• La psicóloga Jannia Orta explicó que los cambios que acompañan a la pandemia pueden ser mucho más problemáticos para los adolescentes que para niños o adultos. Foto: RTVE

La adolescencia es una etapa llena de cambios físicos, hormonales y emocionales. Sin embargo, quienes atraviesan por esa etapa del desarrollo biológico en este momento deben afrontar una serie de cambios sociales como consecuencia de la pandemia por covid-19. 

Aspectos como cambiar las clases presenciales por virtuales y el distanciamiento entre amigos pueden causar un impacto emocional mucho más grave de lo que parece. 

Jannia Orta, psicóloga del Centro Comunitario de Aprendizaje (Cecodap), aseguró que esta etapa del desarrollo humano consiste en un cambio constante que, la mayoría de las veces, el joven no sabe explicar. Por eso le cuesta ser comprendido por su entorno familiar. 

blank
Los problemas que son importantes para los adolescentes carecen de importancia para los adultos. Cosas como no poder ver a amigos o no poder jugar videojuegos el tiempo que quieren es muy importante para ellos, pero de repente para su padres no lo es. Por eso es tan complicado comprenderlos, porque el adulto piensa que se trata de una manipulación o una exageración”, dijo la psicóloga en exclusiva para El Diario.

La especialista explicó que, para un joven, este tipo de conflictos son de una urgencia similar a la que puede sentir un adulto sin dinero suficiente para mantener a su familia.

La rebeldía adolescente

Orta señaló que durante la adolescencia el cerebro todavía no ha terminado de desarrollarse. Un aspecto que puede explicar varios de los comportamientos de los jóvenes, especialmente la rebeldía. 

La especialista indicó que la corteza prefrontal del cerebro se desarrolla después de los 25 años de edad. Esta parte se encarga de procesos como la comprensión de las consecuencias de los actos, la planificación y la toma de decisiones. 

Al no poder entender que cada acción tiene su consecuencia, los adolescentes pueden pensar que no ocurrirá nada por salir de casa, asistir a reuniones o no usar mascarilla fuera del hogar.

blank
Foto: The Conversation
blank
En la adolescencia estos procesos todavía no se han desarrollado y tendemos a creer que sí porque físicamente pueden parecer adultos y están cerca de los 18 años de edad. Pero realmente no están preparados para serlo”, añadió la psicóloga.

Orta agregó que en esta etapa del desarrollo es fundamental la socialización, así como para los niños es indispensable jugar o para los adultos sentar bases. 

De acuerdo con la psicóloga, en la infancia la familia es lo más importante y los niños intentan pasar más tiempo con sus padres y saber lo que piensan sobre él. En la adolescencia pasa lo contrario, las figuras materna y paterna carecen de importancia, por lo que el joven prefiere estar con amigos.

“No es solamente socializar, es pertenecer a un grupo de amigos y que lo acepten como es”, expresó.

Adolescencia en Venezuela

La psicóloga asegura que atravesar la adolescencia en un país como Venezuela puede ser más retador de lo que parece. Esto debido a que la situación política, social y económica del país genera mayor incertidumbre en los jóvenes.

“Ellos pueden sentir que la situación general del país amenaza su futuro, porque es difícil tener esta visión. No saben hasta dónde pueden llegar, si van a estudiar en la universidad o si se van del país”, aseguró la especialista.

A esta constante evaluación sobre el futuro se le suma la pandemia y la obligación de mantenerse en confinamiento. Eso hace que las preocupaciones existentes crezcan. Además, deben hacerle frente a los problemas sin la compañía de amigos, solo con su familia.

Personalidades distintas 

Orta, quien ve casos de niños y adolescentes a través del Servicio de Atención Psicológica de Cecodap, considera que la forma en la que ellos lidien con la cuarentena depende de sus personalidades. 

Afirmó que para la mayoría puede representar un problema grave estar lejos de sus amigos. Pero hay casos en los que el joven prefiere estar en casa, jugar videojuegos, interactuar por redes sociales u otras actividades más tranquilas. 

blank
Un paciente me dijo que los videojuegos eran su única forma de socializar continuamente, porque puede conectarse con sus amigos, hacer partidas y hablar en tiempo real. Así que él sabía mucho de sus vidas gracias a esto”, comentó.
blank
Foto: Getty Images

La psicóloga aclaró que ese tiempo que dedican a los videojuegos y las redes sociales puede parecer amenazante para las familias y es por eso que los padres reducen esos periodos. Las restricciones de estos medios pueden ser un motivo de discusiones familiares. 

Otro detonante de los conflictos en el hogar son la acumulación de sentimientos como rabia, tristeza o frustración, que son comunes durante la cuarentena. 

¿Qué pueden hacer los padres?

La primera recomendación que ofrece Jannia Orta a los padres es determinar si ellos pueden manejar emocionalmente la cuarentena de la mejor forma posible.

blank
Nosotros como adultos no podemos dar lo que no tenemos. Si no la estamos pasando bien o estamos muy estresados tal vez necesitamos reconocerlo y buscar ayuda antes de ayudar a nuestros hijos”, detalló.

La especialista indicó que existen varias organizaciones que brindan apoyo y servicios psicológicos para niños, adolescentes y adultos durante la pandemia. 

En el caso de que los padres crean que pueden manejar la situación sin ayuda, la psicóloga sugiere acercarse al adolescente a través de la crianza respetuosa, que consiste en la estructura y la calidez. 

“Cuando hablamos de un adolescente que no está bien emocionalmente debemos apelar a la calidez. Esto significa acompañarlo y darle seguridad, que sepa que ese adulto o cuidador está ahí para ayudarlo y escucharlo”, agregó. 

Orta recomienda también preguntar cómo se sienten los adolescentes y qué cosas necesitan para hacer la estadía en casa más llevadera. Además, sugiere ampliar las opciones de actividades en familia y darle la oportunidad a los adolescentes de decidir qué quieren hacer.

Para la especialista, la mejor herramienta para los padres de adolescentes es el apoyo sin juicios, regaños ni críticas, ya que permitirá buscar un verdadero alivio para sus emociones. 

Una de las medidas más efectivas para evitar un contagio por covid-19 es quedarse en casa. Por eso buscar la forma de que los jóvenes se sientan bien durante la cuarentena puede ser clave. No solo para preservar la salud de la familia, sino también el bienestar de las relaciones.

Noticias relacionadas