-- Publicidad --
  • El estudio comprobó la eficacia del análisis no invasivo para realizar un diagnóstico temprano de la enfermedad | Foto: Pexels

Un equipo internacional de científicos desarrolló un nuevo análisis de orina para la detección temprana del cáncer de cuello uterino, con el objetivo de que su técnica no invasiva aliente a más mujeres a realizarse pruebas periódicas.

Los investigadores, liderados por el profesor Etsuro Ito de la Universidad de Waseda (Japón), crearon la prueba de orina, identificada con el nombre de Elisa, que puede señalar las proteínas de alto riesgo del virus del papiloma humano (VPH) en la orina.   

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de cuello uterino es de los más comunes entre las mujeres. En 2022, el ente sanitario registró alrededor de 660 mil pacientes y 350 mil muertes relacionadas con la enfermedad. 

La mayoría de los casos están relacionados con la infección por VPH de alto riesgo, que de ser detectada a tiempo podría reducir las muertes por cáncer de cuello uterino, de acuerdo con el informe de la OMS.

-- Publicidad --

“El cáncer puede prevenirse con revisiones periódicas antes de que se desarrolle. Pero el cribado (detección precoz) es un gran obstáculo para las mujeres jóvenes. Esta prueba permite a las mujeres detectar el riesgo de padecer la enfermedad sin las molestias e inconvenientes de una prueba de Papanicolaou tradicional”, señaló el doctor Ito en el estudio publicado en la revista Microorganisms.

Desarrollaron una prueba de orina para detectar el cáncer de cuello uterino
Foto: Pexels

¿Qué es un Papanicolau?

Esta prueba, también conocida como citología vaginal, es un examen médico que se utiliza para detectar el cáncer de cuello uterino en las mujeres. Se basa en la recolección de células del cuello uterino y del canal cervical.

Los hallazgos del estudio determinaron ser una alternativa más eficaz en cuanto a su uso debido a que las pruebas actuales se basan principalmente en la detección del ADN del VPH, que no miden la actividad cancerígena del virus.

Beneficios de la prueba de orina para prevenir el cáncer de cuello uterino

La investigación resalta que el principal beneficio de esta prueba de orina para prevenir el cáncer de cuello uterino es su técnica no invasiva. 

“Nuestro nuevo análisis de orina puede detectar las proteínas E7 del VPH16, que son marcadores críticos del riesgo de cáncer de cuello de útero, a niveles extremadamente bajos”, indicó el autor principal del estudio.

¿Qué es el VPH?

Es un virus perteneciente a la familia Papillomaviridae que se transmite principalmente por contacto de piel con piel, especialmente durante la actividad sexual. Existen más de 200 tipos de VPH, de los que algunos tienen potencial cancerígeno.

Desarrollaron una prueba de orina para detectar el cáncer de cuello uterino
Foto: Pexels

En el proceso para desarrollar la prueba Elisa se comprobó que puede detectar las oncoproteínas E7 en muestras de orina. 

La prueba logró identificar con éxito estas proteínas en la orina de mujeres con diferentes estadios del cáncer de cuello uterino, incluso antes de desarrollarse la enfermedad es capaz de detectar la actividad oncogénica del VPH.

¿Qué es actividad oncogénica? Cuando un gen ha sufrido una mutación y tiene el potencial de causar cáncer.

“Creemos que la oncoproteína E7 es fundamental en las primeras fases del cáncer de cuello uterino relacionado con el VPH”, indicó el profesor Ito. 

Además, el estudio señala que este enfoque innovador se alinea con los objetivos de salud globales pautados por las agencias de salud internacionales para reducir las tasas de cáncer de cuello uterino. 

Los investigadores consideran que la prueba será especialmente eficaz en países de ingresos bajos y medios donde el acceso a los métodos de detección tradicionales es limitado. 

Los autores del estudio también creen que este análisis de orina podría convertirse en una herramienta en la lucha contra el cáncer de cuello uterino, para salvar vidas mediante el diagnóstico y tratamiento temprano.

No obstante, para que la prueba Elisa pueda ser comercializada los investigadores tienen que seguir perfeccionando su desarrollo y realizando ensayos clínicos que permitan su aprobación sanitaria. 

Noticias relacionadas