-- Publicidad --
  • El operativo de rescate contó con la participación de la Policía Nacional española, la Fuerza de Seguridad de francesa, la Europol y la Eurojust

La Policía Nacional de España y las Fuerzas de Seguridad francesas, liberaron a 16 mujeres víctimas de explotación sexual en Francia. La mayoría de las mujeres eran procedentes de países de Latinoamérica.

Las víctimas habían sido captadas por una red criminal dedicada a la explotación sexual en su países de origen, como Brasil, Rumanía, Colombia, República Dominicana y Venezuela.

El operativo fue denominado operación Rumba67 y contó con la colaboración de la Oficina Europea de Policía (Europol) y la Agencia de la Unión Europea para la Cooperación Judicial Penal (Eujust). En él detuvieron a nueve personas como presuntos responsables de una red de trata. 

-- Publicidad --

Cinco de los sujetos fueron capturados en varias zonas de España. Tres de ellos fueron arrestados en Huelva, uno en Lleida y otro en Irún.

El resto de las detenciones se llevaron a cabo en ciudades francesas como Lyon, Orleans y Boulogne Surmer, así como en la región norte del país, informó la Dirección General de la Policía de España en un comunicado publicado en su página web el 22 de mayo.

Cómo operaba la red de trata 

De acuerdo con el comunicado de la Policía española, los delincuentes trasladaban a las víctimas hasta Francia y, una vez allí, las distribuían en apartamentos ubicados en varias zonas para ser explotadas sexualmente.

Los miembros de la organización criminal se dividían las responsabilidades: los reclutadores de víctimas operaban desde Francia, mientras que los responsables responsables de atender las llamadas de aquellos que buscaban pagar servicios con mujeres y de publicar los anuncios en páginas de contactos estaban radicados en España.

Rescataron a 16 víctimas de explotación sexual en Francia: habían venezolanas 
Foto: @policia

Además, otros de los arrestados, repartidos entre ambos países, se dedicaban a blanquear los ingresos obtenidos a través de la explotación sexual realizando giros postales y enviando dinero a Brasil.

Todos los arrestados fueron ingresados a prisión como supuestos autores de delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, relativos a la prostitución, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. 

Otro caso de explotación sexual en Europa

En marzo de 2024, la Policía Nacional de España rescató a seis mujeres y detuvo a siete personas por presuntamente ser parte de una red de trata de seres humanos con fines de explotación sexual.

De acuerdo con el organismo español, las víctimas habían llegado a territorio europeo bajo la falsa promesa de un viaje turístico para acceder al espacio Schengen, conformado por 27 países. 

Las víctimas de esta red de trata de humanos eran captadas en Colombia y Venezuela para ser obligadas a prostituirse en Europa.

Las detenciones se realizaron en las ciudades de Madrid, Valencia, Ámsterdam, Bogotá y Salamanca, localidad en donde fueron rescatadas las víctimas.

La Policía Nacional de España explicó que los delincuentes recibían una compensación de 500 euros por cada víctima que captaban en Colombia y Venezuela.

Una vez en Europa, los miembros de la organización les informaban a las víctimas sobre una supuesta deuda de 6.000 y 8.000 euros que podían saldar prostituyéndose en distintas ciudades del continente europeo. 

Los datos de explotación sexual en España

El 13 de mayo, el Ministerio del Interior de España informó que la Policía española y la Guardia Civil liberaron en 2023 a 1.466 víctimas, la mayoría latinoamericanas, de redes de trata y de explotación sexual o laboral. Cifra que representó un 24 % más que en 2022. 

Además, las autoridades españolas detuvieron a 923 personas y desarticularon 109 grupos criminales.

Rescataron a 16 víctimas de explotación sexual en Francia: habían venezolanas 
Foto: @policia

De las 1.466 personas, 18 eran menores de edad. El informe reveló que 294 víctimas fueron liberadas de las redes de trata de seres humanos para su explotación sexual (tres menores de edad).

En otros casos, una persona fue víctima de más de un delito, es decir, además de ser captada por una red de trata también estuvo expuesta a explotación sexual o laboral.

La mayoría de estas mujeres tenían entre 28 y 32 años de edad y eran procedentes de Colombia, Venezuela y Paraguay.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas