• En vista de las medidas que ha tomado el Estado en contra de Jesús Berardinelli, el consejo directivo de la FVF advirtió una posible suspensión de la FIFA a Venezuela por injerencia gubernamental | Foto: Prensa FVF

La Contraloría General de la República (CGR) congeló las cuentas bancarias de Jesús Berardinelli, presidente encargado de la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), debido a presuntas irregularidades en el manejo de los fondos que entregó el Estado al ente federativo.

Se evidencia el manejo irregular de millones de dólares otorgados por el Estado venezolano para el desarrollo de actividades deportivas de la FVF, y que no fueron utilizados para tal fin”, publicó la CGR este 17 de julio.

Elvis Amoroso, contralor del régimen de Nicolás Maduro, solicitó a la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) suspender las transacciones bancarias relacionadas con Berardinelli, con el propósito de proteger los recursos otorgados por el Estado a la FVF.

“La CGR busca garantizar la protección de los intereses de los clubes de fútbol del país y de sus jugadores, en el espíritu del principio de colaboración plasmado en el artículo 136 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”, se lee en el comunicado. 

La medida es de carácter preventivo e impide al directivo gestionar sus recursos en cualquiera de sus cuentas bancarias en territorio nacional. “No es una acción en contra de la federación, sino en particular contra Jesús Berardinelli”, declaró Amoroso a la agencia de noticias AFP.

Explicó que las investigaciones están enfocadas en fondos provenientes de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), bancos estatales y el Ministerio para el Deporte. Aclaró que, del mismo modo, serían investigados quienes hayan hecho transacciones recientes con el mandatario de la FVF.

Respuesta de la FVF

El consejo directivo de la FVF anunció este 17 de julio que el organismo federativo no es público para estar recibiendo dinero de ninguna institución estatal o ministerio, en forma de aportes, transferencias, donaciones o incentivos fiscales.

“Nuestros recursos económicos provienen de la administración de nuestro patrimonio, así como de recursos provenientes de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) y la Conmebol (Confederación Sudamericana de Fútbol), a través de proyectos aprobados previamente por ambas organizaciones”, indica la misiva.

Aseguró que las cuentas bancarias y contables de la FVF están sometidas a constantes procesos de revisión por parte del Consejo Contralor, la Comisión de Finanzas, la Comisión de Auditoría y la Gerencia de Cumplimiento.

“Luego del escándalo FIFA Gate, por recomendaciones de la FIFA, los estatutos de la FVF sufrieron grandes modificaciones. Se dejó asentado que ningún miembro del consejo directivo participa en la administración de la organización, es decir, no tienen injerencia en los procesos administrativos de selección de empresas o contratistas que tengan relaciones jurídicas comerciales con la FVF”, justifica.

Artículo 14 – numeral 3 de los estatutos de la FIFA

“Las federaciones miembros suspendidas no podrán ejercer sus derechos como miembro. El resto de las federaciones miembro no mantendrán contacto, en el plano deportivo, con los suspendidos. La Comisión Disciplinaria podrá imponer otras sanciones”.

En este sentido, advirtió que la FVF corre el riesgo de ser desafiliada por la FIFA debido a  injerencia de terceros, ya que los estatutos de la misma tienen prohibido que la política intervenga en asuntos federativos.

Posible caso de corrupción

Luego de ejercer funciones como director de finanzas y vicepresidente del organismo, Jesús Berardinelli asumió la presidencia de la FVF cuando su antecesor, Laureano González, anunció su renuncia el 11 de marzo del año en curso.

El actual presidente de la FVF y Tomás Álvarez, secretario general del organismo, tienen una investigación abierta por el Ministerio Público (MP) de Maduro debido a una presunta falsificación de documentos.

De acuerdo con el periodista Gerardo Blanco, se trataba de una denuncia que supuestamente hicieron el 17 de octubre de 2019 Rafael Dudamel, exseleccionador nacional, y Reinaldo Berardinelli, tercer vicepresidente de la FVF, a María Morillo Pérez, la Fiscal Provisorio Nacional.

Nunca hubo denuncia de Reinaldo Berardinelli y Rafael Dudamel en el MP. La fiscal María Morillo jamás escribió el libelo, porque todo fue falso. Se dice en el documento que Dudamel asistió a la Fiscalía el 17 de octubre, pero en la investigación hecha por la FVF se comprobó que el DT viajó a Colombia”, asegura Blanco en Twitter.

Según el documento firmado por Hanthony Coello, viceministro de Política Interior y Seguridad Ciudadana de Maduro, el presidente de la FVF fue condenado a dos años, cuatro meses y 15 días de prisión.

Además, cuando se desempeñaba como director de finanzas de la FVF, Berardinelli estuvo implicado en compras a empresas fantasmas y facturaciones en dólares, para los que se simuló una venta en bolívares y cobertura de pasajes aéreos a familiares de dirigentes a cuenta de la FVF, reseña la periodista Eumar Esaá en un reportaje publicado en 2017.

Berardinelli, ¿sin voz ni voto?

Venezuela no tuvo la posibilidad de votar en el Consejo Directivo de la Conmebol, el cual se celebró el 10 de julio vía Zoom para definir el calendario de las eliminatorias mundialistas, la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, debido a los antecedentes penales de Jesús Berardinelli.

El máximo jerarca de la FVF no superó el test de idoneidad de la Conmebol al no contar con las garantías suficientes en la entidad. “Solamente participó como invitado en la reunión”, informó el periodista argentino Mariano Closs en su programa Radio Continental.

No obstante, el organismo venezolano confirmó este 18 de julio, a través de sus redes sociales, que Berardinelli pudo ejercer su derecho al voto en el Consejo Directivo de la Conmebol.

El examen de idoneidad consta de 12 preguntas, en las que cada uno de los candidatos a presidir una federación nacional debe responder con absoluta honestidad. Se busca que todos los aspirantes cumplan con estándares mínimos de integridad ética.

La FVF estuvo en el ojo del huracán en 2015, cuando Rafael Esquivel, su máximo jerarca durante 28 años, fue desterrado de por vida de toda actividad relacionada con el fútbol tras declararse culpable de varios cargos en el FIFA Gate.

De comprobarse que hay injerencia gubernamental dentro del organismo, el fútbol venezolano podría ser suspendido por la FIFA, es decir, se quedaría sin la posibilidad de disputar torneos a nivel de clubes y selecciones.

Noticias relacionadas