• Baltasar Garzón, abogado defensor del empresario colombiano, aseguró que apelará la decisión. Si no logra un avance, presentará una solicitud de amparo ante el Tribunal Constitucional. Ya el gobierno caboverdiano había autorizado la extradición de Saab

La justicia de Cabo Verde autorizó la extradición del empresario colombiano Alex Saab –señalado como testaferro de Nicolás Maduro– a Estados Unidos, según informó a Europa Press su abogado defensor Baltasar Garzón.

A través de un comunicado, el jurista español detalló que las autoridades de Cabo Verde tomaron la decisión el 31 de julio, pero le fue notificada el lunes 3 de agosto.

“Saab estaba esperando la fecha de la audiencia prescrita por la ley en la que ejercer, con igualdad de armas, su derecho a la defensa” ante el Tribunal de Barlovento, detalló Garzón, quien considera que la medida contra su defendido viola sus derechos.

La defensa del empresario colombiano afirmó que el Tribunal de Barlovento “ha decidido de forma arbitraria, sin sustento legal y con absoluta falta de motivación, aprobar la extradición del señor Saab y, por tanto, su entrega al agente perseguidor por razones políticas, Estados Unidos».

Apelará la decisión

Garzón expresó que apelará la decisión de Cabo Verde y, de no haber avance presentará una solicitud de amparo ante el Tribunal Constitucional.

«El señor Saab se reserva las acciones judiciales locales e internacionales a que hubiere lugar para hacer efectivos sus derechos», detalló el abogado.

El 28 de julio los abogados defensores solicitaron a las autoridades de prisión de Cabo Verde que se le concediera arresto domiciliario a Saab por “motivos humanitarios”. El empresario colombiano afirmó que padece de problemas cardíacos, de glucosa y tiroides.

Sin embargo, la Corte Constitucional del país africano negó la apelación de amparo interpuesta por la defensa del considerado testaferro de Maduro.

A Saab lo capturó la Interpol en Cabo Verde el pasado 13 de junio. Su destino final era Irán, pero su avión había hecho una parada en el archipiélago africano para abastecerse de gasolina.

Se le acusa de sobornar a funcionarios venezolanos y de lavar más de 350.000.000 de dólares en cuentas en el extranjero que eran parte de un programa de alimentos subsidiados (CLAP), según un reporte emitido por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Después de conocer su detención, el régimen de Nicolás Maduro argumentó que se trató de un proceso ilegal que violaba sus derechos humanos y su condición de “diplomático venezolano”, nacionalidad que no se le conocía hasta entonces.

El 14 de julio se conoció que el gobierno de Cabo Verde había autorizado la extradición de Saab a EE UU y solo faltaba que un tribunal de ese país aprobara la medida.

Ese mismo mes el internacionalista y especialista en Derecho de Política Internacional Carlos Luna explicó para El Diario que el hecho de que Cabo Verde haya aceptado el proceso de extradición del empresario colombiano significa que existen razones jurídicas y de fondo que el juez de esa nación pudo haber determinado.

El experto detalló que la decisión de Cabo Verde da sentido al interés de Estados Unidos por lo delitos cometidos en su territorio. 

Al ser válida la extradición se estaría reconociendo que son esos los delitos a partir de los cuales se juzgará a Saab y no delitos vinculados a temas políticos”, añadió Luna en ese entonces.

La ministra de Justicia y Trabajo de Cabo Verde, Janine Tatiana Santos Lélis, fue la encargada de firmar la autorización para la extradición a Estados Unidos de Alex Saab.

De acuerdo con el portal informativo de Cabo Verde, la funcionaria integró el Parlamento africano de 2011 a 2016 y fue miembro nacional del Comité Especializado en Asuntos Jurídicos.

Janine Tatiana Santos Lélis

Alex Saab y su relación con el régimen de Maduro

Nació en Barranquilla, Colombia, el 21 de diciembre de 1971, pero es de descendencia libanesa. Inició su carrera en su ciudad natal, donde comenzó a distribuir uniformes de trabajo. Su relación con el régimen de Nicolás Maduro comenzó cuando se convirtió en el proveedor de materiales de vivienda popular para Venezuela.

Según el Departamento de Tesoro de Estados Unidos, desde principios de 2009, Saab explotó sus nexos corruptos con allegados del círculo interno del régimen de Maduro, frecuentemente pagando sobornos y comisiones ilícitas a funcionarios del gobierno de Venezuela para conseguir la adjudicación de contratos gubernamentales por un valor muy superior al real. 

Saab y su socio comercial, Álvaro Enrique Pulido Vargas, ese mismo año crearon una sociedad para licitar un contrato de viviendas del gobierno de Venezuela. Tras un año de gestiones de lobby, se le adjudicó el contrato a la sociedad de Saab y Pulido para la construcción de 25.000 viviendas en Venezuela; el contrato pagó a Saab y Pulido entre tres y cuatro veces el costo real de la construcción de cada una de las viviendas para sectores de bajos ingresos, que estaban destinadas a las poblaciones más vulnerables del país.

El medio digital Armando.info reseñó que Saab posee una cédula de identidad venezolana, V- 21.495.350, y señala que está asociada a un Registro de Información Fiscal (RIF) en el organismo tributario venezolano.

Noticias relacionadas