• Al menos 50 heridos, la mayoría con mordidas y arañazos, han reportado que fueron atacados por macacos en la localidad de Yamaguchi. Foto: EFE

Los habitantes de Yamaguchi, en Japón, han reportado en lo que va de julio una serie de ataques inusuales y muchos de ellos aún temen por su seguridad. Los victimarios fueron varios macacos japoneses, una especie de mono nativa de ese país. 

Hasta el momento se han documentado al menos 50 heridos, la mayoría de ellos con arañazos y mordidas leves. Además, uno de los monos fue capturado y posteriormente sacrificado porque lo identificaron como uno de los atacantes. 

Hasta hace algunos días, las autoridades de Yamaguchi dudaban sobre si los ataques fueron perpetrados por uno o varios monos. Sin embargo, tras el sacrificio del macaco capturado continuaron los reportes de ataques. 

La duda estaba fundamentada en que si las víctimas decían que el mono era más grande o más pequeño podía ser por la percepción de cada persona, ya que el resto de las descripciones eran todas muy similares. 

Los testigos presenciales describen monos de diferentes tamaños e incluso después de la captura hemos estado recibiendo informes de nuevos ataques”, dijo un funcionario del departamento de agricultura local a la agencia AFP.

¿Cómo fueron los ataques?

Los ataques de estos primates comenzaron en los primeros días del mes de julio. Los reportes indican que inicialmente las agresiones iban dirigidas a niños y mujeres. No obstante, semanas después hubo denuncias de ataques a hombres adultos y personas mayores. 

Leer más  Hackeo de cuenta de WhatsApp: ¿cómo evitarlo y qué hacer cuando ocurre?

Uno de los hechos que generó mayor preocupación en la ciudad fue cuando un macaco entró a un salón en un jardín de infancia. El mono le propinó varios arañazos a una niña de 4 años de edad. 

Aunque la presencia de estos animales salvajes en algunas ciudades de Japón es común, los ataques sin son considerados inusuales. Aunque estos hechos de violencia pueden ocurrir en algún momento, a los ciudadanos les preocupa que esta sucediendo con tanta frecuencia en un periodo tan corto. 

Un grupo de monos genera temor en los habitantes de una ciudad japonesa tras varios ataques
Foto: EFE

Los investigadores de la Universidad de Yamagata creen que estos incidentes corresponden a los cambios en el comportamiento humano y las modificaciones al entorno forestal.

Control animal 

Cuando comenzaron las denuncias de ataques, las autoridades de Yamaguchi crearon una patrulla especial para cazar a los macacos. Los funcionarios hicieron vigilancia en la ciudad y pusieron trampas pero todos sus intentos habían fracasado. 

El 26 de julio capturaron por primera vez con éxito a uno de los monos. El animal fue tranquilizado con un sedante y luego lo identificaron como uno de los agresores, por este motivo fue sacrificado. El primate medía aproximadamente medio metro y pesaba unos siete kilos. 

Leer más  Así será el cronograma de distribución de gasolina del 8 al 14 de agosto

Los macacos japoneses fueron catalogados en una época como una especie en peligro de extinción, pero con los años su población se recuperó satisfactoriamente. 

Un grupo de monos genera temor en los habitantes de una ciudad japonesa tras varios ataques
Foto: EFE

Esta recuperación ha causado problemas en su relación con los  humanos, ya que en algunas localidades de japón son consideradas plagas que se comen los cultivos. La expansión evidente en el número de monos también ha hecho que estén más cercanos a las personas y es lo que desencadena estos conflictos.

Noticias relacionadas