratos. En los hogares en situación de pobreza extrema ese descenso fue de 6 %”, detalló González 

La organización alertó que un reflejo de la falta de poder adquisitivo es que siguen creciendo los reportes de casos de desnutrición crónica y desnutrición aguda. “Esto nos demuestra que esta emergencia humanitaria que ha durado ya al menos siete años está empezando a tener consecuencias que ya son de largo aliento”, indicó.

Señaló que recientemente Caritas de Venezuela determinó que cerca de 23 % de los niños menores de 5 años de edad tienen desnutrición.  La activista comentó que el efecto a largo plazo de esta situación es el retardo de crecimiento y las afectaciones en el desarrollo cognitivo de la población infantil venezolana. 

Leer más  Qué es una recuperación en forma de K y por qué advierten que se asemeja a lo que vive la economía de Venezuela

La Encuesta Nacional sobre Juventud de la Universidad Católica Andrés Bello (Enjuve) determinó que la tasa de escolaridad en el año 2021 ha sido la más baja registrada desde que comenzó a hacerse este sondeo en el año 2014. Además, la mitad de los niños que no asistieron a clases lo hicieron por falta de alimentos. 

Durante buena parte del año 2021 continuó la modalidad de educación a distancia, por lo que también se  evaluó la calidad de este método de aprendizaje en el informe. Determinaron que al menos 60 % de los hogares no tuvieron acceso a Internet o dispositivos para conectarse, por lo que esas familias vieron afectada su educación. 

Otro aspecto que resaltó en los datos recogidos por la organización fue la falta de atención médica. Provea documentó 71.186 denuncias sobre violaciones al derecho a la salud. Esto significó un aumento de las denuncias en 244 % durante  el año 2021.

Estas vulneraciones responden a que durante la pandemia por covid-19 el sistema de salud se dedicó a atender prioritariamente los casos de coronavirus. “Este sistema de salud que ya estaba debilitado entonces contó con pocos recursos para atender problemas sanitarios como salud materno infantil y  enfermedades crónicas”.

En el año 2021, Venezuela se ubicó entre los países con baja cobertura de vacunación pediátrica, por lo que cerca del 80 % de los niños venezolanos no tienen su esquema de inmunización completo. 

Leer más  Mataron a un soldado colombiano en una zona fronteriza con Venezuela

Provea señaló que 4.182 viviendas fueron construidas y entregadas durante el año 2021, de acuerdo con la información que recabaron. “Eso contrasta con la cifra oficial anunciada de 495.818 viviendas”.

Derechos civiles y políticos 

La organización señaló que 1.414 personas fueron asesinadas por policías y militares. Añadieron que el organismo de seguridad más letal fue el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), ya que ejecutaron a 347 personas. 

Con respecto a las violaciones al derecho de la integridad personal, Provea registró 241 presuntas víctimas de torturas en todo el país, lo que es un aumento de 148 %  en relación con el año anterior. González señaló que el CICPC es el organismo más denunciado por estos hechos. 

Derechos humanos Provea
También se registraron tratos crueles, inhumanos y degradantes a 441 personas y los recintos donde hay más denuncias es en la sede del CICPC en El Hatillo y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM) en Boleita”, apuntó la activista. 

Provea advirtió en el informa que pese a la investigación de la Corte Penal Internacional (CPI), las violaciones de derechos humanos no han cesado. Tampoco han notado una mejoría en el sistema de justicia nacional. 

Información en desarrollo…

Noticias relacionadas