-- Publicidad --
  • La historia de historia de amor de Penelope  Featherington y Colin Bridgerton acumula 223,3 millones de horas de visionado | Foto: Netflix

El jueves 13 de junio la plataforma de streaming Netflix estrenó la segunda parte de la tercera temporada de su drama de época Bridgerton, la cual cuenta la historia de amor de una familia aristocrática de ocho hermanos en la Regencia inglesa.

Esta tercera temporada es una adaptación de Seduciendo a Mr. Bridgerton, cuarto libro de la saga de la autora de romance histórico Julia Quinn, el cual se centra en la historia de amor de Colin Bridgerton y su interés amoroso Penelope Featherington.

Aunque Bridgerton no es la primera serie de época romántica que adapta una saga literaria de romance histórico, ya que Starz en 2014 llevó a la televisión la saga Forastera de Diana Gabaldón, su éxito se ha convertido en un fenómeno masivo desde el estreno de su primera temporada en 2020.

Tercera temporada de Bridgerton logró el mejor estreno de serie en inglés de Netflix

A diferencia de Forastera, Bridgerton ha utilizado como recurso de ficción la ucronía para crear una visión alternativa de la Regencia inglesa con una sociedad aristocrática con diversidad racial basándose en una hipótesis de los historiadores que señalan una posible herencia africana de la reina Carlota.

-- Publicidad --

Este elemento se ha convertido en uno de los grandes atractivos de la serie, aunque no es el primer drama de época que tiene un elenco racializado.

¿Qué es la ucronía?

La ucronía es un recurso que se utiliza en la ficción que consiste en reconstruir la historia a partir de datos hipotéticos.

Una historia que celebra la rebeldía femenina

En redes sociales, muchos usuarios aseguran sentirse identificados con el personaje de Penelope (Nicola Coughlan), una mujer que no se ajusta a los estándares de belleza la época y que se convierte en una florero tras pasar varias temporadas sin casarse.

Ante su fracaso en el mercado matrimonial, Penelope decide cambiar sus prospectos y conseguir un matrimonio. Para ello, Colin Bridgerton, su amigo de quien secretamente está enamorada, la ayuda y aconseja en el camino.

Por otro lado, la historia de Penelope es también la de una mujer de familia aristocrática que desafía a la sociedad de su tiempo escribiendo una columna bajo el seudónimo de Lady Whistledown en una época en donde las mujeres eran consideradas solo para el papel de esposas y madres.

El personaje creado por Julia Quinn sirve de homenaje a esas mujeres del siglos XIX que para poder convertirse en escritoras tuvieron que recurrir a seudónimos, casos como Jane Austen o la francesa Aurore Amadine Dupin, quienes usaron seudónimos como Una dama o George Sand, respectivamente, para lograr que sus obras se publicaran.

La tercera temporada de Bridgerton: entre éxito y polémica 
Penelope  Featherington (Nicola Coughlan) | Foto: Netflix

El éxito de Bridgerton

En su segunda semana de estreno, Bridgerton ocupa el primer puesto en el listado de las 10 series de televisión más vistas de Netflix en Venezuela. 

La serie también ha logrado acumular 28 millones de visualizaciones en sus últimos cuatro episodios durante los primeros cuatro días después de su estreno, según la revista estadounidense Variety.

De acuerdo con este medio, los ocho episodios que conforman la tercera temporada llevan un total de 223,3 millones de horas de visionado.

Asimismo, como parte de la promoción de la serie los actores Nicola Coughlan y Luke Newton realizaron por primera vez una gira de medios por varios países para promocionar esta temporada.

La tercera temporada de Bridgerton: entre éxito y polémica 
Penelope  Featherington (Nicola Coughlan) y Colin Bridgerton (Luke Newton) | Foto: Netflix

Netflix indicó que la serie creada por Shonda Rhimes ha aportado más de 250 millones de libras a la economía del Reino Unido desde su lanzamiento en diciembre de 2020, beneficiando a casi 5 mil empresas británicas.

“(Bridgerton y su spinoff Queen Charlotte) han tenido un impacto sísmico en la economía del Reino Unido, impulsándola y apoyando a miles de puestos de trabajo y empresas. Está claro que el negocio del arte y la cultura puede hacer una enorme contribución económica a las comunidades locales. No podría estar más orgulloso”, aseguró la productora ejecutiva de la serie, Shonda Rhimes, en declaraciones recogidas por Variety.

Rhimes también indicó que el impacto en la cultura popular de este drama de época ha llevado a que aumenten el número de bebés con los nombres de los personajes de la serie. Además, de aumentar las visitas a lugares como Bristol y Bath, locaciones donde se grabaron algunas escenas.

La polémica de la tercera temporada

A pesar del éxito de la tercera temporada, la serie finalizó con un cambio significativo con respecto a su material literario que dejó desconcertado a los lectores de la saga literaria. En el octavo capítulo, se realizó una introducción a un nuevo personaje: Michaela Stirling (Masali Baduza), se trata de la prima de John Stirling (Victor Alli), conde de Kilmartin, esposo del personaje de Francesca Bridgerton (Hannah Dodd).

Sinopsis del sexto libro de los Bridgerton

En el sexto libro de la saga, El corazón de una Bridgerton, se narra la historia de amor de Francesca, quien se reinserta al mercado matrimonial tras enviudar de su primer marido, esto la llevará a tener una relación con el primo y heredero de su esposo: Michael Stirling.

El cambio de género de uno de los intereses amorosos de la saga desató una polémica en redes sociales por la que tuvo que pronunciarse Jess Brownell, productora de la serie.

“Entiendo que la gente esté muy apegada a la forma de los libros. Los libros siempre estarán ahí y esas historias no cambian. Mientras que los fans de los libros siempre tendrán a su Michael, sentí que los fans queer no tenían a nadie ni en los libros ni en la serie con quien relacionarse realmente”, explicó en una entrevista a Teen Vogue.

La tercera temporada de Bridgerton: entre éxito y polémica 
John Stirling (Victor Alli) y Francesca Bridgerton (Hannah Dodd) | Foto: Netflix

Aunque parte de la base fanática celebró el cambio por la representación LGBTIQ+, otros consideraron que este dificultará una adaptación fiel al libro porque ambos protagonistas lidian con problemas propios de los hombres y mujeres del siglo XIX. Por un lado, Francesca manifiesta su deseo de formar una familia y lidia con una posible infertilidad, mientras que Michael, al ser el único hombre Stirling, debe heredar un título y patrimonio que no desea por lealtad a su primo fallecido.

Con esta tercera temporada, Shondaland vuelve a posicionar su serie como una de las más vistas de Netflix en todo el mundo, a la vez que se muestra cada vez más alejada del material literario que inspiró la serie.

Noticias relacionadas