• La cámara de industriales calcula que el sector manufacturero venezolano está aportando 12 % del PIB nacional

La Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) proyecta que el sector podría crecer en torno a un 5 % o 7 % durante el año 2023. Las estimaciones forman parte del informe Coyuntura Perspectivas 2023, en el que se detalla que el sector industrial dispone de un buen panorama de cara al próximo año.

Luigi Pisella, presidente de la organización empresarial, dijo que 65 % de los consultados durante la realización de la encuesta dijo haber producido y vendido un mayor volumen de productos durante el año 2022. De igual manera comentó que la capacidad instalada se elevó de 31 % a 38,5 %.

“El valor agregado manufacturero, es decir el aporte de la manufactura al Producto Interno Bruto (PIB), al 30 de noviembre se encontraba en un 12 % de crecimiento”, comentó Pisella en entrevista para Unión Radio.

Destacó que en lo que respecta al ámbito laboral, un 65 % de los industriales mantuvieron el mismo nivel de puestos de empleo, mientras que un 20 % lo incrementó. El presidente de Conindustria dijo también que los salarios en dólares que cobran los empleados industriales pasaron de un promedio de 150 dólares al mes, a 171 dólares.

La data recopilada por Conindustria también refleja que la pequeña y mediana industria logró incrementar los salarios en un 97 % en comparación con los sueldos que se pagaban al mismo trimestre durante el año previo.

Leer más  Transparencia Internacional: Venezuela fue el tercer país más corrupto de América en 2022

Pisella explicó que parte de toda esta mejoría se debe a que los industriales venezolanos ya no están tan sometidos a la necesidad de competir con productos importados. Apuntó que para el año 2021 en el país había unos 7.000 productos importados, mientras que actualmente tan solo hay en torno a 2.000 productos en el mercado venezolano.

Dificultades para poder seguir creciendo

Conindustria espera que el sector industrial crezca entre 5 % y 7 % en 2023

Pese a los números positivos Pisella dijo que aún existen una gran cantidad de factores que dificultan a los empresarios poder seguir creciendo como hasta ahora. Una de ellas está ligada a la tasa de cambio oficial, un factor de peso en la economía venezolana ya que producto de la dolarización gran parte de las operaciones se hacen en moneda extranjera.

“Existe un rezago en la tasa cambiaria que al 31 de octubre era de 32,5%, lo que quiere decir que la inflación superó a la tasa de cambio”, expresó el presidente de Conindustria.

Pisella planteó que otro de los retos está vinculado al pago excesivo de tributos, uno de los problemas que desde hace meses vienen denunciando desde diversos gremios empresariales.

Leer más  Qué provoca que tu cerebro procrastine y cómo afrontarlo

“Esto hace que los productos incrementen su precio, causando inflación, al tiempo que empuja a los negocios a la informalidad”, alertó.

Sobre este tema dijo que el objetivo que deben tener tanto las alcaldías como las gobernaciones es poder captar una mayor cantidad de recursos por concepto de impuestos. No obstante, esto debe ocurrir como una consecuencia de la actividad comercial y no de un aumento en el cobro de impuestos.

Por último, afirmó que es imprescindible que se abran nuevas vías de financiamiento pues solo de esta manera será posible mantener la buena racha de crecimiento que experimentó el sector en épocas recientes. De esta manera los industriales podrán realizar mantenimiento a los equipos y realizar inversiones en infraestructura.

Noticias relacionadas