-- Publicidad --
  • La Agencia Europea de Medicamentos y la Organización Mundial de la Salud concuerdan en buscar otros métodos más saludables para controlar la obesidad

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) advirtió que los fármacos análogos de GLP1 como Ozempic, indicados para tratar la diabetes tipo 2, no deben usarse para la pérdida de peso por motivos estéticos en personas sin obesidad o que no tengan problemas de salud relacionados con el sobrepeso.

Los análogos del GLP-1 son un grupo de medicamentos que funcionan imitando la acción de la hormona natural llamada GLP-1, que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre.

La EMA también instó a los profesionales sanitarios a ofrecer a estas personas sin problemas de salud, que solo buscan perder peso, consejos sobre cómo mantener un estilo de vida saludable en lugar de plantearse usar medicamentos no destinados a adelgazar por estética.

“Los análogos del receptor GLP-1 no están aprobados para la pérdida de peso estética, es decir, por personas sin obesidad o personas con sobrepeso que no tengan problemas de salud”, alertó la agencia europea.

-- Publicidad --

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) también resaltó que no se recomienda este tipo de tratamientos para tratar la obesidad debido a su alto costo, por lo que insta a probar con métodos más saludables como una alimentación equilibrada y ejercicios físicos.

Además, la OMS también resaltó que hacen falta estudios que comprueben la eficacia de los fármacos para la diabetes en la pérdida de peso así como los posibles riesgos que conlleva su uso en personas sanas.

La OMS alertó sobre falsificaciones del Ozempic en varios países
Foto: Diariofarma

Escasez de fármacos para diabetes

La directora de la EMA, Emer Cooke, advirtió durante una rueda de prensa el 26 de junio que la demanda de fármacos para la diabetes sigue creciendo debido a que las personas con obesidad se suman a su búsqueda, lo que genera que la oferta no pueda seguir el ritmo.

“Desde 2022 se ha producido escasez de estos fármacos en todo el mundo. Debemos asegurarnos de que los pacientes que más necesitan estos medicamentos puedan acceder a ellos”, añadió Cooke.

Por esta razón, la EMA instó a la industria farmacéutica, personal sanitario, pacientes y público en general a poner de su parte para reducir la escasez de medicamentos y limitar su uso en personas sanas. 

Cooke invitó a desarrollar directrices para facilitar la priorización de pacientes con necesidad de usar los fármacos desarrollados para la diabetes. 

La EMA también subrayó que la mención frecuente en medios de comunicación y redes sociales de la tendencia de uso de estos fármacos entre personas que quieren perder peso es otro factor que empeora la escasez existente.

Comprar medicamentos en Venezuela: cómo identificar los fármacos no evaluados por las autoridades sanitarias del país
Foto: Pixabay

“La continua alta demanda de estos fármacos también ha atraído actividad criminal, aumentando el riesgo de que productos falsificados ingresen al mercado con graves consecuencias para la salud pública”, advirtió la agencia. 

Campañas educativas sobre la obesidad

Para luchar contra los usos abusivos, la EMA también instó a las compañías farmacéuticas a considerar implementar campañas de concienciación sobre la obesidad y realizar actividades educativas sobre la escasez de fármacos para la diabetes.

La agencia señaló que los medicamentos Bydureon, Byetta, Lyxumia, Ozempic, Rybelsus, Trulicity y Victoza están indicados en la Unión Europea solo para diabetes.

Mientras que Saxenda y Wegovy lo están para el manejo del peso como complemento a la dieta y el ejercicio en personas con obesidad o problemas de salud relacionados con el sobrepeso.

La EMA recordó además que, como todos los medicamentos, los fármacos para la diabetes tienen efectos secundarios, lo que incluye problemas en el sistema digestivo.

Investigación sobre riesgos para la salud

De acuerdo con el Informe de Posicionamiento Terapéutico de Semaglutida, desarrollado por el Ministerio de Sanidad de España, los fármacos para la diabetes usados para controlar la obesidad no solucionan el problema de sobrepeso. 

1 de cada 8 personas en el mundo padece de obesidad 
Foto: Pixabay

“La pérdida de peso con Ozempic después de 60-68 semanas se detiene o se estabiliza. Si se retira el tratamiento, el paciente puede volver a ganar los kilos perdidos. Eso significa que se requeriría un uso continuado para mantener estable esa reducción”, señaló el estudio. 

Además, el informe señaló que la comunidad científica aún desconoce si su uso en personas sanas podría generar efectos adversos a largo plazo.

La administración de estos medicamentos produce una mayor liberación de insulina e inhibe la de otra hormona: el glucagón que funciona para tratar la diabetes y, a su vez, puede favorecer la pérdida de peso. 

De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), autorizó en 2021 una nueva indicación de este tipo de fármacos para adultos con obesidad, sobrepeso o comorbilidades asociadas.

La información científica disponible hasta el momento describe como efectos indeseados más comunes de estos medicamentos los que se producen a nivel gastrointestinal como náuseas, vómitos, diarrea, flatulencia, dispepsia e hipoglucemia.

No obstante, tanto la FDA, la OMS y la EMA concuerdan que se requieren de estudios más avanzados para determinar si el uso de estos fármacos en personas sanas podría tener riesgos para la salud. 

Noticias relacionadas