-- Publicidad --
  • El activista y consultor político ganó el premio Polaris en Londres por su trabajo de campo como director de campañas electorales. En entrevista para El Diario, habló sobre el recorrido que ha tenido en su reinvención profesional desde su exilio en 2016

“Quiero dedicar este premio a la diáspora venezolana. A millones de venezolanos que tuvieron que abandonar su país y, como yo, reinventarse para poder seguir adelante”, declaró Lester Toledo al momento de recibir en Londres, Inglaterra, el premio Polaris como mejor consultor de campañas electorales. Para el abogado y activista venezolano, quien está por cumplir ocho años en el exilio, en aquellas palabras se condensaba toda su historia.

Toledo ganó el 21 de junio el galardón en la categoría Mejor Director de Campañas de campo. Es decir, por su trabajo como gerente en la organización de comandos de campaña en elecciones de diferentes países a lo largo del continente, siendo la más conocida la del presidente de El Salvador, Nayib Bukele. 

De hecho, en entrevista para El Diario, Toledo señaló que su categoría contó con competidores como el comando de campaña que llevó al libertario Javier Milei a la presidencia de Argentina en octubre de 2023. Por eso consideró un importante reconocimiento haber sido seleccionado por un jurado compuesto por alrededor de 57 expertos en marketing y comunicación política.

“Significa un paso adelante, un reconocimiento a lo que hacemos. Y bueno, aprovecho para agradecerle a todo el equipo, pues no soy yo solo. Son decenas de personas que tienen años conmigo, que han estado en más de nueve países ya y que nos ayudaron a destacar en el premio”, agregó.

-- Publicidad --

En campaña

Lester Toledo ganó el premio Polaris como mejor consultor de campañas electorales
Toledo sosteniendo su premio Polaris. Foto: cortesía

Los Polaris Awards son unos premios organizados por la empresa editorial Kapital Media Group, y desde el año 2017 se entregan en Londres. En su página web, señala que su intención es destacar “el mejor uso de las técnicas y tecnologías de comunicación en las campañas electorales, los asuntos públicos y la defensa de temas en todo el mundo”.

Toledo, quien es abogado egresado de la Universidad del Zulia (LUZ), donde fue parte del movimiento estudiantil del año 2007, ya había tenido experiencia en Venezuela como jefe de campaña en el estado Zulia en las campañas presidenciales de Henrique Capriles en 2012 y 2013. También fue una pieza clave en la organización del partido Voluntad Popular, del cual fue miembro fundador y parte de su dirección nacional. De hecho, en 2012 resultó con esta tolda como diputado en el Consejo Legislativo del estado Zulia (CLEZ).

Contó que toda esta experiencia trabajando en un entorno tan hostil como el venezolano, en el que fue objeto de persecución y represalias por parte del gobierno de Nicolás Maduro, le ayudó al momento de diseñar estrategias de campaña y organizar equipos políticos en otros países. “Eso de alguna forma nos dio una piel de cocodrilo, digamos, nos curtió. Entonces a estas alturas no me asombra nada”, bromea.

***

Lester Toledo: “Yo me veía político, me veía delante de la tarima, no detrás”
Toledo con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele. Foto: cortesía

Desde 2018, Toledo fue el jefe de la Oficina de Organización de la campaña de Nayib Bukele para la presidencia. Su equipo repitió el hito el 4 de febrero de 2024, cuando Bukele resultó reelecto para un segundo mandato, en un proceso donde destacó por la eficiencia de su sistema de capacitación de testigos de mesa y su centro de recolección de información, el cual pudo estimar en tiempo real el resultado de los comicios incluso antes que el propio Tribunal Supremo Electoral (TSE).

Sin embargo, también ha recibido críticas por su vinculación con el gobierno de Bukele, quien más allá de ser una figura polarizante en redes sociales, también ha despertado la preocupación de organismos internacionales y de derechos humanos por dar asomos de un comportamiento autoritario. De hecho, esa elección, además de recibir varias denuncias por irregularidades durante la votación y escrutinio, también posee cuestionamientos de origen. La reelección presidencial no está permitida en El Salvador, pero Bukele logró postularse tras una polémica sentencia de la Corte Suprema de Justicia.

Al respecto, Toledo ha manifestado en múltiples ocasiones no estar de acuerdo con las visiones sobre una aparente inclinación autoritaria de Bukele. También se desvinculó de las denuncias asociadas al retraso del TSE para dar los resultados, cuando ya el comando oficialista se había proclamado ganador. “Yo hago un trabajo electoral y lo hago bien. Formo vigilantes, testigos, veo la movilización. Es culpa del Tribunal, no del gobierno, que no haya resultados”, aseveró en declaraciones al portal salvadoreño El Faro

Desde el exilio

Nominaron al venezolano Lester Toledo a los premios Polaris Awards como uno de los mejores consultores políticos
Foto: EFE

Toledo partió al exilio en el año 2016. Ya había sufrido en el pasado episodios de hostigamiento y persecución por parte del gobierno de Nicolás Maduro por su vinculación a Voluntad Popular y en las protestas ciudadanas del año 2014 conocidas como La Salida. Sin embargo, el 31 de agosto de 2016 el entonces ministro de Interior, Justicia y Paz, Néstor Reverol, anunció una orden de captura en su contra por presunto terrorismo. 

Tras varios meses de clandestinidad, a finales de año finalmente partió al exilio cuando logró garantizar la seguridad de su familia. Aunque se había formado en Estados Unidos en Grassroots Democracy (democracia de base) durante sus años como dirigente estudiantil en 2008, aprendiendo a formar equipos y organizar bases populares, reconoció que en ese momento, tuvo que replantearse todos sus planes y objetivos a futuro.

“De alguna forma sí tenía una formación (en ciencias políticas), pero yo me veía político. Me veía delante de la tarima, no detrás”, afirmó.

Sin embargo, aseveró que como muchos migrantes venezolanos, debió reinventarse para sobrevivir. Relató que gracias al apoyo de personas como el politólogo venezolano Pedro Paúl Betancourt pudo comenzar a trabajar en campañas electorales en México. Más adelante, pudo viajar a Ecuador con el consultor colombiano Mauricio de Vengoechea, hasta que finalmente logró independizarse con su propia firma. 

Aun así, acotó que el camino no ha sido sencillo, sobre todo porque, a pesar del éxito cosechado en el extranjero, todavía sueña con su plan original de hacer política en Venezuela. Reconoce que por la naturaleza impredecible del país, en más de una ocasión pensó que el cambio era inevitable, y cuando ya estaba por comenzar a hacer sus maletas de regreso, el oficialismo logró prevalecer en el poder. Aun así, resaltó que no ha perdido la esperanza.

“Yo tengo todo allá y nunca me he desconectado estos años, ayudando políticamente en todo lo que puedo. Quiero ser parte de ese cambio y efectivamente, si ocurre un cambio en Venezuela, creo que no van a pasar semanas o días, sino que en cuestión de horas ya estaría allá, porque la idea es que  todo esto que hemos podido aprender, humildemente ponerlo a servicio de los venezolanos”, comentó.

Irreversible

Lester Toledo: “La diplomacia de discursos, de comunicados, ya no sirve”
Foto: cortesía

Sobre la elección presidencial que se desarrolla en este momento en Venezuela, Toledo indicó que se trata de una campaña bastante compleja y polarizada. Sin embargo, apuntó a que el candidato unitario de la oposición, Edmundo González, y la líder opositora María Corina Machado han logrado aglutinar el sentimiento de cambio de un gran porcentaje de la población.

Es una locura en nivel de emoción, de espontaneidad que está despertando en la calle, no lo logró ningún candidato presidencial en los últimos 25 años, ni en su mejor momento, lo que hoy pasa con ella, que es un fenómeno que se llama el cambio”, destacó.

Manifestó su asombro por cómo en cuestión de meses González pasó de ser una figura prácticamente desconocida para el país a liderar la mayoría de las encuestas. Por ejemplo, la firma global ClearPath Strategies sitúa a González con un 56 % de intención de voto frente a un 35 % de Nicolás Maduro. Para Toledo, estas tendencias sintetizan perfectamente el descontento popular  y difícilmente podrían revertirse a un mes de las elecciones.

El consultor político aseguró que habrá “una trituradora” electoral en los comicios del 28 de julio, augurando una victoria opositora. Sin embargo, acotó que su consolidación dependerá de la voluntad del gobierno de reconocer los resultados. “Vamos a ver ahora si el señor Maduro va a dar pasos concretos para que haya una transición en paz y en democracia, o pretende botar el juego democrático, lo que sería nefasto para los venezolanos”, cuestionó. 

Tarjeta intervenida

Lester Toledo: “Yo me veía político, me veía delante de la tarima, no detrás”
Toledo en un acto de Voluntad Popular. Foto: cortesía

Sobre el resto de los candidatos, el consultor político indicó que su presencia, a pesar de que buscaba polarizar el voto opositor, no tendrá ningún impacto sobre los resultados. Entre esos aspirantes está el exalcalde de San Cristóbal (Táchira), Daniel Ceballos, quien fue su compañero en las filas de VP y a quien Toledo asesoró legalmente cuando estuvo detenido en 2014. 

Ceballos se postula precisamente con una tarjeta de la tolda naranja intervenida judicialmente por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ). Toledo repudió totalmente no solo la vinculación de Ceballos con los denominados “alacranes”, sino también de los demás candidatos que participan a nombre de 14 partidos también judicializados por el TSJ. 

“Es una vergüenza que una persona sea tan mediocre, que quieran ser candidatos presidenciales y ni siquiera tienen la oportunidad de presentar una propuesta propia, en un partido propio, sino robando las siglas y los colores de otras organizaciones que van a confundir a la gente”,dijo.

Regreso a casa

El diputado venezolano Lester Toledo
Foto: cortesía

—De poder volver a Venezuela, ¿cuáles serían sus planes y los proyectos que le gustaría desarrollar?

—Claro que regresaría a Venezuela, es una puerta que nunca cerré y todo el mundo sabe que si estoy afuera no es por mí. Para mis planes a corto plazo, te confieso que no tengo un plan concreto. Yo primero quiero ser útil. Donde diga el señor Edmundo, o la señora María Corina Machado. Eso puede ser desde la esfera nacional, desde la esfera regional en mi estado, desde la esfera municipal en mi ciudad, Maracaibo, en lo más chiquitito que se pueda, que es organizar mi cuadra, mi calle, o mi partido. Voy a estar vinculado siempre a lo público y a la política, pero voy con mucha humildad entendiendo que los protagonistas de este cambio son los que están adentro. 

Uno desde afuera aconseja con mucha humildad, dice sus opiniones, asesora en lo que pueda, pero estoy muy claro que los protagonistas de esto son los que están allá (en Venezuela). No pretendo suplantar a nadie, pues son los héroes anónimos que están dando la cara en el terreno y yo respeto mucho eso. No puedo pretender llegar hoy y decir, bueno, en un mes voy a ser alcalde, en un mes voy a ser gobernador. Nada de eso. Pero aseguro que yo llegaría muy bajo perfil a reinsertarme con mi familia, reinsertarme en la política y bueno, a medida que uno va caminando y tiene un trabajo y un reconocimiento, Dios verá donde podemos ayudar.

Noticias relacionadas