• El uso frecuente de las redes sociales puede implicar exponerse a riesgos como ser víctima de acoso y otros delitos 

El ciberacoso es un tipo de agresión no física que ha ganado terreno en los últimos años con el aumento del uso de las redes sociales. Niños, niñas, adolescentes, mujeres y figuras públicas están más expuestos a estas situaciones. 

Tan solo en Latinoamérica se estima que entre 50 % y 70 % de los estudiantes han sido víctimas de algún tipo de acoso incluyendo el cibernético, de acuerdo con cifras del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). 

El ciberacoso consiste en un ataque que se produce en línea, en el que el acosador se aprovecha de las inseguridades, temores y vulnerabilidades para causar dolor, humillación e incluso daños psicológicos difíciles de reparar. 

Estas agresiones pueden manifestarse a través de mensajes privados en las redes sociales, mensajes de texto, correos electrónicos, publicaciones y  páginas web falsas. 

Tipos de ciberacoso 

Estos ataques pueden tener objetivos distintos, por lo que existen varios tipos de ciberacoso.

El hostigamiento es una rama del ciberacoso muy común. Consiste en una serie de comportamientos amenazantes hacia la víctima. Entre las manifestaciones se pueden encontrar mensajes humillantes y degradantes. 

Las personas que cometen este tipo de acoso suelen escribir amenazas de muerte, agresiones físicas hacia la víctima o sus familiares y advertencias de publicar contenidos que puedan perjudicar la reputación del afectado. 

El ciberacoso sexual también es muy frecuente en las redes sociales. Las mujeres y los adolescentes están más expuestos a estas situaciones. El envío de mensajes con contenido sexual es una de las agresiones presentes en este tipo de acoso. Sin embargo, también puede implicar algo de hostigamiento con amenazas de publicar fotos y videos pronográficos de la persona para coaccionarla a hacer algo que no desea. 

Leer más  20 % de los trabajadores en el mundo son víctimas de acoso es su sitio de empleo
¿Qué es el ciberacoso y cómo se puede denunciar en Venezuela?
Foto referencial

Otro tipo de acoso cibernético es el “trolleo” que se refiere a un término pesquero que significa poner un “cebo” para arrastrar al pecado. En el “trolleo” cibernético se publica un contenido falso o de burla para humillar a alguna persona en redes sociales. 

La exclusión de un grupo social a través de redes sociales también es una forma de ciberacoso. En esta modalidad, el acosador o los acosadores ignoran a la víctima y hacen publicaciones en las que hacen referencia a la exclusión de esa persona. 

Más términos asociados al ciberacoso

Outing o doxing: son términos que se refieren a compartir información de alguien en línea sin su consentimiento. Este tipo de acoso implica la difusión de información como teléfonos, direcciones o correos de contacto. También puede incluir capturas de mensajes. nnFraping: esta práctica consiste en hacerse pasar por alguien creando perfiles o páginas web falsas para humillar o perjudicar a la víctima con la publicación de comentarios inapropiados. nnDissing: significa la publicación de rumores, fotos videos y capturas de pantalla para avergonzar a la víctima. nnCatfishing: en esta práctica el acosador crea un perfil falso para entablar una relación con la víctima. En muchos de los casos, los delincuentes usan esta modalidad para estafar a las personas. n

Ciberacoso y las leyes venezolanas

La Ley Orgánica Sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia penaliza con hasta tres años de cárcel a todo aquel que incurra en actos de acoso u hostigamiento sexual en Venezuela. En un caso de estos se alegaría que el acoso sexual se cometió a través de medios digitales.

Leer más  ¿El fenómeno afelio provocará un clima más frío en Venezuela hasta agosto?

En Venezuela existe una Ley Especial Contra Delitos Informáticos, que rige en el país desde el año 2001. Esta legislación no contempla el ciberacoso como un delito. Sin embargo, algunas de las características que comparten varios tipos de ciberacosos sí son sancionadas por esta ley. 

En el artículo 22 de la ley dice que “quien revele, difunda o ceda, en todo o en parte, los hechos descubiertos, las imágenes, el audio o, en general, la data o información obtenidos  por alguno de los medios indicados en los artículos 20 y 21 (hackeo o intervención de comunicaciones), será sancionado con prisión de dos a seis años y multa de doscientas a seiscientas unidades tributarias”. 

¿Qué es el ciberacoso y cómo se puede denunciar en Venezuela?
Foto referencial

Este extracto agrega que si esta revelación se hace con fines de lucro o para perjudicar a la víctima la pena podría aumentar de un tercio a la mitad. 

Otro artículo referente puede ser el 23 que condena el uso de las tecnologías de información para difundir, exhibir, transmitir o vender material pornográfico a adultos sin hacer advertencias de restricción de acceso a niños, niñas y adolescentes. Quien cometa este delito puede enfrentar de dos a seis años de prisión, así como una multa de 200 a 600 unidades tributarias. 

Leer más  Cepaz documentó 451 casos de persecución y criminalización hasta septiembre de 2022

El artículo 24 de esta ley también establece penas de cuatro a ocho años de cárcel y multas de 400 a 800 unidades tributarias a quien utilice medios tecnológicos para exhibir pornografia a niños y adolescentes. 

¿Cómo denunciar el ciberacoso en Venezuela?

La organización no gubernamental Amnistía Internacional recomienda documentar cualquier situación que pueda considerarse algún tipo de ciberacoso. Una de las formas de hacerlos es tomar captura de pantalla de mensajes amenazantes, intimidantes, violentos o de índole sexual. 

Asimismo, la institución recomienda acudir a distintas instancias de defensa, seguridad e investigación para poner la denuncia. Contar con las pruebas de acoso podría ayudar a que se tome en consideración la denuncia. 

Tomando como referencia lo establecido en las leyes venezolanas, la víctima puede acudir al Cuerpo  de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas  (CICPC) para que posteriormente el caso sea referido a la División Contra Delitos Informáticos o a la División de Atención a la Violencia Contra la Mujer y la Familia. 

La persona afectada también puede hacer la denuncia en la Oficina de Atención a la Víctima del Ministerio Público, ubicada en la parroquia La Candelaria de Caracas. 

En caso de que las víctimas sean menores de edad se recomienda llevar el caso a los Consejos de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del municipio donde residan. 

Noticias relacionadas