• El texto propuesto contiene 388 artículos y 57 normas transitorias, que podrían definir el fin del sistema que rige al país hace poco más de cuarenta años. Foto: EFE

Cerca de 3.000 centros de votación han abierto este domingo en Chile para que más de 15,1 millones chilenos decidan si aprueban o rechazan la propuesta de nueva Constitución. 

La Constitución vigente fue escrita en 1980 durante el mandato de Augusto Pinochet. De cambiarse significaría el fin de un sistema neoliberal que ha regido a los chilenos hace 42 años. 

Hace tres años, en el mandato de Sebastian Piñera, las protestas ciudadanas invadieron los medios de comunicación. Para controlar la escalada violenta, se firmó un acuerdo el 15 de noviembre de 2019 en el Parlamento entre el gobierno de ese momento, distintos partidos de la oposición y diputados de forma individual.

En el pacto se incluía la celebración de un plebiscito, por primera vez en la historia de Chile, para realizar cambios al texto constitucional.

En el norte y en el sur de Chile algunos centros han presentado problemas en la instalación, mientras hay varias denuncias sobre dificultades en el transporte privado, de acuerdo con reportes de medios locales.

El presidente chileno Gabriel Boric acudió con su familia a votar en Punta Arenas.

Las urnas estarán abiertas hasta las 6:00 pm (hora local) y el resultado se conocerá un par de horas más tarde.

Leer más  Un estudio demostró que la contaminación del tráfico afecta al cerebro

Votaciones anteriores

El 25 de octubre del año 2020, los chilenos fueron convocados a votar para decidir si querían cambiar la actual Constitución. El resultado fue un 78 % de votantes eligió el “SÍ”. No obstante, la participación ciudadana fue del 50 % de la población.

En mayo del 2021, volvieron a las urnas para elegir a los 155 integrantes de la convención, como también reservar 17 puestos a los pueblos indígenas.

El 4 de julio de este año, el borrador de Constituyente fue entregado al presidente de la República, Gabriel Boric, quien convocó de inmediato las elecciones.

Cambios propuestos

El texto contiene artículos que dirigen el país hacia un estado social de derecho. Ha sido definido como feminista, ecológico y defensor del medioambiente.

También propone un sistema de salud primaria universal, fortalecimiento de la educación pública y un sistema de pensiones público.

Promete acabar con la privatización de recursos como el agua, facilitar el acceso a una vivienda. Además, incluye la definición de Chile como un estado plurinacional, para reconocer los derechos de los pueblos indígenas.

Cambia las responsabilidades presidenciales, elimina el Senado y propone la descentralización del poder con la creación de una Cámara de las Regiones: “Un órgano deliberativo, paritario y plurinacional de representación regional encargado de concurrir a la formación de las leyes de acuerdo regional y de ejercer las demás facultades encomendadas por esta Constitución”.

Leer más  La OMS declaró que el covid-19 sigue siendo una emergencia sanitaria internacional

La nueva Constitución, de ser aprobada, se compone de 178 páginas, 388 artículos, 11 capítulos y 56 disposiciones transitorias. Esto la convertiría en una de las constituciones de mayor extensión en el mundo.

La propuesta también incluye otros derechos como: libertad de enseñanza, el derecho a la educación, derecho al deporte y a la muerte digna.

Encuestas

Antes de la prohibición para dar a conocer resultados de las encuestas, la mayoría de ellas apuntaban al rechazo, con una diferencia a la aceptación entre los 10 y seis puntos, según la agencia EFE. 

En caso de que gane el NO, los partidarios de ambos bandos han concluido que el proceso constitucional debe continuar más allá del 4 de septiembre.

Quienes apoyan el rechazo, representados por los partidos de derecha, prefieren que se nombre una comisión de expertos, con intervención del Congreso, para que se encargue de redactar un nuevo texto.

Electores

Por primera vez, el voto es obligatorio para todos los mayores de edad. Y también podrán elegir alrededor de medio millón de ciudadanos extranjeros que viven en Chile.

Según el Servicio Electoral de Chile (Servel), más de 12 millones de personas han consultado sus datos electorales, según el portal chileno Emol

Leer más  Qué provoca que tu cerebro procrastine y cómo afrontarlo

“Desde el 13 de agosto hasta ayer, se han consultado los datos de 12.050.000 electores de un padrón de 15 millones, eso refleja mucho interés, por lo menos de saber dónde se vota y cuál es la condición de vocal de votación”, manifestó Andrés Tagle, presidente del Consejo Directivo del Servel.

¿Qué pasa si no se aprueba?

No se han establecido las medidas que se tomarán ante un posible triunfo de la opción del NO. Sin embargo, medios de comunicación chilenos revelan que ha habido conversaciones entre los partidos políticos para establecer una tercera vía.

Este tercer camino podría ser la realización de un nuevo proceso constituyente, cambiando algunos puntos de la actual propuesta. 

“Tiene que haber un nuevo proceso constituyente y una nueva votación de los convencionales”, dijo Boric hace algunos días ante la pregunta de un eventual rechazo a la Constituyente.

El exconvencional Fuad Chahín destacó que si se rechaza se debería generar una reformulación del texto para someterlo a otro plebiscito en un plazo de seis meses, publicó el periódico La Tercera.

Además, el medio de comunicación reveló que posiblemente el lunes haya una reunión en el Palacio de La Moneda para abordar los resultados y alcanzar un acuerdo entre las partes.

Noticias relacionadas