• El sumo pontífice perdonó al hombre que casi le quita la vida y pidió a los fieles católicos rezar por la salvación de su alma

El 13 de mayo de 1981, a las 5:19 pm, el papa Juan Pablo II circulaba a bordo de un carro oficial descapotado saludando a los fieles que lo esperaban en la plaza de San Pedro del Vaticano cuando Mehmet Ali Agca, un ciudadano turco de 23 años de edad que había estado en la cárcel en su país por varios delitos, le disparó en varias oportunidades con la intención de matarlo.

Este acontecimiento marcó su papado de casi 27 años. Juan Pablo II nació en Polonia el 18 de mayo de 1920 con el nombre secular de Karol Wojtyla. El sumo pontífice hablaba 13 idiomas, e hizo del mundo su templo con sus viajes constantes. Durante su pontificado visitó 104 países, entre ellos Venezuela en dos oportunidades. En vida se le conoció como “el papa viajero”, o “el peregrino”. 

42 años del intento de asesinato del papa Juan Pablo II: cómo fueron los hechos
EFE

Heridas

Agca disparó a Juan Pablo II en cuatro ocasiones con una pistola semiautomática Browning Hi-Power, calibre 9 mm. Dos de las balas se alojaron en el abdomen, otra en el brazo derecho y la última en la mano izquierda. A pesar de las graves lesiones, Juan Pablo II logró mantenerse consciente y lo trasladaron rápidamente al hospital Gemelli de Roma.

Leer más  #TeExplicamosLaSemana | Domingo 19 de mayo

Las balas que llegaron a su estómago no tocaron ni la aorta abdominal ni la arteria mesentérica; sin embargo, Juan Pablo II perdió casi el 75 % de su sangre, por lo que sufrió un shock por desangramiento debido a la perforación intestinal.​ 

El doctor Francesco Crucitti le hizo una cirugía intestinal de emergencia al papa durante casi seis horas. Requirió transfusiones y una colostomía temporal.

42 años del intento de asesinato del papa Juan Pablo II: cómo fueron los hechos
Cortesía La Nación

Reacciones ante el atentado de Juan Pablo II 

La noticia del intento de asesinato del papa conmocionó al mundo entero y generó una cadena de oraciones y solidaridad en hacia el sumo pontífice. 

El presidente de Estados Unidos en ese entonces, Ronald Reagan, calificó el ataque como “un acto de locura”. 

La primera ministra británica, Margaret Thatcher, dijo que el ataque fue “un acto de terrorismo inhumano” y expresó su alivio de que el papa siguiera con vida. 

El expresidente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, dijo que el ataque fue “una tragedia” y que estaba “profundamente preocupado” por la salud del papa. 

El surafricano Nelson Mandela describió al papa Juan Pablo II como un “líder mundial valiente” y expresó su alivio de que hubiera sobrevivido al ataque.

El presidente francés, François Mitterrand, señaló que el ataque fue un “acto de barbarie” y que el papa sobreviviera fue “un milagro”.

Leer más  Autoridades definieron plan de acción ante las 45 ondas tropicales que pasarán por Venezuela
42 años del intento de asesinato del papa Juan Pablo II: cómo fueron los hechos
EFE

Recuperación de Juan Pablo II

La recuperación de Juan Pablo II fue un proceso largo que requirió varias cirugías. Los médicos que lo atendieron describieron la herida del papa en el abdomen como “grave pero no mortal” y señalaron que la bala había llegado a pocos milímetros de su corazón. 

Durante las primeras semanas, el sumo pontífice permaneció en estado crítico y los pronósticos eran reservados. Sin embargo, su salud comenzó a mejorar lentamente hasta que los médicos lo declararon fuera de peligro.

Después de varias semanas en el hospital, regresó al Vaticano, donde continuó su recuperación y trabajo.

El 3 de julio de 1981, el papa Juan Pablo II hizo su primera aparición pública luego del atentado, en la Plaza de San Pedro. Miles de personas se reunieron para verlo y escuchar sus palabras.

La recuperación del papa Juan Pablo II fue catalogada por los medios de comunicación de la época como un testimonio de su fuerza y determinación, así como de su fe y compromiso con su papel como líder espiritual de la Iglesia católica.

42 años del intento de asesinato del papa Juan Pablo II: cómo fueron los hechos
EFE

Perdón y misericordia

El reencuentro entre el papa y su agresor ocurrió en febrero de 1983. Juan Pablo II visitó a Agca en la prisión Rebibbia de Roma donde cumplía condena, y conversaron por varios minutos a solas.

Leer más  F1: Verstappen reafirmó su liderato al ganar en Imola

El papa le otorgó el perdón a Agca, un gesto que conmovió al mundo y se convirtió en un momento histórico y emotivo en la historia de la Iglesia católica. 

Juan Pablo II explicó que su decisión de perdonar a Agca se basaba en su propia experiencia de vida y en la enseñanza de Jesucristo sobre el perdón y la misericordia.

Agca le preguntó al santo padre cómo había conseguido sobrevivir, a lo que le respondió que fue por su fe en la intercesión de la Virgen María.

En todo lo que me pasó ese día, sentí la extraordinaria protección y el cuidado maternal de la Madre de Dios, que resultó ser más fuerte que la bala mortal”, dijo el papa Juan Pablo II en una de sus apariciones posteriores.

El agresor besó el anillo del papa cuando terminó su encuentro como muestra de su admiración y agradecimiento. 

Por su parte, el papa se mantuvo en contacto con la familia de Agca a lo largo de los años: conoció a su madre en 1987 y a su hermano una década después.

42 años del intento de asesinato del papa Juan Pablo II: cómo fueron los hechos
EFE

Un asesino perdonado

Agca fue sentenciado a cadena perpetua por un juzgado italiano inmediatamente después del ataque; sin embargo, luego de que el papa lo perdonó, el presidente italiano para entonces, Carlo Azeglio Ciampi, le otorgó un indulto. 

Leer más  Edmundo González consideró que elecciones presidenciales definirán comportamiento de la migración

Posteriormente, fue deportado a Turquía en junio del año 2000, donde fue encarcelado por antiguos crímenes: el asesinato del periodista izquierdista Abdi İpekçi, ocurrido en 1979, y dos asaltos a bancos.​ 

En abril de 2005, durante la enfermedad del papa, Agca rezó desde su cárcel en Estambul por la mejoría de Juan Pablo II.​ Cuando el papa murió, Agca declaró a los medios locales estar de luto: “He perdido al papa, mi hermano espiritual. Me sumo al duelo de mi pueblo cristiano católico” afirmó en un texto distribuido por su abogado.

Agca fue dejado en libertad el 18 de enero de 2010, después de casi 29 años tras las rejas.

En 2014, Agca aseguró en una de sus autobiografías, titulada Me prometieron el paraíso. Mi vida y la verdad sobre el atentado contra el papa, que solo cumplió las órdenes dictadas por el ayatolá Jomeini, quien veía a Juan Pablo II como “el portavoz del diablo en la Tierra”. Sin embargo, eso no fue comprobado. 

El intento de asesinato del papa Juan Pablo II sigue siendo recordado como un momento crucial en la historia de la Iglesia católica y como una muestra del poder del perdón y la misericordia.

Noticias relacionadas