• La joven barinesa fue secuestrada el 30 de diciembre de 2021. Cinco meses después, el CICPC la rescató durante un operativo. Franyeli Guerrero se encuentra bien físicamente, sin embargo, posee secuelas psicológicas, indican sus familiares

El rescate de Franyeli Guerrero, de 24 años de edad, se llevó a cabo el jueves 19 de mayo en el estado Barinas y con él se puso fin a casi cinco meses de secuestro por parte de grupos irregulares, presuntamente colombianos, denuncia su familia. De acuerdo con Luz Fernández, la cuñada de la víctima, la barinesa se encuentra “bien de salud”, pero tiene secuelas físicas y psicológicas. “Es como un milagro como se dieron las cosas”, destacó.

Según informó Fernández a Circuito Onda, Franyeli Guerrero está delgada y presenta problemas de circulación debido a que no pudo caminar durante largas jornadas. La violencia, detalla la familiar de la víctima, fue principalmente psicológica, sin golpes físicos. Fernández dijo que Franyeli se encuentra “tranquila”, pero con miedo, “sobre todo durante la noche”.

Agregó que durante 55 días estuvo secuestrada en Alto Barinas y posteriormente se le trasladó a un pueblo cercano. Se le mantuvo encadenada, sin poder caminar, y solo podía estar de pie o acostada, detalla Luz Fernández. También señaló que la familia mantuvo comunicación en cuatro ocasiones; en la última se acordó el pago a los secuestradores para que devolvieran a la joven.

Leer más  Alerta por potencial ciclón en Venezuela: ¿qué hacer antes, durante y después de este fenómeno?
Franyeli Guerrero luego de ser rescatada.

Los detalles del rescate de Franyeli Guerrero

“Franyeli no lo creía, no podía hablar, quedó en shock y pensó que nunca la iban a rescatar”, reveló Luz Fernández a la periodista Shirley Varnagy. Comentó que el pago no se concretó debido a las labores del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), quien siguió el caso para dar con el paradero de Franyeli Guerrero.

Los familiares y el CICPC siguieron el rastro de un correo electrónico cuando presuntamente iban a entregar la “vacuna” para regresar a la joven. Durante los cinco meses no existió comunicación directa con Franyeli, solo se comunicaron a través de cartas o notas de voz.

“Quienes se atribuyeron el secuestro siempre fue un grupo armado colombiano”, destacó Luz Fernández. Explicó que, al ser la única mujer de la familia, la banda de crimen organizado “pensó” que podían cobrar más por ella. Los padres de Franyeli Guerrero y sus más cercanos se dedican a la ganadería y tienen fincas.

Fernández indicó que el grupo colombiano no era allegado a la familia. De momento, las autoridades del régimen venezolanas continúan investigando el paradero de los responsables del secuestro. Hay cuatro sospechosos y solo dos personas están detenidas, quienes iban a cobrar el secuestro y la persona que cuidaba de la joven barinesa.

Leer más  Onda tropical en la costa de Venezuela: lo que se conoce
Guerrero durante el rescate.

Un problema latente

Franyeli Guerrero fue secuestrada el 30 de diciembre de 2021. La joven se dirigía a hacerse manicure en un centro comercial en el Municipio Antonio José de Sucre, en Barinas. Posteriormente desapareció. El automóvil de la barinesa apareció abandonado en una vía en el poblado de Curbati.

Luego, un grupo de secuestradores se atribuyó la desaparición e inició el cobro de un soborno para que Guerrero fuera entregada con vida. Su paradero se conoció meses después, cuando fue rescatada el 19 de mayo. Se encontraba entre los pueblos de Arauquita y Pueblo Nuevo, en una zona boscosa, a 100 kilómetros de la capital del estado. Tras salir en libertad, se difundieron videos de redes sociales de Franyeli, celebrando el reencuentro junto a su familia.

Al igual que Guerrero, distintas mujeres en Latinoamérica enfrentan el riesgo de ser privadas de su libertad de manera arbitraria por grupos irregulares. Entre enero y febrero fueron secuestradas 38 mujeres en México. De acuerdo a la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, hasta el año 2016, Panamá, Perú y Venezuela ocuparon el mayor número de casos de secuestro por cada 100.000 habitantes. El país obtuvo ese año 599 secuestros registrados.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Martes 28 de junio
Noticias relacionadas