Es falso. En redes sociales circuló la noticia de que el gobierno de Estados Unidos concedió una plazo de 20 días para que los migrantes que están en la frontera sur puedan entrar a su territorio sin riesgo de ser expulsados. Esto luego de que la Casa Blanca informó que a partir del 12 de octubre, todo venezolano que ingrese ilegalmente por vías terrestres será devuelto inmediatamente a México.

La información fue desmentida rápidamente por el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense. Blas Nuñez-Neto, funcionario de esta agencia gubernamental, declaró al portal La Voz de América que no existe ninguna excepción temporal para los venezolanos que atraviesan el río Bravo. De hecho, advirtió que de ser detenidos intentando ingresar irregularmente, no podrán ser elegidos en el futuro por el nuevo programa migratorio.

Nuestro mensaje para los venezolanos que están sobre el camino o que están pensando venir es muy simple. Si entran a nuestra frontera ilegalmente, o si entran a México o Panamá ilegalmente, no van a ser admitidos en Estados Unidos y van a perder su oportunidad de participar en este proceso legal y nuevo que estamos estableciendo”, declaró.

Cuota migratoria

El 12 de octubre de 2022, los gobiernos de Estados Unidos y México anunciaron un plan conjunto para atender la ola de migrantes venezolanos que en los últimos meses ha llegado a la región. De este modo, se estableció que Estados Unidos solo permitirá un límite de 24.000 venezolanos al año entre los que ingresan a pie. El resto deberá esperar en México por su permiso humanitario condicional. De acuerdo con el portal Los Angeles Times, esta medida también se adoptó a principios de año con los refugiados ucranianos que huían de la invasión rusa.

Leer más  Social selling: qué es y cómo implementarlo para mejorar ventas de un negocio

No obstante, es importante que los venezolanos que deseen ser elegibles para este permiso cumplan con todos los procesos migratorios. No solo en Estados Unidos, sino también en México y Panamá. Es decir, deben presentarse en los puestos fronterizos y hacer todos sus trámites de manera correcta, por lo menos en estos dos países. Esto haría que los venezolanos que transitan por la selva de Darién quedan automáticamente descartados para entrar a Estados Unidos, pues ingresaron ilegalmente a Panamá. Igual para quienes contratan coyotes (guías) para entrar a México por caminos irregulares.

En su comunicado, el Departamento de Seguridad Nacional deja claro solo un camino seguro: los venezolanos deben venir en avión. Además, deben contar con una persona ya en territorio estadounidense que funja como su patrocinador. De cumplir exitosamente con todo el protocolo, el migrante contará con un estatus migratorio legal y permiso de trabajo. Incluso, de demostrar que posee recursos financieros suficientes, podrá ser garante de otro venezolano que esté por emigrar.

Leer más  Embajada de Venezuela en Francia hará entrega de pasaportes y prórrogas: los detalles

Estados Unidos y las deportaciones masivas de venezolanos

#TeExplicamosElDía | Jueves 13 de octubre
Grupos de migrantes siendo expulsados en la frontera. Foto: Cortesía

La medida entró en vigencia el mismo día, y esto se evidenció el 13 de octubre, cuando las autoridades expulsaron al primer lote de venezolanos capturados en la frontera apenas unas horas después del anuncio. La cadena Fox News mostró las imágenes de decenas de migrantes cruzando el puente internacional que comunica las ciudades de Eagle Pass (Texas) y Piedras Negras (Coahuila). Otros más tarde salieron por el puente Gateway, entre Brownsville (Texas) y Matamoros (Tamaulipas). De acuerdo con el Servicio Jesuita de Refugiados, desde el jueves al menos 200 venezolanos han llegado a Ciudad Juárez.

La situación ha causado la indignación de muchos de los deportados, quienes aseguran que ya estaban en el país al momento de entrar en vigencia la medida, pero que fueron detenidos por las patrullas fronterizas en ciudades como El Paso, Texas. Muchos han protagonizado protestas en el lado mexicano e incluso han intentado reingresar junto a otras caravanas de migrantes. Por su parte, otros venezolanos han solicitado al gobierno de México que, ante la imposibilidad de volver a Estados Unidos, por lo menos los ayuden con un vuelo humanitario de regreso a Venezuela, o en su defecto, a Colombia.

La Administración de Joe Biden ampara estas deportaciones exprés bajo el Título 42. Esta polémica ley fue creada en 2020 bajo el gobierno de Donald Trump. Permite expulsar de manera inmediata a cualquier inmigrante irregular de vuelta a México, sin cumplir con todos los protocolos de costumbre. Esto como parte de las restricciones sanitarias por la pandemia de covid-19. Aunque Biden en un principio intentó derogar el Título 42, una sentencia de la Corte Suprema de Justicia la ratificó a principios de año. Ahora, parece haberse convertido en una herramienta útil para controlar la llegada masiva de venezolanos, cuyos números hoy superan a otros grupos históricos como los mexicanos, hondureños y guatemaltecos.

Leer más  Congreso de Perú destituyó a Pedro Castillo por "incapacidad moral" para gobernar