• Una de las recomendaciones es realizarse exámenes ginecólogos con regularidad para descartar la aparición de cambios precancerosos

El cáncer de cuello uterino es el cuarto más común en la mujer, de acuerdo con la información de la Organización Mundial de la Salud. En su informe más reciente, el ente reveló que alrededor del 90 % de las 342 mil muertes causadas por esta enfermedad en 2023 se produjeron en países con ingresos bajos o medianos.

“Es una enfermedad prevenible. Las personas deben tener acceso a la información, a conocer sobre el padecimiento, con campañas en los lugares de menos recursos, que es donde prevalecen los casos. La vacunación, la detección temprana y la adopción de hábitos saludables son medidas que pueden proteger a las mujeres de padecer este tipo de cáncer”, explicó el ginecólogo Paul Guedez para El Diario

El experto mencionó que la principal causa del cáncer de cuello uterino es la infección por el virus del papiloma humano (VPH), del tipo que se transmite por contacto sexual. 

“Hasta el 80 % de las mujeres sexualmente activas contraerán el VPH en algún momento de su vida. Eso no significa que van a padecer cáncer, solo que el riesgo aumenta en estos casos. Mi recomendación para todas las mujeres es que se chequeen con su ginecólogo por lo menos una vez al año, de esa manera pueden detectar a tiempo cualquier indicio y empezar el tratamiento oportuno”, agregó el especialista. 

Leer más  Estudio de la UCAB prevé que la economía venezolana crezca un 4,5 % en 2024

De acuerdo con el doctor Guedez, existen dos medidas principales para prevenir el cáncer de cuello uterino:

– Vacunación contra el VPH: se recomienda aplicar en niñas desde los 9 años de edad hasta los 25 años de edad, preferiblemente antes de iniciar la actividad sexual aunque no es una limitante.

– Detección temprana: realizar una citología vaginal y la prueba del VPH una vez al año para descartar cambios precancerosos en el cuello uterino y evitar la progresión a un cáncer invasivo.

– Usar métodos de protección: el experto aconseja usar preservativo en las relaciones íntimas para evitar el contagio de VPH y reducir el número de parejas sexuales.

Cuáles son las medidas para prevenir el cáncer de cuello uterino 
Foto: Pixabay

“El resto de factores de riesgo implica llevar una vida sana, una dieta equilibrada, mantener un peso saludable, hacer ejercicio físico, no fumar. Eso aplica para cualquier tipo de cáncer, son medidas de prevención que pueden ayudar a reducir el peligro de desarrollar células cancerosas”, indicó el ginecólogo.

Leer más  Halving de bitcoin: ¿cuándo se espera y qué impacto puede tener sobre su precio?

Testimonio de sobreviviente de cáncer de cuello uterino

Katherine Altuve, sobreviviente de cáncer de cuello uterino de 56 años de edad, narró a El Diario su experiencia con la enfermedad y cómo sobrellevó el proceso desde que le dieron el diagnóstico. 

“Aprendí mucho sobre esta enfermedad desde que mi ginecólogo me dijo que veía algo extraño. Después de realizarme varias pruebas se confirmó lo peor y por supuesto el mundo se le viene abajo a cualquiera que oiga esa palabra. Afortunadamente, tengo tres años en remisión, pero tengo dos hijas y esto me sirvió para orientarlas al respecto”, contó Altuve.

Katherine Altuve reiteró la necesidad de cuidarse y tomar en serio la salud para prevenir el avance de la enfermedad. 

“La detección temprana es clave para combatir esta enfermedad, así lo entendí. Nunca tuve ese instinto de ir a médicos para análisis de rutina, de hecho, llegué a la consulta ginecológica por los síntomas de menopausia que estaba experimentando. Mis hijas aprendieron que es vital protegerse, y ante alguna preocupación o duda, deben consultar a un médico”, señaló la entrevistada a El Diario.

Leer más  La enfermedad de Chagas es causante de muerte súbita en el 50 % de los casos
Cuáles son las medidas para prevenir el cáncer de cuello uterino 
Foto: Pixabay

Altuve tuvo que pasar por una colposcopia y una biopsia para confirmar el diagnóstico de cáncer. Luego le realizaron una traquelectomía radical, que es una cirugía para extirpar el cuello uterino, los tejidos cercanos y la parte superior de la vagina. Posteriormente, recibió varias sesiones de quimioterapia y radioterapia hasta que la enfermedad entró en remisión, lo que significa que disminuyeron o desaparecieron los signos y síntomas del padecimiento. 

“El cáncer de cuello uterino es una enfermedad grave, pero no es una sentencia de muerte. Con la detección temprana y el tratamiento adecuado, es posible vencerlo. Quiero que todas las mujeres sepan que no están solas. Hay muchas mujeres que han superado esta enfermedad y que pueden ofrecer apoyo y consejos, como es mi caso”, añadió la sobreviviente.

Síntomas y tratamientos del cáncer de cuello uterino

De acuerdo con el ginecólogo consultado, en las etapas tempranas del cáncer de cuello uterino no suelen presentarse síntomas, sin embargo, en las fases más avanzadas pueden aparecer algunos de estos:

Leer más  El dilema de Joe Biden: presionar a Maduro sin disparar la migración venezolana

– Sangrado vaginal anormal

– Dolor pélvico

– Molestia durante las relaciones sexuales

– Flujo vaginal anormal

– Sangrado después de la menopausia

El doctor Guedez explicó que el tratamiento del cáncer de cuello uterino depende de la etapa en la que se encuentre la enfermedad:

– Cirugía: una conización, que es la extirpación de una parte del tejido del cuello uterino, una histerectomía, que es la extirpación del útero o una traquelectomía simple o radical.

Cuáles son las medidas para prevenir el cáncer de cuello uterino 
Foto: Unsplash / Sasirin Pamai

– Radioterapia: con los rayos de alta energía se pueden disminuir las células cancerosas, ya sea que se aplique sola o en combinación con la cirugía.

– Quimioterapia: la administración de sustancias químicas para matar las células cancerosas ha resultado ser una de las opciones más efectivas en el cáncer de cuello uterino.

“El pronóstico del cáncer de cuello uterino depende de la etapa en la que se encuentre la enfermedad al momento del diagnóstico. En etapa temprana es altamente curable, por lo que la mejor medida de prevención es visitar al especialista con regularidad”, concluyó el ginecólogo consultado. 

Noticias relacionadas