-- Publicidad --
  • Los expertos califican la halitosis en seis tipos y el tratamiento va a depender de su diagnóstico 

El mal aliento, conocido con el término médico de halitosis, puede generar incomodidad e incluso afectar las relaciones sociales de muchas personas. Sin embargo, más allá de estos inconvenientes, los expertos recomiendan acudir a un especialista para descartar que sea producto de una enfermedad subyacente.

En algunos casos el mal aliento puede estar enmascarando otra patología, por lo que su diagnóstico y tratamiento va a depender de la causa de su aparición.

De acuerdo con la clasificación de Aydin & Harvey-Woodowrth, publicada en el portal especializado Librería Nacional de Medicina de Estados Unidos, existen seis tipos de mal aliento. 

Estas categorías están relacionadas con el origen de la halitosis:

– Halitosis fisiológica (tipo 0): causada por factores como la sequedad en la boca, el consumo de ciertos alimentos o el tabaco.

-- Publicidad --

– Halitosis de origen oral (tipo 1): es la más común y es provocada por la acumulación de bacterias en la boca.

Mal aliento: ¿cuáles son las posibles causas y cómo prevenirlo?
Foto: Pixabay

– Halitosis de origen respiratorio alto (tipo 2): está asociada con problemas como sinusitis o amigdalitis.

– Halitosis de origen gastroesofágico (tipo 3): en este caso, el mal aliento está relacionado con reflujo ácido o úlceras estomacales.

– Halitosis de origen sistémico (tipo 4): cuando su origen es por enfermedades como diabetes o problemas hepáticos.

– Halitosis psicógena (tipo 5): no tiene causa médica aparente, pero los expertos estiman que puede estar relacionada con el estrés o la ansiedad.

Mal aliento: ¿cuáles son las posibles causas y cómo prevenirlo?
Foto: Pixabay

Diagnóstico del mal aliento

El mal aliento, ya sea que la persona note o no que lo padece, puede tener un impacto en las relaciones interpersonales, por lo que la recomendación es consultar con un odontólogo que determine o indique otro especialista que pueda abordar la causa e indicar el tratamiento adecuado.

De acuerdo con el medio especializado Infosalus, el diagnóstico de la halitosis comienza con un análisis de la historia clínica del paciente. En este, el especialista médico revisará los antecedentes médicos, hábitos de vida y posibles factores de riesgo.

Posteriormente, se realiza un examen oral exhaustivo para evaluar la salud de los dientes, encías, lengua y mucosa oral. En este paso se detectan los signos de algunas enfermedades que pudieran estar causando el mal aliento.

También existen otras pruebas complementarias, como la cromatografía oral que sirve para medir los niveles de compuestos volátiles que provocan el mal olor o estudios microbiológicos que identifiquen las bacterias presentes en la boca.

Mal aliento: ¿cuáles son las posibles causas y cómo prevenirlo?
Foto: Pixabay

Causas de la halitosis

Los medios consultados por El Diario coinciden en que las causas de la halitosis son diversas y se clasifican en dos categorías principales: orales y extraorales.

En el primer caso, se debe a una higiene bucal deficiente que provoca la acumulación de placa bacteriana y restos de comida en la boca.

En esta categoría también se incluyen las enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, que son infecciones de las encías que producen el mal aliento como síntoma.

También abarca el problema de boca seca, que se origina por la disminución del flujo salival y favorece la proliferación de bacterias que causan mal aliento.

Las causas extraorales son provocadas por patologías  sistémicas como diabetes, problemas renales, enfermedades hepáticas y reflujo gastroesofágico que deben ser evaluadas por médicos especialistas en esas áreas.

Además, puede también deberse a la presencia de infecciones en las vías respiratorias superiores, como sinusitis o amigdalitis, o por el consumo de algunos medicamentos que alteran la flora bacteriana oral.

Mal aliento: ¿cuáles son las posibles causas y cómo prevenirlo?
Foto: Pixabay

Para determinar la causa de la halitosis y recibir el tratamiento adecuado, el experto se enfoca en combatir la causa subyacente. Por ejemplo, para la halitosis de origen oral mejorar la higiene bucal rigurosa y visitar al dentista regularmente podría acabar con el problema.

En cambio, para la halitosis de origen extraoral se debe determinar la condición subyacente que está causando el mal aliento. 

Medidas de prevención

Los expertos recomiendan mantener una buena higiene que incluya cepillarse los dientes al menos dos veces al día, usar hilo dental y usar enjuague bucal.

También se debe visitar al dentista regularmente para realizar chequeos y limpiezas profesionales.

Otra de las medidas de prevención de la halitosis es beber suficiente agua para mantener la boca hidratada y prevenir el mal olor producto de la sequedad.

Además, los expertos podrían recomendar evitar el tabaco y el consumo excesivo de alcohol, ya que pueden empeorar el mal aliento. Así como mantener una dieta saludable y limitar el consumo de alimentos con olores fuertes como el ajo o la cebolla.

Noticias relacionadas