-- Publicidad --
  • Las autoridades de El Paso habrían utilizando balas de goma y gas lacrimógeno para atacar a migrantes que intentan cruzar la frontera desde Ciudad Juárez 

Varios migrantes, entre ellos venezolanos, denunciaron el 20 de mayo que han sido víctimas de exceso y agresiones por parte de funcionarios de la Guardia Nacional de Texas, Estados Unidos. 

Los afectados indicaron que los guardias estadounidenses arremeten contra ellos incluso cuando se encuentran del lado mexicano de la frontera. Alegaron que les habrían disparado balas de goma y usado gas lacrimógeno en su contra. 

Francisco Galicia, migrante venezolano, contó en una entrevista para VPITV que los policías de El Paso y los funcionarios del Ejército tienen armas con gas pimienta y les disparan desde lejos si se acercan al lado estadounidense. 

Los policías de allá, de El Paso, tienen pistolas con gas pimienta y ahorita al Ejército también le dieron. Ahora no nos podemos acercar allí porque nos disparan con unas bolitas que se revientan encima del cuerpo de uno y le pican, arde la cara, se ahoga uno y se ahogan los niños”, expresó Galicia. 

El migrante también explicó que trabaja desde hace un año en Ciudad Juárez, México, a la espera de una cita para solicitar asilo en Estados Unidos. No obstante, recientemente decidió cruzar el río Bravo en vista de que la cita nunca llegó. 

-- Publicidad --

El reporte de VPITV narra que, según los migrantes, la Guardia de Texas también ha disparado, golpeado e insultado a mujeres y niños que intentan llegar a Estados Unidos desde esa región de México. 

Policía de Texas tiene autorización para detener y expulsar a migrantes 

El 19 de marzo, el Tribunal Supremo de Estados Unidos aprobó una ley que autoriza a la Policía de Texas a detener y expulsar migrantes sospechosos de haber ingresado de forma irregular a Estados Unidos. 

La ley, una de las medidas antiinmigrantes más drásticas en la historia de Estados Unidos, convierte en delito menor el que un extranjero “ingrese o intente ingresar al estado desde una nación extranjera” de forma irregular. La falta se convierte en un crimen grave, punible hasta con 20 años de prisión, si el infractor es reincidente.

La Cruz Roja alerta que delincuentes engañan a migrantes a través de plataformas digitales
Fotografía aérea que muestra a migrantes en la frontera con Estados Unidos, en Ciudad Juárez (México) | EFE/Luis Torres.

La iniciativa también permite que la Justicia estatal ordene la expulsión de personas sin mediar proceso legal. Asimismo, los oficiales de policía podrán arrestar a cualquier individuo del que sospechen que ingresó ilegalmente al país, y tendrán la facultad discrecional de expulsarlo a México en vez de arrestarlo.

Este caso había llegado al máximo tribunal después de una batalla legal emprendida por la Administración Biden y defensores de los inmigrantes encabezados por la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), que alegan que la iniciativa es inconstitucional. Sin embargo, seis jueces conservadores del Supremo votaron a favor de Texas permitiendo la entrada en vigor de esta ley. 

El fiscal general de Texas, Ken Paxton, aplaudió en un mensaje en X la decisión del alto tribunal. “Texas ha derrotado las mociones de emergencia de la Administración Biden y la ACLU”. 

El gobernador de Texas, Greg Abbott, es una de las autoridades estadounidenses que han mostrado una postura firme antimigración en los últimos años, por lo que las políticas migratorias de ese estado se caracterizan por ser estrictas. 

Noticias relacionadas