• Fabiana Rondón, periodista de El Diario, presenta un seriado fotográfico de quienes deambulan por una desolada Caracas en cuarentena

La llegada del Covid-19 a Venezuela ha alterado nuestro paisaje urbano. Los estragos de la pandemia no solo hacen mella en el sistema inmunológico, sino también en las expresiones cotidianas.

A través de su lente, la documentalista Fabiana Rondón retrata cómo el peligro inminente de un posible contagio afecta el día a día de cada persona.

Su inédito registro fotográfico sigue el rastro de quienes deambulan por una desolada Caracas bajo la protección de mascarillas quirúrgicas o improvisadas.

Con “Los rostros detrás de una mascarilla”, Rondón realiza un primer seriado fotográfico que sirve de registro visual para entender cómo se encuentran las calles desde que se decretó el estado de alarma.

blank
Foto: Fabiana Rondón

A través de las imágenes captadas en medio del confinamiento, se observan semblantes que recuerdan que la vida del venezolano transcurre entre lo surreal y el desasosiego.

Esta es la cara visible, la de sus habitantes cuyos rostros manifiestan una tensa calma ante el temor del contagio.

blank
Foto: Fabiana Rondón

“Los rostros detrás de una mascarilla” es el descubrimiento de los matices que se resguardan en la mirada, en las arrugas, en las expresiones que no se logran a ver a simple vista.

Son estampas de la nostalgia que salpica la vida cotidiana. Sin embargo, representan el preludio del regreso de las sonrisas, los besos y los abrazos.

blank
Foto: Fabiana Rondón

Son rostros de ciudadanos deambulantes, quienes recorren las esquinas de Caracas perdidos en sus propias rutinas. Los que ostentan sus canas son los más vulnerables.

blank
Foto: Fabiana Rondón

Trabajadores, caminantes. Muchos buscan el sustento, le temen más al hambre que al virus.

blank
Foto: Fabiana Rondón

También están los que prefieren aprovechar la oportunidad. Mostrarse creativos ante las adversidades, luchar con una máscara que les permita demostrar que no solo son guerreros, sino únicos.

blank
Foto: Fabiana Rondón
blank
Foto: Fabiana Rondón

Muchos de ellos deben mantenerse firmes, por ellos y por los suyos. Por su familia, su razón de vida.

blank
Foto: Fabiana Rondón

Son rostros trabajadores, incansables.

blank
Foto: Fabiana Rondón
blank
Foto: Fabiana Rondón

Tocar está prohibido. La rutina, como era conocida, está parcialmente paralizada. La nebulosa de los ojos esconde la pesadez del hambre, de la incertidumbre, del miedo y de una serie de calamidades que se ciernen sobre los venezolanos.

blank
Foto: Fabiana Rondón
Noticias relacionadas