• El Observatorio Venezolano de Servicios Públicos reveló que en algunos estados del país el 90 % de los encuestados indicaron que tienen que almacenar agua incluso para más de cinco días

Rafael Rodríguez, coordinador del Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), afirmó el jueves 7 de abril para Fe y Alegría que el agua potable es un servicio muy limitado hasta el punto que solo una parte tiene acceso a ella. De acuerdo con los datos, solo 27 % de los venezolanos recibe el suministro diariamente o nunca les falla el suministro. 

En algunas regiones 90 % de encuestados tiene que almacenar agua inclusive para más de cinco días. Las personas recogen agua porque están conscientes que el agua no llega ni va a llegar con frecuencia, explicó.
Foto: EFE/Miguel Gutiérrez

Rodríguez afirmó que los estados más afectados por la situación de falta de agua son Nueva Esparta, Falcón y Zulia. 

Maracaibo, agrega el coordinador del OVSP, es la entidad donde existe el índice más alto de valoración negativa del servicio de agua con casi 90 %. 

Asimismo, con respecto a la calidad del agua y su consistencia, el 47 % de los venezolanos encuestados en todo el territorio nacional consideró que el servicio llega con mal olor y  con algún tipo de color.

Leer más  Qué es una recuperación en forma de K y por qué advierten que se asemeja a lo que vive la economía de Venezuela

“En muchos estados el agua que llega es casi imposible de utilizar”, alertó Rodríguez. 

La más reciente encuesta

El OVSP indicó que, durante el año 2021, el servicio de agua potable fue el peor valorado por los venezolanos. La afirmación surge a raíz de una encuesta que llevó a cabo el organismo.

La encuesta arrojó que la valoración del servicio de agua potable fue empeorando durante el transcurso del año 2021, pasando de 61 % en el mes de enero a 65,6 % de opiniones negativas.

Más del 90 % del país tiene que recolectar agua 

Desde el OVSP indican que Valencia es la ciudad donde más se compra el agua embotellada debido a la falta de calidad en este servicio público.

De acuerdo con los datos, más de un 90 % de los venezolanos opta por almacenar agua debido a que el suministro no es frecuente y no hay seguridad al respecto. 

Leer más  Alertan que en solo cinco meses de 2022 se han registrado 9 suicidios en el estado Trujillo 

Ante esta situación, un 22 % tiene la posibilidad de comprar una cisterna para abastecerse de agua, mientras que un 14 % depende de pozos externos. 

Ciudades donde el suministro no es valorado negativamente

El coordinador del OVSP, Rafael Rodríguez, explicó que si bien el servicio del agua falla en todo el país, existen algunas entidades en donde el suministro no fue valorado con un índice de opiniones negativas debido a su condición geográfica. 

Estas son: San Cristóbal (71 %), Mérida (67 %) y Barinas (50 %) de valoración positiva con respecto a la frecuencia del agua.

Rodríguez comentó que, en estos casos, los estados del occidente del país tienen distintos puntos de acceso a montañas y manantiales. “Esta condición hace que sea mucho más sencillo tener casi siempre agua en sus hogares”, añadió.

Leer más  El pueblo tachirense San José de Bolívar buscará ser la zona azul de Venezuela

También acotó que a pesar de esta situación, estas entidades sufren con más frecuencia apagones eléctricos, por lo que muchas veces el sistema de bombeo tiende a fallar.

La frecuencia del agua en Venezuela  

El OVSP detalló, en la última evaluación sobre la valoración de los servicios públicos en Venezuela, que durante los años se mantuvo la tendencia alcista de la percepción negativa con un 65,6 % de comentarios desfavorables con respecto al servicio de agua potable. 

Foto: EFE/ Miguel Gutiérrez

La investigación también reveló que 59,3% de los consultados solamente cuenta con agua por tuberías durante cinco horas al día, seguido de un 20,1 % que lo recibe entre cuatro y dos horas y 8,7 % una hora o menos.

Estas cifras evidencian la compleja situación que viven millones de venezolanos que no cuentan con un servicio de agua potable de forma constante y que sea de calidad.

Ante la falta de respuesta por parte del Estado, los ciudadanos tienen que optar por hervir el agua que llega por las tuberías o comprarla embotellada, pero en muchos casos, sus ingresos no alcanzan para recurrir al recurso hídrico envasado.

Noticias relacionadas