-- Publicidad --
  • El coordinador nacional de la coalición opositora, Omar Barboza, declaró que la delegación trabajará para garantizar la normalidad de los comicios presidenciales y estará atenta a cualquier posible reunión con el oficialismo

La Plataforma Unitaria Democrática informó el 2 de julio que activará su delegación negociadora para estar prevenida ante una posible reanudación del proceso de diálogo con el gobierno de Estados Unidos. El equipo, encabezado por Gerardo Blyde, tendrá como objetivo velar por el cumplimiento del Acuerdo de Barbados y para que se respeten las garantías democráticas en las elecciones presidenciales del 28 de julio. 

Durante una rueda de prensa, el secretario general de la Plataforma, Omar Barboza, acotó que si bien no existe aún una convocatoria para retomar las negociaciones paralizadas desde octubre de 2023, la activación de la delegación deja un canal abierto para un potencial encuentro. De igual forma, aseguró que buscará asegurar un ambiente de paz y normalidad para las próximas semanas. 

“La comisión negociadora estará trabajando para contribuir a crear el clima de respeto de las reglas democráticas y estar pendiente de cualquier diálogo que realmente ayude a la normalidad institucional y a la normalidad de las elecciones”, declaró.

Bilateral

Nicolás Maduro
Nicolás Maduro. Foto: EFE

Las declaraciones de Barboza se producen después de que Nicolás Maduro anunciara el inicio de un nuevo proceso de diálogo con el gobierno de Estados Unidos. La primera reunión, cuyos detalles aún se desconocen, se realizará el 3 de julio, aunque por el momento no está prevista la participación de la delegación opositora.

-- Publicidad --

“Nos parece positivo que este hecho ocurra. Es un diálogo bilateral entre el gobierno de Maduro y el de Estados Unidos, sin embargo, nosotros hemos activado la delegación negociadora de la Plataforma Unitaria y estará atenta para intervenir en cualquier espacio en que sea posible trabajar por la normalidad del proceso electoral”, comentó.

Barboza agregó que se debe tomar la disposición del oficialismo a negociar como “una buena señal”, sobre todo en el contexto electoral actual. Recordó que el candidato unitario de la oposición, Edmundo González Urrutia, propuso recientemente la creación de un acuerdo de alternancia para asegurar una transición pacífica y democrática, apegada a lo que establece la Constitución. 

“Como viene un proceso donde se elige a un presidente, luego hay un tiempo hasta el 10 de enero para tomar posesión y luego viene la etapa siguiente, por lo que creo que se impone un acuerdo de este tipo y ojalá que ese diálogo se pueda dar. Nosotros estamos dispuestos a ese diálogo por la paz de Venezuela”, aseguró.

En paz

Régimen de Maduro y oposición firmaron dos acuerdos en Barbados: ¿qué establecen?
Gobierno y oposición firman Acuerdo de Barbados. Foto: @puzkas/ Twitter

Ante las declaraciones de voceros del oficialismo que acusan a la oposición de planificar presuntos actos de desestabilización antes de las elecciones, Barboza reiteró que la Plataforma Unitaria se mantiene firme dentro de la vía electoral. Desmintió cualquier vinculación con hechos violentos o llamados a la abstención. 

“Los primeros interesados en que se reconozcan los resultados de lo que va a ocurrir el 28 de julio somos nosotros, primero porque somos demócratas y respetamos la voluntad popular, y segundo porque no tenemos ninguna duda de que vamos a triunfar”, dijo.

De igual forma, acotó que hasta el momento no existe ningún proceso judicial o sanción abierta contra González Urrutia, por lo que desestimó las amenazas de una posible inhabilitación del candidato o de anular la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD). “Yo le digo al oficialismo que la desesperación es mala consejera. Nosotros estamos en paz, pero tenemos mucha gente y esa gente no va a permitir que vayan contra sus derechos”, advirtió.

Acuerdos incumplidos

Entre 2021 y 2023 el gobierno y la oposición sostuvieron un proceso de diálogo intermitente en México, con mediación del Reino de Noruega. Este buscaba precisamente el restablecimiento del hilo democrático en Venezuela con la liberación de presos políticos, atención a la emergencia humanitaria compleja y garantías electorales, mientras el oficialismo abogaba por el levantamiento de las sanciones económicas internacionales.

A lo largo de este proceso tuvo múltiples interrupciones, hasta que en marzo de 2022 el gobierno de Maduro comenzó una negociación paralela con representantes de la Administración de Joe Biden. Este segundo diálogo se realizó de forma secreta en Doha, Catar, y se consolidó en octubre de 2023 con un acuerdo en el que Estados Unidos flexibilizaría por seis meses sus sanciones, mientras Maduro se comprometía a garantizar elecciones libres y competitivas. 

Esto despejó el camino para que también en octubre, el oficialismo firmara con la delegación opositora el Acuerdo de Barbados. En líneas generales, con este pacto se aseguraba el desarrollo democrático de los comicios presidenciales de 2024, permitiendo la participación de la oposición sin obstáculos y respetando los resultados mediante un proceso transparente y verificable.

Sin embargo, tanto la Plataforma Unitaria como Estados Unidos denunciaron poco después que el gobierno de Maduro incumplió de forma sistemática el Acuerdo de Barbados. Esto al mantener la inhabilitación contra María Corina Machado y bloquear la inscripción de su sustituta Corina Yoris, además de perseguir y detener a colabores del comando opositor. Esto llevó a que Washington reanudara sus sanciones, a pesar de que el gobierno finalmente permitió la participación de González Urrutia con algunas limitaciones. 

Noticias relacionadas