• El proceso de verificación realizado por el equipo periodístico de Cotejo.info arrojó que esta afirmación de Delcy Rodríguez es una mentira 

El 25 de marzo de 2022, la vicepresidente de la República y Ministra de Economía y Finanzas, Delcy Rodríguez, presentó su memoria y cuenta ante la Asamblea Nacional (2020), asegurando que en 2021 el Estado venezolano logró recuperar la distribución de agua potable en un 18 % en Venezuela. 

“En el año 2021 pudimos recuperar un 22 % de capacidad de nuestro sistema eléctrico, un 18 % de capacidad en el sistema de agua, de distribución de agua, un 19 % en la distribución de gas y un 39 % en la distribución de gasolina”, fueron las declaraciones exactas de la funcionaria. 

El equipo de Cotejo.info fijó su lupa periodística en esta declaración y tras revisar las encuestas publicadas por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos, Monitor Ciudad, Encuesta Nacional de Hospitales y entrevistar a especialistas hidráulicos, pudo determinar que las declaraciones de la ministra no coinciden con la realidad denunciada por la población ni con los datos que maneja el Colegio de Ingenieros de Venezuela. 

Según una encuesta publicada el 4 de marzo de 2022 por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos -realizada en las ciudades Porlamar, Maracaibo, Punto Fijo, Barquisimeto, Barcelona, Valencia, Ciudad Bolívar, Caracas, San Fernado de Apure, Barinas, Mérida y San Cristóbal- el 73 % de estas zonas no recibe agua de manera continua por estar sometidos a racionamientos.

Explican que el servicio de agua potable, “a pesar de evidenciar una leve mejora, al pasar de 65,6% de opiniones negativas en septiembre del 2021,  a  58,9% más recientemente, sigue manteniéndose la inconstancia del servicio como el principal inconveniente que indican los consultados”, percepción que vincula directamente con la distribución del vital líquido.

“35,5 % señaló que recibe el servicio entre una vez a la semana hasta cinco días a la semana, otro grupo de 20,4 % señaló recibirlo entre 1 y 2 veces al mes o que debe esperar más tiempo por el servicio y finalmente el 6,2 % indicó que no llega agua a su hogar”, señala el estudio. Sólo un  27,1 % recibe el agua de todos los días sin racionamiento”, dice textualmente el estudio. Otro detalle que se puede apreciar en esta consulta es que la calidad del líquido deja mucho que desear.

Otra publicación del OVSP del 9 de abril revela que ante la falta del suministro de agua continuo por tuberías, 47,0 % de los habitantes de 12 urbes del país deben almacenar el recurso

Una nota de prensa más reciente, del 13 de mayo, reveló que en los 2 primeros meses de 2022 sólo el 27,1% de los consultados en las ciudades de Caracas, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto, Barcelona, San Cristóbal, Ciudad Bolívar, Punto Fijo, Mérida, Porlamar, Barinas y San Fernando de Apure, cuenta permanentemente con el suministro de agua a través de tuberías.

Monitor Ciudad en un boletín presentado 13 de abril también hace énfasis en la falla de este servicio público pero aclara que en Caracas es donde menos fallas de servicios públicos existen si se compara con el interior del país. Además, el gobierno sólo ejecutó el 34 % de las inversiones previstas para mejorar este servicio entre 2002 y 2015. 

Leer más  OVV contabilizó 2.493 víctimas de violencia durante los primeros seis meses de 2022

¿Por qué no hay suficiente agua en Venezuela?

El vicepresidente del Colegio de Ingenieros de Lara, Julio Gutiérrez, señala que es porque en Venezuela el gobierno nacional revolucionario no ha realizado inversiones para construir más embalses que permitan a los venezolanos recibir suficiente agua.

“Desde 1959 hasta 1999 se construyeron 77 de los 95 embalses que existen en el país y desde 2000 hasta 2022 no se ha construido ninguno. ¿Cómo piensa el gobierno que con la población creciendo, van a decir que han hecho una versión eficiente en materia hídrica? Jamás en la historia de Venezuela el pueblo ha estado tan desasistido en materia hídrica… 21 años donde hubo la mayor entrada de recursos al país por renta petrolera y no hicieron nada”, expresó en una entrevista al equipo de Cotejo.info.

Gutiérrez sostiene que el problema del agua es estructural y que hay una falta de inversión generalizada en los sistemas de producción, distribución y potabilización del agua. Detalla que las empresas hidrológicas en manos del gobierno pasaron a manejarse con un criterio ideológico.

Dejaron de ser autosuficientes porque por un tiempo no cobraron el servicio de agua, su administración se centralizó y se desmejoraron los salarios, las nóminas se nivelaron y pasaron a ganar todos los trabajadores igual, sin tomar en cuenta la meritocracia, lo que provocó una fuga masiva de personas especializadas desde 2017 hasta la actualidad”.

Gutiérrez expuso un ejemplo de lo que ocurre en Lara. El Sistema Alto Tocuyo (SAT), que distribuye agua a los municipios Morán, Jiménez y al 80 % de Iribarren, presta un servicio deficitario de apenas 2.000 litros de agua por segundo. Para cubrir la demanda actual debería estar generando por encima de los 3.000 litros de agua por segundo.

Sostiene que el problema se podría solucionar si se construyera la Represa Dos Bocas, ubicada en el río Acarigua en Portuguesa, que permitiría aportar unos 18.000 litros de agua por segundo a tres estados: Lara, Portuguesa y parte de Yaracuy, a una población aproximada de 6 millones de habitantes por unos 50 años. 

“En Dos Bocas, se iniciaron las obras preliminares y se paralizó de una vez, eso es una caja de pandora. Allí es donde debe estar la Contraloría General de la República y hacer un estudio para determinar los culpables de la corrupción. No se sabe a dónde fueron a parar esos recursos.

Lo mismo sucede con el sistema Hidráulico Yacambú- Quíbor, más de 1.500 millones de dólares invertidos y Barquisimeto sigue sin agua. Yacambú iba a proporcionar 3.000 litros por segundo de agua, eso se le entregó al gobierno de Chávez con un porcentaje de avance y no lo han terminado”, denunció. 

Leer más  Las enfermedades que pueden transmitirse durante el sexo oral sin preservativo y cómo protegerte

Adicionalmente dice que en Lara se debe atender la situación de 2.000 kilómetros de tubería obsoleta. Afirma que ese trabajo podría tardar 15 años.

Por su parte, Adriana Díaz, expresidenta de Hidrolara indicó que uno de los problemas que no está atendiendo el gobierno de Adolfo Pereira es rehabilitar las estaciones de rebombeo. Asegura que existe una paralización de más del 50 % en el sistema de agua potable de Lara.

“El programa de gobierno de Henri Falcón, en la primera fase se enfocaba en mejorar la producción de agua, rehabilitar todas las estaciones de rebombeo de Lara y llevarlas al máximo de su capacidad instalada. Por ejemplo, el Sistema Macuto que es el más importante de Barquisimeto estaríamos llevándolo a unos 600 litros de agua por segundo de los más de 100 litros de agua por segundo que había en aquel momento.

El SAT siempre estuvo en condición dos, llegó incluso a estar en condición uno. Eso significa que de las cuatro líneas que tiene, más una quinta de contingencia, siempre estaban operativas dos, a veces una. Muy pocas veces las tres líneas. Eso significa un bajo caudal hacia Barquisimeto. La intención era que todas estuvieran en óptimas condiciones para mejorar el servicio”, relató. 

Eso lo proyectaban hacer en los primeros 100 días de gestión, si ganaba las elecciones regionales. Se estimaba que se requerirían unos 2 millones de dólares para ese proyecto en una primera fase.

Crisis en todo el país

Para Luis Fernando Arocha, coordinador de la Comisión de Agua del Colegio de Ingenieros de Venezuela, las declaraciones de la Vicepresidente de la República, Delcy Rodríguez, están muy alejadas a la realidad. 

“Yo no voy a decir que ella está mintiendo, sino simplemente que no se ajusta a la realidad. Ella recurre a un factor político que es hablar en cifras porcentuales, 18 %, pero ¿18 % de qué?.

Cuando se analiza la real situación de desabastecimiento de agua potable que hay en el país, entonces usted se pregunta: ¿con qué moral la vicepresidente de la República puede estar hablando de cifras del mejoramiento en el servicio de agua? ¿Cuál acueducto de magnitudes importantes ha ejecutado este régimen en 22 años?”, cuestionó. 

Ofreció detalles sobre el problema de agua por región específicamente el caso del Zulia con los embalses de Tulé y el Tablazo, que presentan una enorme escasez de agua por las fallas eléctricas y por ende la región se perfila como una de las más críticas en cuanto a las fallas del sistema de abastecimiento.

“Los sistemas de abastecimiento de agua potable continuarán paralizándose cada vez que haya una falla eléctrica. No se puede separar la situación del agua de la crisis de electricidad, porque los grandes sistemas de abastecimiento de agua del país funcionan a través de sistemas de bombeo e incluso donde existen pozos se requiere electricidad para poder succionar el agua”. 

Leer más  Celebraciones en honor a la Virgen del Valle contarán con aforo libre

En Falcón, el Embalse El Isiro, que abastece desde la capital Coro hasta la Península de Paraguaná, tiene constantes fallas por el verano perenne.  “En verano los niveles del embalse bajan mucho y cada vez son mayores los requerimientos, entonces tenemos una situación deficitaria en virtud de que la demanda es mucho mayor que la oferta de agua”, destacó. 

Estados como Carabobo, en el centro de Venezuela, sufren problemas más graves como lo que ocurre con el Lago de Valencia, que ha llegado a su cota máxima de 415 y existe el temor de que con el oleaje que se forma se supere el muro de contención, por lo que estarían en riesgo 40.000 familias ubicadas al norte del embalse, entre los estados Carabobo y Aragua. 

Explicó que ciudades como Puerto Ordaz y Ciudad Bolívar –que están rodeadas de agua dulce en cantidades ilimitadas- también registran escasez de agua por tubería. “En esa zona tenemos un lugar de agua dulce almacenado tan rico que nos hace ser el quinto país con mayor volumen de agua dulce del planeta Tierra, y sin embargo ambas ciudades carecen de agua. Es una cosa insólita pero cierta”, resaltó el ingeniero.

Asegura que hoy Venezuela no tiene los recursos para solucionar todos estos problemas porque el Estado venezolano despilfarró la mayor bonanza de recursos recibidos por concepto de exportación petrolera durante la década que va del 2002 a 2012. 

“La única solución es que se dé un cambio de gobierno que permita recuperar la confianza crediticia de Venezuela ante los entes financieros internacionales como Banco Mundial, Banco de Desarrollo de América Latina, entre otros, que dan créditos  a los países para este tipo de inversiones”, manifestó.

Hospitales también secos

Según la Encuesta Nacional de Hospitales, presentada en marzo de 2022, el 1,2 % de los hospitales del país reportó que no hubo suministro de agua ningún día y 21 % reportó intermitencia en el suministro. 

“Hoy el suministro en los hospitales no depende de ningún horario preestablecido, es decir, ni siquiera hay manera de que el hospital planifique ciertas actividades dependientes del servicio de agua, pues no saben cuándo va a llegar. Este aspecto es particularmente importante para los servicios de diálisis hospitalaria, los cuales necesitan agua para que los equipos puedan funcionar. Es importante recordar también la importancia que esto tiene para pacientes renales agudos, es decir, que necesitan el tratamiento de emergencia y no es programado como con los pacientes crónicos”, recalca este estudio. 

La revisión de las fuentes documentales vinculadas con el abastecimiento de agua en varias ciudades del país permiten concluir que persisten las fallas que impiden que el servicio sea diario y continuo para todos los ciudadanos. Por tanto. no se encontraron elementos fiables que corroboren la versión de Rodríguez sobre la supuesta recuperación de la distribución del vital líquido, por lo que su afirmación recibe el calificativo de falsa.

Noticias relacionadas