• Al menos ocho funcionarios de la PNB detuvieron al cirujano maxilofacial luego de que este protestara por las irregularidades en el despacho de gasolina en una estación de servicio en el estado Bolívar

Al odontólogo y cirujano maxilofacial Williams Arrieta Nava lo encerraron en una celda con una costilla rota y una fisura nasal. El diagnóstico médico, informado a sus familiares, involucra al menos seis lesiones causadas por una golpiza que le propinaron ocho funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) este miércoles en Puerto Ordaz, estado Bolívar.

Los efectivos redujeron a golpes a Arrieta luego de que protestó por las irregularidades en el despacho de la gasolina. Se encontraba en una cola desde la madrugada del lunes 7 de septiembre.

Camila Arrieta, hermana del cirujano maxilofacial, explicó en entrevista para El Diario que el especialista recibió los golpes cuando fue detenido en las cercanías de la estación de servicio Las Américas y cuando lo encerraron en una celda en el comando policial de la PNB en Guaiparo. Desconoce exactamente cuántos funcionarios estaban sobre él y lo agredieron. 

Foto: Camila Arrieta
No he podido ni ver el video que fue publicado en las redes sociales cuando lo golpean y se lo llevan”, agregó.

Relató que su hermano logró abastecer su vehículo y lo estacionó en su casa. Después regresó caminando, junto a su esposa, a la bomba para reclamar a un grupo de funcionarios que dejaran de admitir a conductores que no estaban en la fila por el combustible. La situación generó un intercambio de palabras. Cuando intentaban regresar a su hogar, llegaron dos motorizados de la PNB y los amenazaron con detenerlo. 

El médico fue perseguido. Lo tumbaron al piso en las adyacencias de la Villa Antillana y lo sometieron para colocarle las esposas. Desde ese momento perdieron comunicación.

Dos versiones

El parte oficial de la PNB, de acuerdo con Correo del Orinoco, indica que detuvieron a Arrieta por “incitación al odio, resistencia a la autoridad y ultraje a funcionario”. Señalan que el especialista “una vez que surte combustible, se detiene en su vehículo y empieza a grabar e insultar y vociferar palabras en contra del presidente Nicolás Maduro”.

Foto: Camila Arrieta

Kisay Hernández, su esposa, a quien también detuvieron por algunas horas y estuvo en el lugar, indicó que la policía dijo que el motivo de la detención fue por agredir a una funcionaria. Hernández aclaró que en ningún momento una funcionaria de la PNB resultó herida. Su familia desmintió esta versión y dijo que Arrieta se cayó y sin querer tropezó a la agente de la policía.

A Arrieta, de 47 años de edad, lo sacaron de su celda a las 8:00 pm del 9 de septiembre. Fue trasladado a la Clínica Humana, donde le diagnosticaron traumatismo craneoencefálico, traumatismo toracoabdominal, hemartrosis de la articulación temporomandibular izquierda, fractura de costilla, fisura nasal y politraumatismo a causa de los golpes.

Foto: Camila Arrieta

A pesar de esto, el especialista se encuentra estable y se presentará ante los tribunales este jueves 10 de septiembre. Su familia asegura que no es un delincuente y que lo detuvieron por reclamar sus derechos como ciudadano. 

“Le pedimos a las autoridades que liberen a mi hermano porque le dieron patadas como si fuera un animal. Estaba defendiendo sus derechos y los de los demás ciudadanos que estaban en la espera por gasolina. Yo quiero hacer un llamado de conciencia para que dejen de aceptar lo que está sucediendo en las estaciones de servicio porque por esa razón él está detenido. Lo dejaron solo y no hicieron nada por tener miedo a los funcionarios del gobierno”, dijo Camila Arrieta.

A las 6:00 pm de este jueves 10 de septiembre, el tribunal de la ciudad de Puerto Ordaz, estado Bolívar, le otorgó libertad plena a Arrieta.

Su hermana Camila Arrieta también informó a este medio de comunicación que los funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) serán procesados tras la agresión.

Abuso policial en cuarentena 

El 23 de junio la detención de la abogada Eva Leal en el Puente Macuto, en Barquisimeto, estado Lara, se hizo viral.

Leal se trasladaba en su vehículo a su residencia pasadas las 3:00 pm cuando la detuvieron en una alcabala ubicada en el puente Macuto en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara. Bajo la excusa de que transitaba fuera del horario permitido por la cuarentena, los funcionarios le informaron que tendría que pagar una multa de 350.000 bolívares. 

Agregaron que además tendría que cancelar otros 150.000 bolívares por cada uno de los ocupantes del vehículo.

En el video de su aprehensión se observó cómo una funcionaria la tiró al piso, golpeó y acusó de intentar quitarle su arma de reglamento.

Gonzalo Himiob, abogado y director de la ONG Foro Penal, indicó en exclusiva para El Diario que este tipo de ataques en contra de la ciudadanía se ha convertido en un suceso casi habitual.

La abogada requirió cuatro puntos de sutura en la cabeza después de la agresión. Además, sufrió lesiones en columna y rodillas. Luego de recibir la agresión, Leal fue detenida pues según la declaración de la funcionaria, ella intentó arrebatarle su arma de reglamento. No obstante, en otros videos difundidos a través de redes sociales puede apreciarse como uno de los compañeros de Palmera es quién toma el arma de la funcionaria.

“La represión se ha incrementado durante la cuarentena. Definitivamente, el poder se está aprovechando de las restricciones a las que estamos sometidos para intensificar el control a través de la represión”, concluyó Himiob. 

Noticias relacionadas