• Omar Amezquita, representante de Parlamento Obrero, advirtió que los equipos de seguridad como guantes y lentes no cumplen con las medidas se seguridad

Trabajadores de la empresas básicas de Guayana denunciaron que han ocurrido 85 accidentes laborales en la CVG Industria Venezolana de Aluminio (Venalum) durante los meses de enero hasta octubre de 2022.

De acuerdo con el Parlamento Obrero de Base, conformado por el grupo de trabajadores, los incidentes se deben a un aumento en la inseguridad laboral de la empresa.

Omar Amezquita, coordinador del Parlamento Obrero, aseguró que los trabajadores son obligados a trabajar en condiciones inseguras, aun siendo conscientes de las consecuencias.

Los accidentes ocurren porque los supervisores han perdido su autonomía y están acatando órdenes de sacar la producción a toda costa”, dijo al periódico Correo del Caroní.

Además, Amezquita compartió un documento en el que se detallan los 85 accidentes laborales dentro la planta. Insistió que la mayoría de ellos no son reportados al Instituto Nacional de Prevención, Seguridad y Salud Laboral (Inpsasel).

Condiciones extremas de trabajo sin protección

Entre los casos de trabajadores lesionados resaltan lesiones en dedos y manos por no tener los guantes correspondientes. En uno de los casos más graves está el de una persona que perdió un ojo por no tener los lentes del material correspondiente.

“Trabajamos en condiciones inhumanas en celdas con 1.000 grados de temperatura sin chaquetas. Tampoco entregan botas, el trabajador debe conseguir botas usadas. Los lentes tampoco los entregan”, agregó Amezquita.

Además, informó que las mascarillas que están utilizando son las recomendadas para prevenir el covid-19 y no las que protegen del polvo y gases orgánicos, alquitrán y fluoruro.

Trabajadores de CVG Venalum denunciaron 85 accidentes laborales en lo que va de 2022

Por su parte, Daniel Alviarez, director regional de Inpsasel, admitió que hay una deficiencia en la entrega de equipos de seguridad; sin embargo, aseguró que las empresas no están reportando los accidentes a la institución.

En este sentido, el Parlamento Obrero responsabilizó a la gerencia de seguridad y a la directiva de Venalum de “ser cómplices” y no informar sobre los accidentes.

Amezquita también visibilizó el poco mantenimiento de la maquinaria de Venalum y advirtió de máquinas que se han incendiado, descompuesto y otras que transmiten electricidad.

Caso de accidente laboral

Uno de los casos expuestos por el Parlamento Obrero en conjunto con trabajadores de Ferrominera Orinoco fue el de Julio Barroso, ferrominero y mecánico de vagones, quien murió al caer en las vías ferroviarias cuando intentaba desacoplar los vagones con una cabilla, maniobra que está prohibida por seguridad.

A juicio de sus compañeros, Barroso se vio obligado a hacer la manipulación manual de la máquina debido a la falta de mantenimiento.

Asimismo, los trabajadores advirtieron que hay un “amedrentamiento” por parte de los patrones. Además que los obligan a “producir a toda costa” con la amenaza de que los suspenderán del plan de contingencia y los ubicarán como “no requeridos”. Esto reduciría su sueldo hasta 50 %.

Noticias relacionadas